entrada incluida al madame tussaud's y a la noria london eye

Qué ver en Londres: del Buckingham Palace al barrio de Jack el Destripador

La capital británica ofrece un amplio abanico de posibilidades para descubrir todos sus rincones: desde clásicos recorridos hasta excursiones para los 'music lovers'

Foto: El Big Ben de Londres (iStock)
El Big Ben de Londres (iStock)

Cabinas rojas, autobuses de dos pisos y taxis de color negro. ¿A que con tan solo estas tres pistas ha averiguado que estamos hablando de Londres? A pesar de que estas características son únicas en la ciudad, en la capital de Inglaterra existen otras muchas curiosidades que animan a conocerla. Por ejemplo, que en su callejero conviven nada menos que 40 culturas diferentes hablantes de 300 idiomas distintos, muchos de los cuales se pueden escuchar en el mítico barrio de Camden.

La curiosa vida de los habitantes que la pueblan hacen de esta zona un lugar perfecto para sentarse en alguno de sus restaurantes y contemplar por la ventana sus costumbres. Si prefiere una opción más económica para saciar el apetito, puede acercarse a alguno de los múltiples puestos de comida que se acumulan en el popular mercado de Camden –donde también se pueden encontrar tiendas de ropa, zapatos o incluso establecimientos para hacerse un tatuaje–.

El barrio de Camden, en Londres (CC)
El barrio de Camden, en Londres (CC)

Según vaya avanzando el día y el sol comience a irse a dormir, resulta aconsejable tomar la calle Oxford Street hasta llegar al mítico Piccadilly Circus construido en 1819. Aunque es una plaza que siempre resulta atractiva, por la noche las luces de sus neones publicitarios casi le harán creer que se encuentra en el Times Square neoyorquino. En el centro, una fuente custodiada por el dios Eros contempla lanzando flechas de amor a todos los enamorados que se animan a sellar su unión con un emotivo beso.

Excursiones para todos los gustos

Para conocer Londres a fondo existen rutas guiadas que trasladan a los viajeros a la época más señorial del Palacio de Buckingham, a los míticos años 60 e incluso a finales del siglo XIX para acercarles a los barrios donde el sanguinario Jack el Destripador cometía sus crímenes. Estas tres experiencias son posibles gracias a los trayectos ilimitados en autobuses ‘hop-on/hop off’ que le permitirán subir y bajar de ellos tantas veces quiera en sus 80 paradas diferentes. Los casi 1.600 kilómetros cuadrados de Londres la convierten en una ciudad inabarcable a pie, por lo que este tipo de medio de transporte resulta de gran utilidad.

Cambio de guardia: el espectáculo es uno de los más visitados de Londres y, a pesar de que dura 45 minutos en total, son muchos los que aguantan tres cuartos de hora de pie para contemplar el cambio de guardia del Palacio de Buckingham. Residencia de la Reina de Inglaterra, frente a sus muros se interpretan diferentes melodías militares que sirven de base para que la Guardia Real lleve el ritmo. Lo más llamativo de su vestimenta es el color rojo del uniforme y el clásico gorro de pelo negro de oso –conocido como ‘bearskin hat’– que portan sobre sus cabezas.

Cambio de guardia frente al Buckingham Palace (CC)
Cambio de guardia frente al Buckingham Palace (CC)

El espectáculo comienza a las 11:30 horas por lo que, si se quiere aprovechar la mañana, conviene levantarse temprano y acudir en el autobús ‘hop-on/hop off’ hasta el pulmón verde de Londres: los parques de Hyde Park, James Park y Green Park están muy próximos al Palacio de Buckingham y le dará tiempo a dar un paseo entre ardillas antes de asistir al cambio de guardia.

Tras los pasos de Jack el Destripador: este asesino en serie es uno de los personajes sobre los que más películas de terror se han rodado. Conocido por la crueldad de sus asesinatos –acuchillaba, violaba e incluso descuartizaba a sus víctimas–, Jack el Destripador es el protagonista de una excursión por el barrio de Whitechapel. Una visita guiada a través de los rincones más conocidos de esta zona londinense le hará partícipe de los sanguinarios crímenes de este hombre cuyo aspecto, según las notas médicas recogidas ‘post mortem’ en la época victoriana, era “inofensivo”.

Atardecer en el Puente de Londres (iStock)
Atardecer en el Puente de Londres (iStock)

Para rockeros: si le gusta la música, esta excursión está pensada para usted. Se realiza una visita guiada por el Soho londinense para disfrutar de cómo se baila el swing en esta ciudad. Además de asistir al cambio de guardia y a la ruta por los barrios de Jack el Destripador, este recorrido también está incluido en el precio y permite hacer una visita a los Trident Studios donde Paul McCartney conoció a su esposa Linda. ¡Mueva el esqueleto a ritmo de rock ‘n’ roll!

Otros ‘must’ (incluidos en el precio)

Puesto que el Big Ben y la Abadía de Westminster son dos imprescindibles en la visita a Londres, ¿qué le parece contemplarlos desde el aire para aportar un punto original a su viaje? Su autobús le dejará en la parada más próxima al London Eye, la impresionante noria de 135 metros situada junto al río Támesis cuya entrada está incluida en este tipo de escapadas a la capital inglesa.

London Eye de Londres (iStock)
London Eye de Londres (iStock)

A vista de pájaro tendrá una panorámica increíble de la ciudad, pudiendo disfrutar también de las vistas a la City londinense –nombre con el que se conoce el distrito financiero– e incluso la Torre de Londres. Ambas localizaciones se pueden visitar a pie y, de vuelta, descansar en un mini crucero por el Támesis –también incluido en el precio– de regreso al centro. Si lo prefiere, puede alterar el orden y realizar primero el paseo en barco para después conocer la City y la Torre de Londres.

Por si fuera poco, la entrada al museo de cera de Madame Tussauds también se incluye en este tipo de paquetes turísticos, ofreciéndole la posibilidad de hacerse una foto con los ‘dobles’ de sus personajes favoritos: desde actrices como Penélope Cruz hasta futbolistas como David Beckham, pasando por cantantes como Lady Gaga o personajes de ficción como los superhéroes de Marvel.

En las afueras de Londres

Además de los múltiples encantos que ofrece Londres, las poblaciones de los alrededores de la ciudad también merecen acaparar su atención. En pleno centro de la red de autopistas británicas, la ciudad de Warwick le presentará su castillo, el mejor conservado de la época medieval de todo Reino Unido. Los actores que realizan escenas teatralizadas en sus diferentes estancias le trasladarán siglos atrás mientras le narran el día a día de la vida en la fortaleza.

Castillo de Warwick (iStock)
Castillo de Warwick (iStock)

A 15 minutos en coche le espera la ciudad de Stratford Upon Avon, la cuna de William Shakespeare. En esta localidad se ha alzado una réplica de la casa del famosísimo literato, cuyo interior se puede conocer gracias al ticket de acceso incluido en el precio del paquete. Tampoco se quedará con las ganas de conocer la famosa universidad de Oxford, en cuyos pupitres han estudiado nombres tan populares como el del expresidente Bill Clinton o los escritores J. R. Tolkien y Lewis Carroll.

Viajes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios