1-J: FINAL DE LA LIGA DE CAMPEONES

Fin de semana de Champions: guía rápida para descubrir Madrid en 48 horas

¿Visitar lugares insólitos de la capital un fin de semana y en plena final de Champions? Te ayudamos a conocer Madrid desde otra perspectiva con esta particular guía de viaje

Foto:

"Hermosa Babilonia", "eterna", "divinamente suenas". Son solo algunos de los calificativos que, desde hace siglos, nativos y foráneos han dedicado a Madrid. La capital presume de ser la ciudad de los planes infinitos y las calles que nunca duermen. Un ajetreo constante en cualquier época del año en que el fútbol es un asiduo de la agenda madrileña. Así, el primer fin de semana de junio, Madrid se convierte en el epicentro del deporte rey. La nueva casa colchonera, el joven Wanda Metropolitano, acoge la final de la Champions League entre Tottenham y Liverpool que se disputa el sábado 1 de junio.

Muchos serán los que visiten la capital con motivo del evento, aprovechando la ocasión para (re)descubrir Madrid. Con esta guía rápida, conocerás algunos de los rincones más peculiares de la ciudad 'gata'. Monumentos escondidos, tabernas y costumbres castizas que son desconocidas, incluso, para los propios madrileños. ¿Empezamos?

Un sábado castizo

A quien madruga, un buen chocolate con churros Madrid regala. La primera parada del fin de semana no podía ser otra que un buen desayuno. En pleno Barrio de las Letras, en el número 30 de la calle Santa María, haciendo esquina, se encuentra Chocolat. Es una de las mejores chocolaterías de la capital para degustar la tentación a la taza, siempre acompañada de churros y porras recién hechos. Un festín para las papilas gustativas.

Tras la comida más importante del día, toca patear Madrid. ¿Cómo? A través de su arte callejero. Más de 70 murales de 40 artistas urbanos de todas partes del mundo que han dejado su huella en puntos estratégicos de Madrid Central. Descárgate este mapa, elige tu recorrido y conoce el centro desde otro prisma.

Foto: Pxhere.
Foto: Pxhere.

Para aquellos que no quieran caminar demasiado, pero necesiten empaparse de cultura, la ciudad posee una variada oferta. El Museo de Historia de Madrid, por ejemplo, acoge diferentes talleres, exposiciones y actividades en las que la protagonista es la Villa. En La Casa Encendida, los amantes del cómic pueden disfrutar de la exposición Ceesepe. Vicios Modernos y picotear en su terraza. El Museo del Romanticismo, por su parte, traslada a sus visitantes directamente a la rutina de la burguesía española del siglo XIX. Y si aún te pica la curiosidad burguesa, la iniciativa ¡Bienvenidos al Palacio! te acerca a cuatro palacetes emblemáticos de Madrid: Palacio del Marqués de Amboage, Palacio de Ignacio Bauer, Palacio de Javier González-Longoria y Palacio del Duque de Santoña.

Sin perder de vista a los ilustres, a la vera del Manzanares, se yergue la ermita de San Antonio de la Florida. No te dejes engañar por su sobriedad exterior. La belleza del edificio se encuentra en los frescos del interior, obra de Francisco de Goya. Además, el pintor aragonés se encuentra allí enterrado, con la particularidad de que el féreto no tiene cabeza, ya que se cree que, durante el traslado desde Burdeos, se perdió (originariamente, el féretro de Goya estaba en la ciudad francesa). Una curiosidad: a su lado hay una réplica exacta de esta ermita. Fue construida en 1928 para acoger las misas y conservar el monumento nacional.

Para completar la mañana, las pequeñas calles del Barrio de las Letras se convierten en un gran mercadillo, popularmente llamado Mercado de las Ranas, donde los comerciantes de la zona sacan sus tiendas al exterior el primer sábado de cada mes.

Al rico aperitivo

Tras el ajetreo matutino, la mejor recompensa es un buen aperitivo. La urbe madrileña posee infinidad de lugares para rendir culto a esta tradición. En la mayoría de sus 40 mercados, además de los puestos de siempre, existe la posibilidad de ‘aperitivear’ como se merece, de pie o sentado, y alargarlo hasta la comida. El Mercado de Maravillas en Tetuán; el Mercado de San Fernando en Embajadores, donde los bailongos pueden practicar 'swing'; el Mercado de la Paz en el Barrio de Salamanca, que presume de tener la mejor tortilla de patatas de España en Casa Dani, y los adictos al picante tienen en el Mercado de Vallehermoso en Chamberí su criptonita, en Kitchen 154.

Bodega de la Ardosa. (Wikipedia)
Bodega de la Ardosa. (Wikipedia)

Y para ser más castizo que la calle de Alcalá, lo mejor es tomarse un vermú en la Bodega de la Ardosa y unas gallinejas y entresijos en Embajadores 84. El Bar La Venencia resulta otra parada indispensable. Allí, además de viajar a los sabores del sur con sus finos, manzanillas y vinos de Jerez, el tiempo permanece imperturbable. Lo mejor es acercarse y descubrir por qué. Finalmente, El Pez Tortilla, ubicado en la calle homónima, ofrece exactamente lo que todo mortal necesita: tortilla, croquetas y cerveza artesanal.

La previa

Y de las tradiciones ‘gatas’, a las futboleras. ¿Qué sería de un encuentro del deporte rey sin una previa? No obstante, antes de recorrer los aledaños del Wanda Metropolitano en busca del elixir rubio, lo mejor es respirar un poco de aire puro en tres de las joyas secretas de la capital. El Parque Quinta de los Molinos en el barrio de San Blas-Canillejas, el parque El Capricho en Alameda de Osuna y El Silo de Hortaleza en Pinar del Rey, que en su última planta alberga un mirador desde donde se puede disfrutar tanto del ‘skyline’ madrileño como de las sierras que conforman la meseta. Estos tres parques se encuentran próximos al estadio, al que se llega en metro (líneas 2, 5 y 7) o autobús. Puedes consultar aquí todas las alternativas de transporte.

Parque El Capricho. (Pxhere)
Parque El Capricho. (Pxhere)

A pesar de que el nuevo 'templo' colchonero cumple apenas un año, poco a poco el barrio 'indio' actual va creando su fama. En la avenida de Niza y alrededores, La Previa, la Peineta de Niza o el Zarzal cumplen con nota su cometido, evocando el calentamiento en el paseo de los Melancólicos.

Ya seas hincha o un simple aficionado, no olvides acercarte a las diferentes 'fan zones' de los dos equipos de la Premier y vivir de primera mano la emoción del fútbol. Los 'Spurs' podrán reunirse en torno a la plaza de Colón, donde podrán acceder al estadio en metro: línea 5 desde Alonso Martínez hasta Canillejas. Por su parte, los de Anfield encontrarán en la avenida de Felipe II su punto de encuentro. Al igual que sus rivales, viajarán al estadio en metro: línea 2 desde Goya hasta Las Rosas.

Además, de la mano de Santander (patrocinador oficial de la Champions) podrás disfrutar de una serie de actividades que se celebrarán por toda la ciudad. Nosotros te recomendamos estas dos:

1. Santander City Tour: un recorrido en autobús por el Madrid futbolero para ver la ciudad desde las alturas. Esta ruta visitará puntos como el estadio Santiago Bernabéu, el Santander Work Café, ubicado en la calle Velázquez 30 (lugar de encuentro, información y renovación de energías, también de los 'smartphones'), Puerta de Alcalá, Fuente de Neptuno, Estadio Vicente Calderón, Puerta de Toledo, Palacio Real y Moncloa.

Puerta de Alcalá. (Unsplash)
Puerta de Alcalá. (Unsplash)

Para aquellos que prefieran caminar, también existe la posibilidad del 'free tour' Madrid a pie por estas localizaciones emblemáticas.

2. Tapas Santander Champions: qué bueno es comer, ¿verdad? Esta ruta gastronómica tiene sabor a final de Champions. Once establecimientos distribuidos entre Gran Vía, paseo de Recoletos y la Castellana ofrecerán tapas variadas a precios de 'campeones': La Sirena Verde, Casa Parrondo, Dingo Recoletos, La Cochera, La Colonial, Taberna Rincón de Goya, Bar Restaurante Pasacalles, Sidrería el Llagar, Más Jamón y Bar Refra.

Busca a uno de los más de 1.000 voluntarios que 'colonizarán' la capital o acude a un Santander Work Café para conocer toda la información sobre las actividades que propone la entidad durante el fin de semana.

Celebrar victorias y ahogar penas

Tras una final de infarto, la noche no acaba aquí. Ya seas de los que quieren brindar por la victoria o comentar los pormenores del partido, Madrid posee multitud de espacios. Macera Taller Bar es uno de ellos. Este bar ubicado en Malasaña (calle San Mateo 21) se ha ganado debidamente su fama. Una combinación de destilados ‘hechos en casa’, bebidas saludables y comida ligera que no te dejará indiferente.

Foto: Unsplash.
Foto: Unsplash.

Si eres de lo que huyen de lo cotidiano, Salmón Gurú te conquistará. Cócteles con color, sabor y un ambiente rock & roll en pleno Barrio de las Letras. Y para melómanos y bailongos, el mítico Café Berlín que, además, esconde uno de los mejores clubes de la noche madrileña. No te preocupes si tu estómago empieza a rugir a horas intempestivas, desde las 2:30 hasta las 7:30, puedes comerte un buen plato de espaguetis boloñesa en Lady Pepa (calle San Lorenzo 5).

La resaca futbolera

La mejor receta para una resaca futbolera es un domingo en Madrid. ¿Qué te parece empezar la mañana con unos cruasanes en Panod (calle Prim 1)? Este local tiene la peculiaridad de que el obrador está a la vista. Mientras desayunas, puedes ver cómo se elabora el pan y la bollería que estás degustando. Si eres de paladar innovador, pide un cruasán de 'cheescake' con Peta-Zeta. No te defraudará.

Siguiendo las tradiciones castizas, no hay domingo que se precie sin recorrer las callejuelas del Rastro en busca de objetos genuinos, de segunda mano o antigüedades. Tras pasear por la Ribera de Curtidores, la costumbre manda terminar de cañas. En Bar Cruz (calle de las Maldonadas 1) acompáñalas con navajas y zamburiñas, especialidad de la casa.

El Rastro. (Foto cedida por Madrid Destino)
El Rastro. (Foto cedida por Madrid Destino)

Otra alternativa dominguera es visitar el Mercadillo de Pintores. La plaza Conde de Barajas se convierte en una pinacoteca ambulante, donde poder contemplar y comprar arte. Una vez terminada la visita, cruzando el arco de Cuchilleros, puedes tomarte uno de los mejores vermús de Madrid en Bodegas Ricla, además de conservas como bacalao en aceite, embutidos como cecina de Astorga y platos típicos como callos madrileños.

Y… ¿un domingo de 'brunch'? ¡Claro! Harina Madrid, en la plaza de la Independencia, o Carmencita Bar, en la calle San Vicente Ferrer 51, son dos establecimientos donde disfrutar de esta recién instaurada moda a precios asequibles. Una buena forma de hacer la digestión es pasear por el barrio de Malasaña y toparse con la Iglesia de San Antonio de los Alemanes, conocida como la Capilla Sixtina de Madrid.

El fin de semana termina, pero no puedes abandonar la capital sin acercarte al Parque del Cerro del Tío Pío, conocido popularmente como el Parque de las Siete Tetas. La imagen que se contempla desde allí te hará comprender ese famoso dicho que afirma “de Madrid al cielo”.

*El fútbol puede inspirarnos a mejorar nuestra vida, por eso Banco Santander, patrocinador de la UEFA Champions League, apuesta por este deporte, sus valores y su potencial como motor de progreso para las personas y la sociedad.

Viajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios