La increíble atalaya medieval que mira al mar Cantábrico, pero que se está derrumbando
  1. Viajes
Incluida en la Lista Roja del Patrimonio

La increíble atalaya medieval que mira al mar Cantábrico, pero que se está derrumbando

En el paredón de la Torre de San Telmo, una construcción del siglo XIV, recientemente se ha venido abajo una parte del lienzo de uno de los dos muros que aún perviven

Foto: Paredón de la Torre de San Telmo en lo alto del acantilado. Foto: iStock
Paredón de la Torre de San Telmo en lo alto del acantilado. Foto: iStock

Cantabria es uno de los destinos más especiales de nuestro país. Un paraíso verde con paisajes preciosos donde conviven en perfecta sintonía el mar y la montaña. La cultura, la gastronomía y un 'pantoné' de localidades que van desde lo rural hasta lo urbanita, hacen de esta región un destino perfecto.

Foto: Foto: iStock

Uno de los encantos de la región se encuentra en las inmediaciones de Santillana del Mar, donde podemos encontrar las tranquilas playas de Ubiarco y Santa Justa. Precisamente en esta última se encuentra la ermita homónima, una construcción impresionante, ya que se encuentra semiexcavada en la roca de un acantilado. La ermita de Santa Justa, que data del siglo XVI, tiene un carácter semirrupestre y solo posee dos paredes de piedra de mampostería, además de la cubierta de teja de una sola agua, todo ello unido a la roca.

Foto: Santillana del Mar. (iStock)

Precisamente en ese mismo enclave –en lo alto de la montaña donde está incrustada la ermita de Santa Justa– se encuentra el paredón de la Torre de San Telmo, una construcción del siglo XIV situada en un acantilado mirando al mar Cantábrico.

placeholder Ermita de Santa Justa y Torre de San Telmo antes del derrumbe. Foto: iStock
Ermita de Santa Justa y Torre de San Telmo antes del derrumbe. Foto: iStock

En referencia a sus orígenes, ya en 1632, según refiere el historiador Javier Ortiz Real, se tiene conocimiento de una Cédula Real en la que se señala dicha “Mota Justa” como uno de los sitios que conforman el complejo defensivo costero. El nombre de Mota Justa le viene dado al lugar por la situación elevada en que está ubicada la torre medieval, pues “mota” significa “eminencia de poca altura”. Desde antiguo, a esta mota se la ha denominado como atalaya de San Telmo. El nombre de San Telmo ha convivido con el de Santa Justa desde la época medieval, al atribuirse a San Telmo un milagro por el cual salvó a varios pescadores del naufragio en esta costa, cuando se dirigían en peregrinación a Santiago de Compostela.

placeholder Paredón de la Torre de San Telmo antes del último derrumbe. Foto: Lista Roja de Patrimonio
Paredón de la Torre de San Telmo antes del último derrumbe. Foto: Lista Roja de Patrimonio

Esta antigua atalaya medieval que sirvió de observatorio y punto de referencia para los navíos, así como de bastión y defensa contra las invasiones. Pero, por desgracia, se encuentra en ruinas y solo se mantienen en pie parte de dos paredes del edificio originario, conservando los huecos de dos ventanas.

Reciente derrumbe

En marzo de 2020, el paredón de la Torre de San Telmo fue incluido en la Lista Roja del Patrimonio, que elabora la asociación Hispania Nostra y que recoge cerca de 800 monumentos españoles que corren el riesgo de desaparecer si no se actúa de inmediato. A pesar de las advertencias, nada se hizo por remediar la crítica situación de esta atalaya medieval, y recientemente se ha venido abajo una parte del lienzo de uno de los dos muros que aún perviven.

placeholder El paredón de la Torre de San Telmo tras el derrumbe. Foto: Hispania Nostra
El paredón de la Torre de San Telmo tras el derrumbe. Foto: Hispania Nostra

Al incluirlo en esta lista, Hispania Nostra ya advertió del “riesgo visible de derrumbe completo”, a la vez que señalaba que “el paredón se encuentra en un estado ruinoso”. “Sólo se mantienen en pie algunas partes de dos de las paredes del edificio originario, conservando los huecos de dos ventanas. Las paredes que se conservan tienen grietas cada vez mayores y comienzan a desprenderse piedras en ambos paramentos”, se recogía en el momento de la inclusión de la atalaya medieval en la Lista Roja del Patrimonio. El monumento es de propiedad privada y está protegido por la declaración genérica del Decreto 22/04/1949 y por la Ley 16/1985.

placeholder Panorámica tras el derrumbe. Foto: Hispania Nostra
Panorámica tras el derrumbe. Foto: Hispania Nostra

Lamentablemente, las apreciaciones de esta asociación no iban mal encaminadas y recientemente gran parte del lienzo de la torre se venía abajo, según denuncia Hispania Nostra.

A pesar de haber sido utilizada durante un largo periodo, en la actualidad, la Torre de San Telmo ya no cuenta con ningún uso, encontrándose abandonada y en estado de deterioro.

Noticias de Cantabria Cantabria Playa Patrimonio
El redactor recomienda