El hotel más sostenible de Españase encuentra a espaldas delTEIDE

así logra el Hotel Gran Meliá Palacio de Isora respetar el medio ambiente

Compromiso medioambiental y social. Esos son los dos grandes pilares sobre los que se cimenta la experiencia del Hotel Gran Meliá Palacio de Isora, situado en el suroeste de Tenerife, frente a las costas del Océano Atlántico y a espaldas del volcán más alto del archipiélago, el Teide. Pilares que han llevado al hotel a convertirse en el primer establecimiento en España en hacerse con la certificación Earthcheck oro, que distingue a proyectos que cumplen unos estándares relativos a los protocolos de gases de efecto invernadero y turismo responsable.

La piscina infinita de agua salada más grande de Europa, cercanos campos de golf para desconectar del día a día, un spa de más de 2.000 metros cuadrados… El Gran Meliá Palacio de Isora, un hotel de cinco estrellas, podría presumir de instalaciones o de un entorno único, pero ha puesto el mismo empeño en que la huella ambiental esté a la altura de sus servicios. Y lo hace bajo una idea: que el modelo sostenible sea el único que permita que el turismo sea el motor económico de la región a la vez que promueve el desarrollo de las poblaciones aledañas.

¿Cómo se logra certificar un hotel respetuoso con el medio ambiente durante más de cinco años consecutivos? El primer paso tiene que ver con el agua. Elemento fundamental donde los haya, especialmente en un establecimiento de este tipo que cuenta con 600 habitaciones, el agua que consume se produce en su gran mayoría dentro del propio recinto, mediante una planta desaladora propia, y cuenta además con un sistema de aprovechamiento integral del ciclo hídrico.

La gestión de residuos también es otro caballo de batalla en el hotel. Gracias a su sistema de recogida selectiva y a la formación en materia medioambiental que reciben todos sus empleados, el establecimiento ha reducido el volumen de residuos por estancia de 16 a 7 litros, lo que supone un descenso del 56% respecto al año anterior. El papel es otro de los elementos que poco a poco están desapareciendo de su día a día. La eliminación de folletos informativos —sustituidos por códigos QR que se pueden consultar desde la app del hotel— así como la supresión de nóminas impresas han permitido reducir el consumo.

La eliminación de plásticos de un solo uso es una de las prioridades estratégicas de la compañía Meliá Hotels International, reconocida recientemente como la tercera cadena hotelera más sostenible del mundo por la agencia de inversión Robeco Sam. Por ello, los plásticos de un solo uso, pajitas o vasos en material de poliespán también han desaparecido del día a día del hotel.

Toda la energía que consume el hotel es de origen 100% renovable

Además, Gran Meliá Palacio de Isora se ha unido recientemente al proyecto Urban Waste promovido por la Unión Europea para una mejor gestión de los residuos.

La mano de esta política también se deja ver en el impacto energético del hotel. La instalación de iluminación LED, de detectores de presencia o de sistemas de domótica ha contribuido a rebajar la factura que el hotel le pasa al medio ambiente. Cuenta con un sistema de producción de calor mediante geotermia y un sistema de control del gasto energético en función de las curvas de rendimiento. Además, toda la energía que consume es de origen 100% renovable.

Un hotel no debería ser una instalación aislada de su entorno. O, por lo menos, esa es una de las máximas que aspira a cumplir el Gran Meliá Palacio de Isora y cuyas políticas van destinadas a fomentar los valores culturales y tradicionales de su entorno y el desarrollo económico sostenible de la comunidad en la que opera.

Así, el hotel fomenta la formación y empleo de la población local y colabora en un proyecto de inserción laboral de personas en riesgo de exclusión. También participa en causas locales de carácter benéfico como mercadillos, carreras o eventos en los que pretende involucrar a los vecinos y clientes para difundir la cultura local.

Reducir el impacto ambiental, contribuir al desarrollo y ofrecer la mejor experiencia respetando uno de los parajes más envidiables de la geografía española, son claves que han permitido al Gran Meliá Palacio de Isora convertirse, en este 2018, en el hotel más sostenible de España.