Viaja con un desconocido de Ciudad de México a Helsinki y acaban casándose
  1. Viajes
Nueve años de matrimonio

Viaja con un desconocido de Ciudad de México a Helsinki y acaban casándose

Al ver que Rodrigo le proponía algo que muchos considerarán de locos, Irma decidió aceptar ser su compañera de viaje

Foto: En palabras de Irma, Rodrigo era una persona de confianza, ya que contaba con el beneplácito de su amiga Paola (Unsplash)
En palabras de Irma, Rodrigo era una persona de confianza, ya que contaba con el beneplácito de su amiga Paola (Unsplash)

Rodrigo Leal es un hombre de Ciudad de México que en 2011 decidió visitar a su familia en Finlandia. Animado por su deseo de cruzar el Atlántico, decidió que quería hacer una parada por otros destinos europeos para aprovechar el desplazamiento lo máximo posible. Sin embargo, la propuesta no entusiasmó demasiado a sus amigos, ya que algunos tenían planes para el verano y otros no deseaban pedirse los días libre en el trabajo.

Desanimado por la situación, Leal contó lo ocurrido a Paola, una compañera de trabajo. Al oír la historia, la mujer se dio cuenta de que había una persona ideal para acompañarle. En una entrevista con CNN, Leal ha compartido que Paola le habló de Irma Cáceres, de 29 años y "acostumbrada a viajar sola, le encantan las aventuras".

Foto: "Es como un pueblo muy grande" (Creative Commons)

La presentación entre Rodrigo e Irma tuvo lugar instantes después, ya que era empleada de la misma empresa. En ese primer encuentro se dieron cuenta de que eran un tanto espontáneos. Al ver que Rodrigo le proponía algo que muchos considerarán de locos, Irma decidió aceptar ser su compañera de viaje. En palabras de Irma, Rodrigo era una persona de confianza, ya que contaba con el beneplácito de Paola.

"Deberías ir con él"

Aunque los amigos de ella veían extraño que quisiese viajar con un desconocido, Irma recibió la 'aprobación' de su madre después de enseñarle una fotografía de Rodrigo. Miró la instantánea y dijo lo siguiente: "Deberías ir con él", recuerda a día de hoy la joven.

Irma descubrió que Rodrigo iba a dar una fiesta a la que no estaba invitada

Irma y Rodrigo eran totalmente desconocidos el uno para el otro, por lo que decidieron reunirse diez minutos en la oficina para organizar el viaje. A medida que se iban produciendo esos encuentros, los dos empezaron a preguntarse si había algo entre ellos. Aunque ella rechazó quedar una noche porque "tenía realmente planes", él se tomó la negativa como una señal de que solo iban a ser compañeros de viaje.

placeholder La primera parada era París, un destino especial para las parejas (Unsplash)
La primera parada era París, un destino especial para las parejas (Unsplash)

Posteriormente, Irma descubrió que Rodrigo iba a dar una fiesta a la que no estaba invitada. Ella decidió preguntarle y en ese momento él le contestó que podía acudir sola o acompañada. Finalmente, ella le indicó que iba a asistir sola. Una vez en el evento, sintieron que "habían saltado chispas entre ambos".

Durante la fiesta, los dos sintieron que "habían saltado chispas entre ambos"

Para evitar la confusión que sentían ambos después del que había sido el primer encuentro fuera del trabajo, decidieron hablar sobre lo ocurrido. Posteriormente, Rodrigo preguntó directamente a Irma que si quería ser su pareja, a lo que ella dijo que sí. De este modo, empezaron a salir antes incluso de subirse al avión.

Irma recuerda que se "sentía muy feliz" y que "no podía creerlo, era muy romántico". La primera parada era París, un destino especial para las parejas y la que suponía la primera ciudad que visitaban juntos. A París le siguió Londres, donde alquilaron un coche con el que conducir por el lado izquierdo hasta Edimburgo. Irma recuerda que Rodrigo acabó el trayecto "sin recibir ninguna multa".

Irma recuerda que se "sentía muy feliz" y que "no podía creerlo, era muy romántico"

Posteriormente, la pareja viajó a Helsinki para encontrarse con la familia de Rodrigo. Aunque se mostraron un poco escépticos de que viajara en pareja, ambos fueron recibidos allí con los brazos abiertos. De hecho, el grupo al completo cogió un ferry en la capital finlandesa para viajar a Tallín (Estonia), lo que fue "muy divertivo y totalmente normal", recuerda Rodrigo.

El viaje en tranvía al aeropuerto

El hombre afirma que "el viaje en tranvía al aeropuerto de Helsinki, después de despedirnos de la familia y volver a estar solos, cuando comenzamos a hablar de la convivencia". Durante esa conversación decidieron que querían "estar juntos". De Helsinki se desplazaron de nuevo a Londres, donde habían quedado con familiares de Irma.

Aunque estos se mostraron un tanto en desacuerdo con el comportamiento de la pareja, pronto descubrieron que Rodrigo le hacía realmente feliz a Irma. Una vez concluido el viaje y ya de vuelta en Ciudad de México, la pareja mantuvo la relación de forma un tanto discreta ya que "solo la familia más cercana sabía que vivíamos juntos".

placeholder De Helsinki se desplazaron de nuevo a Londres, donde habían quedado con familiares de Irma (Unsplash)
De Helsinki se desplazaron de nuevo a Londres, donde habían quedado con familiares de Irma (Unsplash)

Finalmente, Irma y Rodrigo decirieron dar un paso más y casarse en 2012. La pareja confiesa que no tuvo grandes problemas al inicio de la relación y la posterior convivencia, salvo un momento un tanto estresante durante la sesión de fotos para la boda. Sin embargo, la dupla superó ese pequeño bache y se dieron el sí quiero. A la boda acudió Paola, la compañera de trabajo que les presentó en un primer momento.

"Yo siempre le digo: 'tú eres la culpable de juntarnos, porque estamos muy, muy felices'", afirma Rodrigo sin poder evitar reírse. En estos casi diez años de matrimonio, la pareja ha intentado repetir viajes como el primero que hicieron a Europa. En este tiempo han visitado Grecia, Italia, Estados Unidos y algunas ciudades de México.

Foto: Playa de Tulum en México (Fuente: iStock)

A algunos de estos viajes se han sumado sus dos hijos, Sofía y Rodrigo. Una de las visitas que recuerdan con más cariño tuvo lugar en 2019, cuando la familia visitó la Laponia finlandesa, el hogar de Papá Noel. Rodrigo tiene claro que ambos tienen "los mismos objetivos en común y siempre estamos ahí para el otro".

México
El redactor recomienda