crucero por el tajo

Paseo en globo sobre Aranjuez: Palacio Real, Jardines y visita guiada

Si quiere vivir la ciudad de una forma diferente, esta propuesta le permite hacerlo por tierra, sobre el agua y por el aire

Foto: Paseo en globo sobre Aranjuez (The Balloon Company)
Paseo en globo sobre Aranjuez (The Balloon Company)

Solo 50 kilómetros separan Aranjuez de Madrid, lo que convierte a la ciudad en la opción ideal para hacer una escapada sin tener que pasar la noche fuera de casa. En sus terrenos, la historia convive en un conjunto histórico-artístico donde los palacios reales, los jardines y la belleza del río Tajo forman un trío indivisible de belleza espectacular. Para contemplarlos de una manera original, el cielo de Aranjuez se presta a realizar un paseo en globo con el que la vista se convierte en aliada de excepción para disfrutar de ellos.

Tras una explicación previa donde los aventureros conocerán el sistema de funcionamiento de este curioso aparato y recibirán las instrucciones básicas de seguridad, a las 8 horas el globo alzará el vuelo dando rienda suelta a la adrenalina combinada con la paz que se respira en las alturas. Aranjuez parecerá rendido a sus pies durante una hora mientras el Palacio Real se alza majestuoso.

Los orígenes de este edificio se remontan a la época del rey Carlos I de España y V de Alemania, quien puso las miras en Aranjuez para desarrollarla como una villa regia donde cazar. Con este objetivo en mente, el monarca se aposentó en el viejo Palacio de los Maestres de Santiago. Más tarde, continuador del cariño que había desarrollado su padre por la ciudad, Felipe II ordenó construir el Palacio Real dejando sobre los hombros de Juan Bautista de Toledo la responsabilidad de firmar el proyecto.

Tras la muerte del arquitecto, la tarea la heredó Juan de Herrera, discípulo de Bautista de Toledo que levantó el monasterio de El Escorial y da nombre al estilo artístico herreriano. Los años pasaron y, en el siglo XVII, la construcción del palacio se detuvo. Felipe V encargó en 1717 al arquitecto Pedro Caro Idrogo un proyecto al estilo de Versalles y, con Fernando VI en el trono, se realizó una ampliación que continuaría Carlos III. Es en el siglo XVIII cuando se edificó un palacio menor conocido como la Casa del Labrador, que se situó fuera del recinto formando parte del Jardín del Príncipe.

Detalle del globo en el que volará
Detalle del globo en el que volará

Durante el paseo en globo, el experto que viaje con usted le irá indicando cuáles son los monumentos que aparecen ante sus ojos. Por supuesto, la Casa del Labrador estará entre ellos, rodeada de los populares Jardines de Aranjuez situados junto al Palacio Real y a orillas del Tajo. En total, estos espacios verdes forman cuatro lugares muy definidos: el del Parterre, el de la Isla, el del Príncipe y el de Isabel II. Cuentan con un gran número de estatuas, de fuentes y de una abundante vegetación, así que no dude en sacar su cámara de fotos e inmortalizarlos desde una perspectiva nada tradicional.

Mientras dura el vuelo, a modo de sugerencia, podría escuchar el 'Concierto de Aranjuez' que compuso el famoso Joaquín Rodrigo. Los jardines que brotan a sus pies fueron los que inspiraron al músico para ordenar las notas de la considerada como obra musical española –escrita en París para guitarra y orquesta– más interpretada en el mundo. Al bajar del globo recibirá la acreditación de bautismo de vuelo y, si lo desea, podrá comprar las fotos que le habrán hecho mientras volaba sobre Aranjuez para recordar esta maravillosa experiencia.

Paseo en barco y visita guiada

Tras un pequeño almuerzo a media mañana tendrá tiempo para visitar Aranjuez desde el suelo. Cuando el estómago comience a rugir, es un buen momento para aprovechar y conocer los productos típicos de la zona. Los espárragos, las fresas y los fresones son algunos de los más renombrados; pero también los tomates, alcachofas y pimientos que riega la vega del Tajo.

Palacio de Aranjuez
Palacio de Aranjuez

Este río, precisamente, será la siguiente parada de su día en Aranjuez. Podrá surcar sus aguas durante 45 minutos a bordo de una embarcación donde disfrutará de bebidas –cerveza, sangría y refrescos– y podrá divertirse jugando con el resto de pasajeros a un Trivial audiovisual para poner a prueba sus conocimientos sobre cultura general. Si le apetece, podrá hacerse una foto con el capitán para rememorar su paseo sobre el Tajo de vuelta a casa.

Y ya que ha disfrutado de Aranjuez desde el aire y desde el agua, ¡cómo no hacerlo también desde tierra! Por la tarde, una visita guiada por la zona monumental de la ciudad le hará conocer el callejero arancetano a la perfección. Desde la Casa Godoy –ministro contra el que se levantó el pueblo durante el Motín de Aranjuez– al exterior del Palacio, pasando por la plaza de San Antonio y la plaza Pareja con vistas impresionantes al edificio. Historia y curiosidades de Aranjuez que quedarán para siempre fijadas en su memoria.

Viajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios