Seis pueblos de España famosos por sus historias de brujería
  1. Viajes
cosa de brujas

Seis pueblos de España famosos por sus historias de brujería

Las brujas han formado parte de las historias de terror de todas las culturas del mundo, incluida la nuestra

placeholder Foto: Quema de Brujas en Alemania en 1555. (iStock)
Quema de Brujas en Alemania en 1555. (iStock)

La Edad Media fue una época dura y las mujeres lo tuviero difícil. En ese pasado oscuro, del que nos han llegado pinceladas históricas de fanatismo religioso y plagas terribles, las brujas cobraron una gran importancia. Solo en Europa, se estima que murieron unas nueve millones de personas acusadas de practicarla, aunque probablemente el juicio más famoso en relación con estas adoradoras de Satán fue el de Salem, en el que 20 mujeres (muchas de ellas adolescentes) fueron acusadas y condenadas a la horca.

Las brujas se han quedado en el imaginario popular para celebrar el día de Halloween, recordarnos que con una escoba siempre se puede volar y que los aquelarres eran esas reuniones de varias brujas en las que se adoraba al diablo y se realizaban rituales y hechizos (y que dan nombre a un famosísimo cuadro de Goya). Pero si pensabas que los aquelarres eran cosa exclusiva de Salem, te equivocas, Civitatis ha establecido una lista de los pueblos más famosos de nuestro país por sus historias sobre estas mujeres. Y es que las brujas han formado parte de las historias de terror de todas las culturas del mundo.

Zugarramurdi (Pamplona)

Alex de la Iglesia dio popularidad con su película 'Las brujas de Zugarramurdi' a este pueblo en pleno Valle del Baztán. Las leyendas sobre aquelarres que hacen referencia a este pequeño pueblo navarro vienen de muchos siglos atrás, concretamente de la época en la que la inmisericorde Inquisición recorría España en busca de herejes y brujas para hacerles pagar por sus pecados.

placeholder Las cuevas de Zugarramurdi.
Las cuevas de Zugarramurdi.

Y es que las brujas de Zugarramurdi son mucho más que una película: así se conoce al caso más famoso de la historia de la brujería en España. En Zugarramurdi, además de un curioso museo sobre la brujería inaugurado en 2007, es posible visitar la conocida como Cueva de las Brujas.

Trasmoz (Zaragoza)

Localizado en la provincia de Zaragoza, Trasmoz presume de ser uno de los pueblos más misteriosos de España. Según cuentan sus menos de 100 habitantes, en el pasado, el castillo de Trasmoz era el lugar de reunión de distintos aquelarres. Como curiosidad impactante: es el único pueblo de España que sigue estando excomulgado por la Iglesia por su pasado medieval relacionado con la brujería.

placeholder El abandonado castillo de Trasmoz.
El abandonado castillo de Trasmoz.

El primer sábado de julio de cada año se celebra (o se celebraba antes de que llegase el coronavirus) la feria de la Brujería y las Plantas Medicinales, y es que el pueblo ha encontrado un filón turístico en estas misteriosas historias, y ofrece también a los turistas un Museo de la Brujería.

San Salvador de Coiro (Pontevedra)

Cuenta la leyenda que los aquelarres se reunían en la playa de Coiro para realizar sus hechizos y llamar a las ánimas errantes de la zona, y es que las historias de esta pequeña localidad entre las rías de Vigo y Aldán son para no dormir: la leyenda añade que la campana de la iglesia de San Salvador de Coiro resonaba en toda la localidad sin que nadie la tañese para llamar a las brujas. Escalofriante cuando menos.

Soportújar (Granada)

A más de una hora de Granada, en la zona de la Alpujarra, se encuentra Soportújar. Entendemos que la vida de las mujas medievales no debía ser especialmente fácil, con la Inquisición merodeando, pues la leyenda de este pequeño municipio es que fue fundado por un aquelarre procedente de Galicia, que decidió huir al sur. Pasear por el pueblo es encontrar muchas referencias mágicas.

placeholder La malvada bruja Baba Yaga.
La malvada bruja Baba Yaga.

Desde la enorme cabeza de la bruja Baba Yaga (bruja mítica de la mitología rusa y la nórdica, vieja, huesuda y arrugada, con la nariz azul) hasta el Mirador del Aquelarre o la Cueva Ojo de Bruja, todos te darán la bienvenida cuando visites la zona. Es recomendable ir en agosto, cuando se celebra la Feria del Embrujo.

La Lastra (Madrid)

La antigua aldea de la Lastra, a los pies de la Sierra de Guadarrama, fue arrasada por los bombardeos durante la Guerra Civil. Además de ser un lugar famoso por sus apariciones y actividad paranormal, dicen que antes de que llegasen los fantasmas de la guerra este ya era un pueblo de brujas, donde se reunían para realizar aquelarres hasta el punto de que los vecinos de las localidades cercanas (Robledo de Chavela o Valdemaqueda) juntaban sus fuerzas para 'cazarlas' por las noches. La leyenda cuenta que allí donde practicaban sus hechizos, brotaban setas formando un círculo que señalaba dónde había estado el aquelarre.

Cernégula (Burgos)

La diminuta aldea burgalesa de Cernégula (con no más de 70 habitantes) fue en el pasado un importante foco de brujería que trajo de cabeza a la Iglesia católica. Cuentan que la Charca de Cernégula, conocida por los locales como La Pila, era el lugar de encuentro de distintos aquelarres procedentes de Cantabria, Navarra y Castilla durante los siglos XV y XVI. A orillas de estas aguas, las brujas se reunían a orillas para intercambiar pócimas y hechizos y aumentar su poder.

A día de hoy, en Cernégula es posible admirar la escultura de una bruja de hierro en medio de la charca, como homenaje al oscuro pasado de esta localidad.

Curiosidades Viajes
El redactor recomienda