UN SHOW LLENO DE IMAGINACIÓN TRIUNFA EN TOKIO

La casa del terror en tiempos del covid-19: experiencia zombi sin bajarse del coche

Una empresa japonesa ofrece un espectáculo terrorífico adaptado al momento de pandemia que se vive en todo el mundo: sin contacto social

Foto: Los actores garantizan casi veinte minutos de mucho miedo para todos los ocupantes del coche Reuters/Issei Kato)
Los actores garantizan casi veinte minutos de mucho miedo para todos los ocupantes del coche Reuters/Issei Kato)

Tokio tiene una casa del terror, como muchas otras atracciones en diferentes ciudades del mundo, pero esta es diferente a todas las demás. La razón es que para disfrutar de ella no hace falta ni bajarse del coche; es más, no se puede uno bajar del coche. Es la apuesta de una empresa japonesa para seguir ofreciendo sus servicios en tiempos del coronavirus.

Una buena parte de la diversión al acudir a este tipo de espectáculos es poder gritar, pero con el covid-19 eso no es posible hacerlo en público para no propagar el virus. Por eso, una empresa japonesa llamada Kowagarasetai, que se dedica a la producción de shows de terror, ha creado una atracción que permite guardar la distancia de seguridad ya que los espectadores no se bajan del coche.

Estar encerrados en el interior del vehículo no significa que no se vaya a pasar miedo, sino todo lo contrario. Kenta Iwana, fundador de Kowagarasetai, ha explicado a la CNN que "con el virus, sabía que no habría forma de que pudiéramos tener una casa encantada tradicional, con todos esos gritos en un pequeño espacio confinado. Pero cuando leí que los cines para coches estaban regresando, era el momento para nosotros".

Espectáculo 'covid-free'

La casa del terror se localiza en el parking de un edificio del centro de Tokio. Allí se puede ir con un coche propio y pagar 8.000 yenes, unos 64 euros al cambio, o utilizar un vehículo que presta la empresa por 1.000 yenes más, por lo que en total el show costaría 72 euros. Cada espectáculo dura 15 minutos y, cuando termina, simplemente se levanta el telón y el vehículo abandona el parking, dejando entrar al siguiente coche.

Existe la posibilidad de contratar un extra de sangre por ocho euros más (Reuters/Issei Kato)
Existe la posibilidad de contratar un extra de sangre por ocho euros más (Reuters/Issei Kato)

Los productores del show se toman la seguridad muy en serio. Los coches son rociados con alcohol nada más entrar, para que los actores estén totalmente protegidos de virus. En el caso de vehículos de alquiler, los envuelven completamente en papel de embalar, para no dañarlos o ensuciarlos. Y cuando termina, un segundo equipo elimina todas las manchas de sangre falsa, aunque un aviso en su web adelanta que "no se puede eliminar hasta la última gota de sangre".

Este espectáculo comenzó en el mes de julio para divertir a los japoneses durante los fines de semana, pero el éxito ha sido arrollador. Kenta Iwana asegura que tienen una lista de espera de más de mil clientes, por lo que alargarán el espectáculo después del verano y es posible que lo hagan estable, incluso una vez que se termine la pandemia. Un ejemplo más de que la imaginación es poder.

Viajes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios