EL enoturismo, clave en EL AUGE DEL SECTOR

Cinco planes para descubrir los vinos Rioja y su gastronomía

El enoturismo se ha convertido en uno de los factores esenciales del auge de Rioja en los últimos 40 años. Te desvelamos algunos de los secretos de este éxito

Foto:
Autor
Tiempo de lectura11 min

En las últimas cuatro décadas, Rioja ha pasado de ser 'territorio en el que siempre se come y se bebe bien' a ocupar un puesto de referencia en la alta gastronomía. Sus vinos, además, son reconocidos internacionalmente. La progresión ha llegado hasta tal punto que, a día de hoy, se ha convertido en un destino para cada vez más turistas que ligan la experiencia gastronómica a todo lo demás que ofrece un destino como este.

Pero ¿cómo se ha producido esa transformación? ¿Qué elementos han hecho que, partiendo del tópico del 'buen yantar', Rioja haya ido varios pasos más allá? Estos son algunos de los ingredientes de una receta con la que se ha convertido en un destino turístico, vinícola y gastronómico.

El auge del enoturismo

El enoturismo se ha convertido en una de las actividades del turismo de interior más demandadas y en una importante herramienta de promoción al servicio del sector vitivinícola. Por ello, hace tiempo que la Denominación de Origen Calificada Rioja se ha volcado en este sector, convirtiendo el turismo en uno de los intangibles culturales del vino y potenciando la creación de rutas, la edición de guías, la oferta de paquetes turísticos especializados y, en definitiva, fomentando el denominado turismo activo.

Tanto las administraciones regionales (La Rioja, Álava y Navarra) como algunos ayuntamientos (Logroño, Haro, Elciego, Aldeanueva de Ebro, Laguardia) y diversas entidades públicas y privadas han impulsado el turismo del vino con iniciativas muy diversas. Por su parte, el Consejo Regulador Denominación de Origen Calificada Rioja se encuentra inmerso dentro del Plan Estratégico de Rioja 2005-2020, cuyo eje de actuación pretende impulsar el enoturismo y lograr que el visitante pueda disfrutar de una experiencia que cualifique su percepción.

El enoturismo se ha convertido en una de las actividades más demandadas y en una herramienta de promoción

Y es que "la generación de valor para los vinos de Rioja conlleva la necesidad de adicionar atributos complementarios a la calidad del producto", asegura el director general del Consejo Regulador, José Luis Lapuente. "Cuantos más atributos se añadan al vino, tales como la historia, la arquitectura, el entorno, el paisaje, la interacción por el productor, la cultura, el ocio o la gastronomía, más se escala en la mente del consumidor, que es a quien debe satisfacerse, y se obtiene más confianza".

Tanto es así que la mayoría de bodegas cuenta con un departamento de enoturismo. De hecho, algunas alcanzan incluso los 75.000 visitantes anuales, con visitas que incluyen servicios como el recorrido por la bodega, la degustación de vinos, la comida tradicional, las visitas 'premium' o una larga serie de actividades específicas, que van desde exposiciones, conferencias y conciertos musicales, a las visitas nocturnas o teatralizadas, juegos para niños, rutas en bicicleta e incluso participación de la familia en trabajos como la vendimia, sin olvidar las novedades en tecnología, como la realidad aumentada, la geolocalización o las etiquetas inteligentes.

Espacios para la cultura del vino

El creciente interés de los consumidores por conocer el mundo del vino ha propiciado también la creación de importantes espacios destinados a difundir su cultura, que se han convertido en importantes reclamos turísticos. Es el caso del Museo Vivanco, una iniciativa de la familia homónima que, con una superficie de 9.000 m2, ofrece un recorrido sobre la cultura del vino desde la antigüedad hasta nuestros días a través de sus exposiciones y actividades.

El centro temático del Vino Villa Lucia, inaugurado en el año 2000 en Laguardia, también ofrece un recorrido didáctico e interactivo sobre la cultura del vino, así como numerosas jornadas y conferencias, como el Foro de Turismo Enogastronómico de la Ruta del Vino de Rioja Alavesa.

La cultura ligada al vino es uno de los mayores reclamos turísticos de Rioja

Además de estos espacios, Rioja ofrece la posibilidad disfrutar de numerosos eventos y actividades surgidos en torno al vino, como es el caso de la Cata del Barrio de la Estación, una iniciativa de la Asociación de Bodegas del Barrio de la Estación de Haro que pretende consolidar este espacio como uno de los principales destinos enoturísticos del mundo y en la que los asistentes pueden disfrutar, durante un fin de semana, de los vinos de siete de las bodegas españolas más emblemáticas y participar en actividades dirigidas a profesionales y al gran público.

Además, la mayoría de pueblos de la Denominación ofrecen actualmente numerosas propuestas relacionadas con el enoturismo, bien sea en el marco de sus fiestas patronales o bien como iniciativas específicas. Ejemplo destacado de ello es el municipio de Aldeanueva de Ebro con Entreviñas, un festival que reúne diferentes actividades, desde jornadas profesionales de debate a visitas a bodegas, feria de vinos, catas, concursos y actuaciones musicales.

Las Rutas del Vino

Es una de las actividades que mejores resultados está dando. El programa Rutas del Vino de España se estableció para promocionar el turismo dentro del territorio español a través de los viñedos, las bodegas y lugares de interés relacionados con estos. En la D.O. Ca. Rioja hay constituidas dos rutas del vino: la Ruta del Vino de Rioja Alavesa y la Ruta del vino de Rioja Alta, iniciativas que han jugado un importante papel en el posicionamiento de Rioja en el mapa enoturístico. Actualmente se ha comenzado a trabajar en la creación de la Ruta del Vino de Rioja Baja, que cuenta ya con la adhesión de más de 60 empresas.

La Ruta del Vino de Rioja Alavesa es un proyecto colectivo al que se han unido más de 140 establecimientos ubicados en la comarca alavesa, entre los que hay medio centenar de bodegas de distintas tipologías, museos, alojamientos, restaurantes, empresas de actividades y enotecas, con el objetivo de mejorar la experiencia del visitante. Una ruta que, además de la obligada visita a las bodegas, también ofrece paisajes de viñedos salpicados por pueblos medievales, fiestas que reflejan el estilo de vida de un pueblo o viajes a medida.

Centenares de empresas se involucran en las rutas del vino por toda la región

Laguardia, capital de la comarca, mantiene su aspecto medieval de fortaleza amurallada y evidencia su histórica dedicación a la vitivinicultura en los numerosos calados subterráneos que horadan la ciudad y que, en algunos casos, pueden ser visitados por los turistas. La localidad alberga también el centro temático del vino Villa Lucía. Elciego, con la Ciudad del Vino de la bodega Marqués de Riscal, y Labastida, otra cuna histórica del Rioja, son visitas imprescindibles en esta ruta por tierras alavesas.

La Ruta del Vino de Rioja Alta se sitúa en la zona vitivinícola de la Comunidad Autónoma de La Rioja, donde se desarrolló históricamente la cultura del vino de la región. Entre sus elementos más destacados se encuentra el patrimonio histórico y artístico: el Monasterio de San Millán de la Cogolla, el Monasterio de Santa María La Real de Nájera, la ciudad de Haro y la pequeña localidad medieval de Briones, etc. Por otra parte, la comarca cuenta con un entorno natural y un paisaje caracterizado por el viñedo, que conecta el valle del Ebro con las estribaciones de la sierra de la Demanda al sur y los Montes Obarenes al oeste, a través de los valles de los ríos Najerilla, Tirón y Oja.

Las fiestas del vino

Rioja cuenta también con numerosas festividades que celebran el vino en todos sus aspectos, algunas de las cuales atraen a visitantes de todo el mundo. Es el caso de la Batalla del Vino, que se celebra el 29 de junio en la ciudad de Haro y que tiene sus raíces en las disputas territoriales con la vecina ciudad burgalesa de Miranda. Los participantes se visten de blanco y, a los pies de la ermita de San Felices, en los riscos de Bilibio, se lanzan vino tinto unos a otros dentro de la festividad.

También encontramos la Fiesta de San Mateo y de la Vendimia Riojana, que se celebra el 21 de septiembre en Logroño. Con raíces en las tradicionales fiestas campesinas de acción de gracias, el acto oficial del pisado de la uva, cuyo mosto se ofrece a la patrona de La Rioja, la Virgen de Valvanera, se complementa con desfiles de carrozas con temática vitivinícola y multitud de degustaciones gastronómicas en la calle.

La Fiesta de la Vendimia de Rioja Alavesa, de más reciente creación, se celebra el segundo domingo de septiembre, teniendo cada año como escenario una de las localidades de la comarca, con el fin de dar a conocer a los visitantes su forma de vida y estrecha vinculación con el vino.

Gastronomía y tapas

Las opciones gastronómicas de Rioja tienen dos vertientes: o hacer un recorrido informal a base de tapas por los numerosos bares que hay en todas las localidades de la región, o sentarse en torno a la mesa y mantel de alguno de los tres restaurantes con estrellas Michelin con los que cuenta la región.

Varias decenas de bares de tapas jalonan la calle Laurel de Logroño, abarrotada cada tarde por una multitud que se desplaza de un bar a otro degustando en cada uno su especialidad: rodajas de chorizo picante, finas lonchas de jamón ibérico, pimientos rojos asados rellenos de bacalao, setas y champiñones a la plancha, orejas de cerdo y de cordero, embuchados, pinchos de tortilla española, etc. Un escenario similar encontramos en muchas localidades de la región, que también disponen esta oferta gastronómica en La Herradura de Haro, la calle Mayor de Laguardia, de Nájera, de Calahorra y de tantas otras.

La gastronomía tiene dos vertientes: el tapeo por los bares y las comidas en restaurantes con estrellas Michelin

El mundo de la alta cocina cuenta con la representación de un restaurante de dos estrellas Michelín (Echaurren) y dos de una estrella (Hotel Marqués de Riscal y Venta Moncalvillo), a los que se suman un buen número de restaurantes con una cocina muy ligada a los productos de la región.

Entre los platos tradicionales de la gastronomía regional son muy populares las patatas a la riojana y la menestra de verduras, un plato de temporada en el que tienen gran protagonismo las alcachofas, la alubia verde y verduras como el cardo, la acelga y la borraja. Las chuletillas de cordero asadas al sarmiento son otro de los bocados habituales en los menús que habitualmente ofrecen las bodegas.

Retos: coordinación y difusión de la oferta

Con todos estos mimbres, el Consejo Regulador Denominación de Origen Calificada Rioja se ha sumado a entidades y empresas que en los últimos años han apostado por actividades encaminadas a potenciar el turismo del vino y está desarrollando un plan para la promoción del enoturismo a nivel nacional e internacional, que incluye la coordinación de la oferta enoturística de Rioja, así como un plan de formación para las bodegas.

El estudio ‘Enoturismo en la D.O.Ca. Rioja: análisis de situación y recomendaciones estratégicas' ha marcado la hoja de ruta a seguir por el Consejo para consolidar la imagen de Rioja como destino enoturístico, lo que se espera contribuya a crecer en valor mejorando el posicionamiento de la marca Rioja en los mercados. Como ponía de manifiesto un informe de tendencias recientemente presentado por AC Nielsen, "el turismo alrededor del vino será un motor de crecimiento en los próximos años, al igual que el mundo digital, la innovación y el carácter saludable del vino".

"Tenemos que reforzar nuestro liderazgo en España y en todo el mundo"

Este organismo "coordinará toda la oferta enoturística y enogastronómica existente en la Denominación y la trasladará a un ambicioso catálogo de recursos turísticos, eventos, manifestaciones culturales", asegura el presidente del Consejo Regulador de la D.O Ca. Rioja, Fernando Salamero. Todo ello con el objetivo de "ofrecer al público el acceso a la información y orientación en sus visitas". Para el presidente del Consejo, "la apuesta firme que estamos realizando en el desarrollo del enoturismo se ha plasmado en una mayor asignación a este capítulo dentro de nuestros presupuestos de promoción, así como en nuestra incorporación a la Red de Capitales y Grandes Viñedos (Great Wine Capitals), de la que Bilbao-Rioja forma parte desde su creación en 2003 junto a nueve prestigiosas regiones vinícolas de otros tantos países".

Igualmente cabe destacar la iniciativa puesta en marcha por el Consejo Regulador para completar el proyecto de coordinación y difusión de la oferta enoturística de Rioja con un plan de formación dirigido a pequeños y medianos operadores. Para Salamero, "el objetivo de este plan es asesorarles para que también puedan explotar sus recursos enoturísticos, lo que contribuirá a reforzar nuestro liderazgo en España y a seguir creciendo, especialmente en valor, que es nuestra prioridad". En este sentido, el director general del Consejo Regulador, José Luis Lapuente, asegura que "la Plataforma de Inteligencia y Conocimiento que se ha elaborado permitirá informar y formar a las bodegas, haciéndolas conocedoras de las mejores prácticas y casos de éxito y proponiéndoles la interacción y un modelo de autoevaluación que les permitirá una permanente mejora en la búsqueda de la optimización de su oferta mediante una herramienta pionera".

Viajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios