A QUÉ SUENA EL HIELO CUANDO CRUJE

¿Te gustaría viajar para desconectar? Estos son los lugares más silenciosos del mundo

¿Pensando en un viaje a tierras exóticas para cuando termine la pandemia? Hoy recopilamos una serie de destinos que destacan por una particularidad: la ausencia total de ruido

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.
Autor
Tiempo de lectura6 min

No solo viajamos con los ojos; también intervienen los oídos en la experiencia. Lo notarás sobre todo si estás atrapado en una metrópoli en la que el ruido del tráfico o la actividad industrial no permite que seas conscientes del murmullo tenue pero crispado de las copas de los árboles en un anochecer ventoso o el leve sonido de las pisadas humanas sobre las hojas caducas del otoño. Esta serie de pequeños chasquidos se harán especialmente notorios si decides emprender el camino en soledad y con la única compañía de ti mismo.

Muchas veces el sentido de nuestro viaje reside en contemplar vetustas catedrales o amplios paisajes naturales, así como mezclarnos con la población local. Pero en realidad, más allá de la experiencia visual predomina también la auditiva. De esto se dio cuenta el célebre fotógrafo Pete McBride quien, a pesar de ir siempre con su inseparable cámara para retener todo lo que aparecía ante sus ojos, descubrió que la mejor imagen es aquella que se escucha. "Me acosté en las rocas y percibí, no por primera vez, que mi cámara era tremendamente insuficiente", escribe en 'Smithsonian Mag'.

Cuando los vientos disminuyen en las Islas Fish, hay momentos de paz dichosa, interrumpidos solo por alguna foca ocasional

"Después de haber pasado toda mi carrera trabajando como fotógrafo de todo tipo de áreas perdidas y difíciles de alcanzar, tardé casi dos décadas darme cuenta de que los tesoros menos apreciados, y a menudo los más difíciles de documentar, no son las vistas que persigo con cámaras fijas, sino los elementos auditiovs que las rodean", asevera McBride. "Fue ese manto de calma, de notas musicales en las capas altas del viento, lo que permaneció conmigo mucho tiempo después de que mis píxeles se procesaran".

El veterano fotógrafo se ha escurrido por los lugares más misteriosos y remotos del mundo para captar el espectro sonoro de la naturaleza, el cual es insondable en toda su amplitud. Desde valles, glaciares y llanuras de la sabana africana, ha documentado cuáles son aquellos lugares en los que la paz se adquiere a través de los oídos y no solamente a partir de los ojos. Si quieres hacer este recorrido contemplando sus fotos originales, pincha aquí.

Glaciares islandeses

¿A qué suena el hielo cuando horada la roca o se deshace en agua? Islandia es uno de los países que más ha visto crecer su índice de turistas, sobre todo europeos. Su paisaje volcánico y helado pone la piel de gallina a cualquiera que ose conocer la senda marcada por sus glaciares. Pero sin duda, lo que más sorprendió a McBride, fue su contraste de silencios y ruidos naturales.

Uno de tantos glaciares que hay en Islandia para ver, pero sobre todo para oír. (iStock)
Uno de tantos glaciares que hay en Islandia para ver, pero sobre todo para oír. (iStock)

"Los sonidos rápidos y gorgoteantes de los ríos glaciares producen una tonalidad impresionante", asegura el fotógrafo. "El río Markarfjot es alimentado por los glaciares Myrdalsjokull y Eyjafjallajokull, que fluyen hacia el Atlántico. Es una de las muchas demostraciones de energía y poder que sienten los islandeses por la naturaleza".

La sabana arbolada de miombo oriental

Se trata de una ecorregión de sabana que cubre nada más y nada menos que 483.900 kilómetros cuadrados, localizándose al sur de Tanzania, al norte de Mozambique y al sureste de Malaui. De flora y fauna totalmente distintas a nuestra parada anterior por los glaciares islandeses, posee uno de los climas más secos de la Tierra. ¿Qué te parece el plan de un safari por esta zona para cuando la pandemia acabe? Aquí podemos extasiarnos contemplando elefantes, jirafas y leones.

Elefantes en la sabana del miombo oriental (Wikipedia)
Elefantes en la sabana del miombo oriental (Wikipedia)

"La gente tiende a pensar que los elefantes son bestias ruidosas por su enorme volumen", comenta el fotógrafo. "De hecho, sus pasos son muy sigilosos y sus hábitats retumban con sonidos que no escuchamos. Gran parte de su comunicación tiene lugar entre 1 y 20 hercios, es decir, bajas frecuencias que el oído humano no detecta". Pero lo más curioso es que estos seres tan gigantescos no perciben las vibraciones a través del aire, sino que se comunican gracias a las plantas de sus pies acolchados.

Islas Fish

Iceberg en las Islas Fish. (Wikipedia)
Iceberg en las Islas Fish. (Wikipedia)

Esta nueva ubicación señalada por el fotógrafo es un tanto difícil de encontrar en el mapa. Precisamente porque se encuentra en el Polo Sur, a escasos kilómetros del continente antártico. "Cuando los vientos disminuyen en las Islas Fish, hay momentos de paz dichosa, interrumpidos solo por alguna foca ocasional", describe McBride. "No obstante, el bullicio de la industria en tierras lejanas se está volviendo cada vez más notorio, y se escucha hasta en el goteo intermitente del deshielo. Desde el año 2002, este área ha perdido en torno a 163.000 millones de toneladas de hielo". Sin duda, unos datos que asustan.

El Salar de Uyuni

Aunque sea un paisaje similar a los anteriores por su preponderancia de los tonos claros y blanquecinos, aquí no pasarás frío ni mucho menos: se trata del Salar de Uyuni, localizado en Bolivia, el mayor desierto de sal del mundo, con una superficie de 10.582 kilómetros cuadrados. Los anocheceres en semejante paisaje deben ser una verdadera obra de arte, pero lo más intrigante de este enclave también reside en el profundo silencio que recorre su superficie, como si estuviésemos en otro planeta o en un lugar muy remoto de la Tierra.

Como estar conduciendo en medio del cielo. (iStock)
Como estar conduciendo en medio del cielo. (iStock)

"Algunos geofísicos lo han comparado con un océano sin olas", asegura Pete McBride. "Si bien la extensión total puede ser abrumadora, el silencio también resulta de lo más inquietante. La llanura es visitada por flamencos que acuden a reproducirse y grupos de mineros de la sal. Se cree que una de las principales reservas de litio se encuentran bajo la superficie salada, de ahí que haya una creciente demanda por parte de los fabricantes de baterías".

La cordillera del Himalaya

Se trata de un clásico en los viajes exóticos y un 'must' de todo valiente aventurero. La cordillera de Himalaya, donde se encuentra el pico más alto del mundo, posee unas vistas sin parangón en toda la geografía terrestre. En ella podemos encontrar lagos, glaciares y montañas que, además de dejar sin aliento, también dejan sordo del profundo silencio que allí se da.

El lago Tsomgo Kim, en el Himalaya. (iStock)
El lago Tsomgo Kim, en el Himalaya. (iStock)

Según McBride, los sherpas que acompañan a los escaladores dicen que para "saber cuál es el camino más seguro, escuchan el crujir del hielo". De ahí que en el propio monte Everest, entre los campamentos 1 y 2, se encuentre un área conocida como el Valle del Silencio. Una paz sonora que es perturbada con frecuencia por rugientes avalanchas. Sin duda, uno de los enclaves más inquietantes de toda la geografía terrestre.

Viajes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios