Viajes

Siete rincones de España ideales para visitar en pleno invierno

España tiene rincones que son bonitos todo el año, pero algunos aumentan su belleza en invierno, ya sea por la nieve o el ambiente navideño

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Quedan unas semanas hasta que el invierno empiece oficialmente, así que guarda este artículo en favoritos por si tenemos suerte, la situación en el país mejora y podemos movernos —con responsabilidad— entre comunidades. O tal vez eres uno de los afortunados que tiene cerca alguno de estos destinos y, dependiendo de las limitaciones sanitarias, puedes visitarlos sin problema.

España tiene rincones que son bonitos todo el año, pero algunos aumentan su belleza en invierno. Ya sea por la nieve o el ambiente invernal, merece la pena acercarse a estos lugares cuando hace más frío.

Canfranc (Huesca)

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Dada su cercanía a la frontera con Francia, Canfranc ha ejercido históricamente una gran importancia estratégica y militar, de ahí la construcción de diversos fuertes o torreones, como la Torreta de Fusileros o el Fuerte de Coll de Ladrones.

Sin duda, la Estación Internacional de Canfranc es el edificio insignia de este pueblo pirenaico. Fue inaugurada en las primeras décadas del siglo XX, es un bellísimo ejemplo de la arquitectura industrial de la época y está dotada de una elegancia sorprendente. En la actualidad se realizan visitas guiadas que muestran al visitante el esplendor que todavía conserva.

Son muchos los esquiadores que hacen una parada en la localidad, ya que muy cerca de Canfranc se encuentran las estaciones invernales de Astún y Candanchú.

Sos del Rey Católico (Zaragoza)

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Sos del Rey Católico está declarado Conjunto Histórico-Artístico y puede presumir de conservar uno de los mejores conjuntos medievales de Aragón.

En lo más alto, se alza la torre del homenaje de su castillo del siglo XII. A sus pies desciende el trazado de vías y callejones de la judería. Poco a poco, irás descubriendo rincones como la plaza Mayor, la lonja, la casa consistorial y grandes casas nobiliarias.

Entre ellas hay una muy especial: el palacio de Sada, lugar de nacimiento de Fernando El Católico. Actualmente alberga el Centro de Interpretación dedicado a la figura del monarca y la oficina de turismo, desde la que se organizan visitas guiadas a la localidad.

Espot (Lleida)

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Espot es un municipio de montaña pirenaico del Pallars Sobirà, en el noreste de la ciudad de Lleida. Se extiende por el valle de Espot o del río Escrita, que afluye por la derecha al Noguera Pallaresa, en el sector meridional del valle d'Àneu, en forma de valle de origen glacial, hasta el Parque Nacional d´Aigüestortes. El valle es regado por el río Escrita, que baja de los valles llenos de lagos como los de L’Abellar, Amitges, Ratera, Crabes y Subenuix, que confluyen en el lago de Sant Maurici.

Al sur, el río de Peguera y la cabecera del lago Negre tributan al río Escrita, en el mismo núcleo de Espot. Las cotas de este municipio se acercan a los 3.000 metros. La estampa de la sierra de Els Encantats con el pico Gran Encantat de 2.745 metros delante del lago de Sant Maurici es una imagen emblemática.

Val d’Aran (Lleida)

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Un valle atlántico en los Pirineos. Su orografía, con valles colgados, cimas superiores a los 2000 metros y nieves perpetuas, su gastronomía, su riqueza cultural, su singularidad idiomática y una oferta turística de alta calidad, hacen de este rincón del Pirineo un lugar excepcional.

El Val d'Aran es un lugar donde se pueden realizar muchos planes de invierno rodeados de naturaleza. Además, se puede disfrutar de un importante conjunto artístico monumental, integrado sobre todo por un gran número de iglesias románicas. Una rica ornamentación escultórica, rústica pero muy expresiva, realza las líneas arquitectónicas.

Bárcena Mayor (Cantabria)

Bárcena Mayor. (Turismo de Cantabria)
Bárcena Mayor. (Turismo de Cantabria)

Se trata de un pueblo rústico en el corazón de la reserva del Saja. Se sitúa en un valle flanqueado por pequeñas colinas, con caserío concentrado, en forma rectangular, con dos calles principales y plazas.

Todas las casas son típicas de la zona, la mayoría de ellas construidas en época fernandina, con fachadas orientadas al mediodía o al Oriente, flanqueadas por cortavientos y de dos pisos, el inferior con portalada y el superior con las balconadas típicas. Son de mampostería, aunque los esquinales y vanos son de sillería y de madera interior. La iglesia, con la advocación a Santa María, es del siglo XVII y tiene un interesante retablo barroco del siglo XVIII.

Esta localidad fue declarada conjunto histórico-artístico en 1980. Merece la pena ser visitada en invierno para saborear un buen plato de cuchara, ver las chimeneas de las casas a pleno rendimiento y, tal vez, ver nieve.

Valle del Silencio (León)

Un río de cristalinas aguas serpentea a lo largo de un valle angosto, sinuoso y de fuertes pendientes, y deja paso a un paisaje perfecto para el viajero sin prisas, donde disfrutar de la tranquilidad y la naturaleza.

El paraje de Tebaida Berciana es un lugar de ermitaños. Fructuoso y Genadio son sus primeras señas de identidad y quienes fundaron monasterios en Compludo, San Pedro de Montes o Santiago de Peñalba, lugares repoblados espiritualmente durante los siguientes siglos. El Valle del Silencio guarda la magia del bosque, de sus pueblos y de una cultura que permanece en la memoria.

En esta ruta se pueden visitar: la Cueva de San Genadio, el Monasterio de San Pedro de Montes, la Ermita de Santa Cruz, el Monasterio Iglesia de Santiago de Peñalba y la Herrería de Compludo.

Navacerrada (Madrid)

Foto: iStock.
Foto: iStock.

La privilegiada ubicación de Navacerrada le otorga una gran variedad natural. Entre la vegetación destacan, principalmente, los bosques de roble y de pino silvestre aunque también se pueden encontrar jara, tomillo, cantueso, zarzamora, chopos, fresnos y álamos. De especial interés paisajístico resultan la Dehesa de la Golondrina, el Valle de la Barranca y el Valle de la Maliciosa. Asimismo, el término municipal cuenta con gran cantidad de agua debido a los ríos Navacerrada y Navalmedio y a los arroyos y embalses existentes.

Entre la fauna destacan los mamíferos —jabalíes, zorros, corzos, ardillas y conejos—, las aves —verderones, herrerillos, perdices, búhos, rapaces, patos y garzas— los anfibios, reptiles e insectos. Todo ello es una invitación para acercarse a conocer, siempre de forma respetuosa, la naturaleza y practicar actividades como el senderismo y deportes invernales.

Entre el patrimonio artístico, Navacerrada ofrece muestras como la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Natividad. Esta fue construida con mampostería y sillares en el siglo XVI y reformada en el XVIII y en el XX. La Iglesia es de una nave y presenta una torre de tres cuerpos separados por impostas y coronada con un campanario con ojos de medio punto. En el interior de la nave destacan la capilla mayor, el coro —de madera, se apoya sobre columnas de granito— y la capilla bautismal —con una pila de granito del siglo XVI—.

Viajes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios