Venden en tiempo récord un vuelo para ver la superluna a 13.000 metros de altura
  1. Viajes
Viaje a ninguna parte

Venden en tiempo récord un vuelo para ver la superluna a 13.000 metros de altura

Los pasajeros han pagado entre 350 y 1000 euros para disfrutar de un vuelo que despegará y aterrizará en el mismo aeropuerto durante el eclipse de luna

placeholder Foto: La luna volverá a teñirse de color rojizo (EFE/Heiko Junge)
La luna volverá a teñirse de color rojizo (EFE/Heiko Junge)

Que la pandemia ha disparado nuestras ganas de viajar es algo que está fuera de toda duda. Los tres meses de confinamiento nos llevaron a disfrutar más de las terrazas y los paseos cotidianos, pero más de un año de restricciones han provocado una sensación en muchas personas que les lleva a soñar con el momento en el que la normalidad volverá a sus vidas.

No es de extrañar que, en cuanto aparece una oportunidad de hacer planes distintos, las ofertas se agoten. Lo hemos comprobado con el aumento del turismo de interior en los últimos meses, cuando la normativa no permitía viajar a otras comunidades. Y ahora lo hemos vuelto a ver en Australia, aunque de una forma muy diferente.

La compañía Qantas anunció a principios de marzo sus vuelos misteriosos, una iniciativa dirigida a llenar los aviones y llevar a pasajeros de fin de semana a aquellos destinos australianos a los que se pudiera viajar. La respuesta fue un éxito y comenzaron a pensar en otro tipo de viajes menos habituales.

Vuelos a ninguna parte

Los primeros en aparecer fueron los conocidos como "vuelos a ninguna parte". Se trata de trayectos que se realizan en avión, pero cuyo origen y destino es el mismo aeropuerto. Es decir, los pasajeros suben, vuelan hacia un determinado lugar y regresan al mismo punto de partida. Una forma de escapar de la rutina que han puesto en marcha varias aerolíneas como la propia Qantas, la japonesa ANA, la taiwanesa StarLux Airlines o Royal Brunei.

Los billetes costaban entre 450 y 1000 euros y se agotaron en dos minutos y medio

Ahora, Qantas ha ido un paso más allá y ha puesto a la venta uno de esos vuelos a ninguna parte, pero con una particularidad: servirá para ver el eclipse lunar a unos 13.000 metros de altura. Los precios no eran baratos, ya que costaban entre 350 y 1000 euros, pero se han agotado en apenas dos minutos y medio, todo un récord.

Tal y como publica la CNN, Qantas promete unas vistas lunares espectaculares. Están trabajando con la astrónoma Vanessa Moss para diseñar "la ruta de vuelo óptima sobre el Océano Pacífico". La propia científica estará a bordo de la aeronave cuando despegue el próximo 26 de mayo para ofrecer a los viajeros toda la información sobre lo que la NASA denomina un "eclipse de luna de supersangre".

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Qantas Airways Australia Turismo Aerolíneas
El redactor recomienda