gastronomía 'menor de edad'

Taller de cocina infantil: donde los niños juegan mientras aprenden a alimentarse

En Madrid han nacido iniciativas que dan rienda suelta a la creatividad de los más pequeños entre fogones

Foto: Taller de cocina infantil
Taller de cocina infantil

Enfrentarse a los fogones siendo un niño no es tarea fácil pero, como dice el célebre Remy en la película 'Ratatouille', "si los sueños no dan miedo, es que no son los suficientemente grandes". El auge de la cocina creativa y tradicional ha provocado que entre las aspiraciones de los más pequeños se encuentre el hecho de convertirse en grandes chefs. La gastronomía, alimentada por formatos televisivos de éxito como 'MasterChef Junior', atrae cada vez más a los reyes de la casa. Para satisfacer esa curiosidad, han nacido iniciativas que pretenden ser la plataforma donde los niños comiencen a hacer sus pinitos en una cocina profesional.

El interés creciente por lo culinario es también una oportunidad para hacer pedagogía de la nutrición. Comer sano empieza por cocinar saludable, y meter las manos en la masa —literalmente— a través de juegos es una buena manera de acercar las verduras, los pescados y la fruta a los menores. Estos talleres se convierten en la forma más divertida de comprender la importancia que tiene ingerir alimentos nutritivos alejados de la bollería industrial y las grasas saturadas.

Una de las pequeñas que han disfrutado de este taller de cocina infantil.
Una de las pequeñas que han disfrutado de este taller de cocina infantil.

Sin miedo alguno a que sus hijos se quemen, se corten o terminen lesionados, los padres podrán dejar a los pequeños mientras ellos realizan algún recado o podrán participar con ellos en tan interesante experiencia —si los niños tienen edades comprendidas entre los tres y los 12 años—. Los talleres están adaptados a las habilidades de los diferentes grupos —de tres a siete años y de ocho a 12– y han sido especialmente diseñados para que no sufran ningún percance durante su desarrollo.

Una de las delicias que preparan los niños. (David Fuentes)
Una de las delicias que preparan los niños. (David Fuentes)

El simple detalle de plantarse un mandil es, según los maestros, el inicio de una aventura fascinante. En el trascurso de un par de horas aproximadamente —tiempo que varía, en función de la edad de los niños—, los pequeños fans de Remy se enfrentan a un menú surgido de la creativa y sabrosa cocina de verdaderos chefs expertos en gastronomía italiana, tradicional, innovadora o repostería, una de las favoritas de los asistentes. Nadie mejor que los propios cocineros noveles para juzgar sus propios platos: una degustación de sus creaciones pondrá el punto y final a una jornada inolvidable.

El perfecto plan de fin de semana

Los diferentes cursos, bien para niños solos o acompañados de adultos, tienen lugar los sábados por la mañana —10 de diciembre para niños de seis a 12 años; y 17 de diciembre para menores de entre tres y 12 años– y requieren reserva previa. Además, necesitan de un mínimo de participantes para su realización, por lo que se suelen confirmar con al menos 48 horas de adelanto. 

Con la Navidad pisándonos los talones, este tipo de actividades son un aliciente divertidísimo para que los más pequeños participen de una manera más activa en casa, disfrutando estas tradicionales fiestas de una forma diferente. No se confíe demasiado… su hijo puede acabar robándole el protagonismo en Nochebuena.

Viajes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios