opciones para todos los gustos

Dónde comer en Cádiz: qué ver, qué hacer y visitar para disfrutar de la ciudad

Esta ciudad andaluza es el entorno ideal para disfrutar de una amplia oferta turística que comprende, entre otros, gastronomía, monumentos y muchas playas

Foto: Vistas de Cádiz. (CC)
Vistas de Cádiz. (CC)
1 de

Breve historia de la ciudad

Mapa de la bahía de Cádiz, perteneciente al 'Blaeus Grooten Atlas' de 1664. (CC)
Mapa de la bahía de Cádiz, perteneciente al 'Blaeus Grooten Atlas' de 1664. (CC)

“La Habana es Cádiz con más negritos; Cádiz es La Habana con más salero”, dice la canción de Carlos Cano. El gran parecido entre los callejeros de ambas ciudades ha hecho que muchos las identifiquen como ciudades hermanas. Y es que ambas embellecen sus vías con arquitectura colonial de lo más variada. Sin embargo, la historia de la capital de la provincia gaditana se remonta muchos siglos antes. Su estratégica situación al sur de la Península ha provocado el interés de todas las culturas que han pasado por España, e incluso Julio César le concedió el honor de ser 'civitas federata' al Senado romano.

Tras el abandono del Gobierno romano y las conquistas visigodas, Cádiz entra en declive y pierde parte de su importancia comercial y estratégica. Después, en el año 522, los bizantinos se hicieron con esta urbe fundada con el nombre de Gádir, un término que se traduce como 'castillo' o 'fortaleza' idea de los fenicios -el gentilicio 'gaditano' que utilizamos todavía a día de hoy deriva de este origen histórico del nombre-. 

Fue en esta época cuando se produce el derribo de la estatua de Hércules dedicada a este héroe de la mitología griega que había en un santuario de las antiguas islas Gadeiras -cerca de lo que ahora sería San Fernando-. Aunque en origen era un templo fenicio en honor a Melkart -dios protector-, con la llegada de los romanos se cambió su advocación a Hércules. Y es que este personaje llegó a la Península, según la tradición, para cumplir con uno de sus 12 trabajos. La leyenda recuerda que el héroe viajó a Eriteia -una de las antiguas islas sobre las que ahora se ubican Cádiz y San Fernando- para ejecutar sus hazañas.

En la actualidad, Hércules continúa muy unido a Cádiz a pesar de la demolición de la escultura, y está representado en el escudo de la ciudad. Sobre un fondo azul aparece el héroe griego acompañado de dos leones que simbolizan la costa de España y la costa africana, así como dos columnas donde puede leerse 'plus ultra'. Rodeando el dibujo, muy parecido al que ha adoptado el escudo de Andalucía, el lema 'Hercules Fundator Gadium Dominatorque'  (Hércules, dominador y fundador de Cádiz) queda circundado por una corona de laurel.

La relevancia histórica de Cádiz vuelve a hacerse notar a partir de los Reyes Católicos, cuando la Corona de Castilla instaura en la bahía los astilleros reales de donde salen los barcos que parten a América. De sus costas partieron personajes tan relevantes en la conquista del Nuevo Mundo como Cristóbal Colón o Álvar Núñez Cabeza de Vaca.

2 de

Torre Tavira

Torre Tavira, en Cádiz. (CC)
Torre Tavira, en Cádiz. (CC)

Está situada a 45 metros sobre el nivel del mar, es Bien de Interés Cultural y atrae la atención de miles de turistas al año. La Torre Tavira, que recibe su nombre del primer vigía que la ocupó -el teniente Antonio Tavira-, es el punto más alto de Cádiz. “Don Antonio Tavira era el vigía de la torre y será, a través de su catalejo, como imaginaremos la historia de la ciudad esperando a los barcos provenientes de América cargados de mercancías”, puede leerse en la página web de la torre.

Ubicada en el Palacio de los Marqueses de Recaño, que a día de hoy cumple la función de Conservatorio de Música, esta torre se alzó hacia el cielo en el siglo XVIII. Una vez que finalizó su construcción, en 1778 se declaró como la torre vigía oficial del puerto de Cádiz, por ser la localización más alta desde la que mejor podían contemplarse el horizonte y las posibles amenazas.

Como atractivo principal de la torre Tavira, destaca la cámara oscura, que se inauguró en 1994. Este aparato produce una imagen sobre una pantalla blanca curva horizontal -como si fuera una mesa- situada en el centro de una habitación sin luz pintada de negro. “La imagen que proyecta es en color, muy luminosa, y refleja lo que está teniendo lugar en el exterior de la torre”, explican desde la web de la cámara oscura.

HORARIOS DE VISITA Y PRECIOS

La cámara oscura de la torre Tavira -calle Marqués del Real Tesoro, 10- abre todos los días del año menos el 25 de diciembre y el 1 de enero. De octubre a abril, la visita se puede realizar en horario de 10:00 a 18:00; mientras que de mayo a septiembre las visitas se permiten de 10:00 a 20:00. La última sesión de la cámara oscura se realiza 30 minutos antes del cierre.

El tique de acceso tiene un precio de seis euros. Los mayores de 65 años, estudiantes con carné, familias numerosas, grupos de más de 10 personas y discapacitados obtienen una rebaja de un euro, por lo que solo deben pagar cinco euros por entrar.

Las reservas pueden gestionarse a través de reservas@torretavira.com o en este enlace de solicitud

3 de

Playa de La Caleta

Playa de La Caleta, Cádiz. (CC)
Playa de La Caleta, Cádiz. (CC)

Quien haya tenido el privilegio de dejarse caer por Cádiz no habrá podido evitar descalzarse por la arena de La Caleta y darse un paseo por ella. Esta playa con historia -por su orilla anduvieron fenicios, cartagineses y romanos- es la más pequeña de todas las que ofrece la ciudad, y puede presumir de que sus diferentes rocas tienen nombre propio. Así, se puede distinguir fácilmente a la piedra cuadrada de la redonda, o la puntilla de la piedra del erizo.

Ubicada entre los castillos de Santa Catalina y San Sebastián, llama la atención de los visitantes por la arquitectura del balneario de Nuestra Señora de la Palma y del Real. Su longitud total es de 450 metros, y la anchura media de su arena es de 25 metros. Dispone de bandera azul y la ocupación en verano es muy alta, por lo que conviene acudir bien temprano a coger sitio si se quiere encontrar un hueco donde poner la sombrilla.

 

4 de

Catedral de la Santa Cruz

Catedral de Cádiz. (CC)
Catedral de Cádiz. (CC)

A simple vista, quizá lo que más llame la atención de la Catedral de Cádiz es el tono bicolor de sus paredes. El motivo de esta diferencia de tonalidades se debe a los distintos tipos de piedra que se emplearon para su construcción: puesto que la ciudad tuvo que hacer frente a varias crisis económicas, en función de si las arcas públicas estaban más o menos llenas se empleaba un tipo de material u otro. Así, en los muros de la catedral se puede encontrar desde piedra caliza hasta piedra ostionera -muy porosa y formada por restos de conchas marinas-.

En este edificio religioso, que empezó a construirse en 1722 sobre la antigua catedral gótica levantada por Alfonso X el Sabio y no se terminó hasta 116 años más tarde, se encuentra la sede episcopal de la diócesis de Cádiz y Ceuta. Tantos años de obras supusieron el intercalado de diferentes estilos arquitectónicos, por lo que a día de hoy se pueden distinguir toques barrocos, rococós y neoclásicos.

La fachada principal, a la que se accede a través de una escalinata corta, queda rematada con candelabros. Sus dos cuerpos están elaborados en materiales diferentes: uno en mármol y otro en piedra caliza. En cuanto a los laterales, sus muros de mármol y jaspe son idénticos, y sólo difieren en el Santo al que dedican sus puertas -San Germán y San Servando-. 

El reloj firmado por el maestro José Miguel de Zugasti que da nombre a una de sus torres -conocida como 'torre del reloj'- se añadió a mediados del siglo XIX. Desde las alturas de esta parte de la catedral se contemplan unas increíbles vistas de Cádiz. Por dentro, un total de 15 capillas completan la cruz latina y tres naves que componen la catedral. El crucero queda rematado por una cúpula amarilla.

HORARIOS DE VISITA Y PRECIOS

La Catedral de Cádiz abre todos los días del año: de lunes a sábado, de 10:00 a 19:00; y los domingos de 13:30 a 19:00 (los horarios pueden sufrir modificaciones sin previo aviso, según las necesidades litúrgicas del templo). 

El tique de acceso individual tiene un precio de cinco euros. Los pensionistas y jubilados solo tienen que pagar cuatro euros, precio que se reduce hasta los tres euros en el caso de grupos con guía, grupos de más de 20 personas, estudiantes de entre 12 y 25 años y minusválidos hasta el 65%. Los grupos de escolares pagarán 2,50 euros por persona, mientras que los residentes o nacidos en la diócesis de Cádiz, las personas con una minusvalía de más del 65% o los menores de 12 años entran gratis.

La entrada incluye la visita a la Catedral, la cripta, el coro, la sacristía, la Casa de Contaduría -lugar donde se encuentran los tesoros del templo- y la torre del reloj.

5 de

Castillos: San Sebastián, San Marcos y Santa Catalina

Castillo de San Marcos, Cádiz (CC)
Castillo de San Marcos, Cádiz (CC)

En Cádiz hay tres castillos que decoran el mapa de la ciudad. El de San Sebastián se ubica en el islote donde, según la tradición, se asentaba en la Edad Antigua el templo fenicio de Moloch. El edificio que actualmente puede contemplarse se edificó sobre los restos de otros anteriores, adquiriendo su forma final en 1706. Para acceder a él, se utilizaba un sistema de puentes levadizos y parapetos que, a mediados del XIX, se sustituyó por una fortificación más consistente que incluyó el malecón que hoy en día une la isla con el casco urbano.

El castillo de San Marcos fue construido por orden de Alfonso X el Sabio en el siglo XII, quien mandó levantar este edificio sobre los restos de una antigua mezquita árabe a orillas del río Guadalete. En verano, el perímetro del castillo suele utilizarse para eventos al aire libre, mientras que el interior acoge almuerzos y cenas para un máximo de 300 personas, congresos y actividades culturales. A pesar de sumar más de nueve siglos sobre sus ladrillos, el castillo se mantiene en muy buen estado de conservación.

El castillo de Santa Catalina es obra del ingeniero Cristóbal de Rojas, a quien el rey Felipe II envió a Cádiz a finales del siglo XVI con el objetivo de que construyera esta estructura defensiva. La apariencia actual del castillo ha sobrevivido sin muchos cambios al paso del tiempo, y aún se puede ver el contorno definido de sus dos frentes. Lo que sí ha cambiado ha sido la función que cumple: ya no es defensiva, sino de espacio cultural polivalente.

HORARIOS DE VISITA Y ENTRADAS

Castillo de San Sebastián: paseo Fernando Quiñones, s/n. 

De lunes a domingo (en horario de invierno): de 9:30 a 17:30.
De lunes a domingo (en horario de verano): de 9:30 a 21:00.
Entrada libre.

Castillo de San Marcos: plaza Alfonso X el Sabio, 3.

La visita es gratuita, previa reserva en el teléfono 627569335 o en el 'email' servicios.turisticos@caballero.es, de miércoles a viernes de 10:00 a 12:00.
De miércoles a sábado hay visitas cada hora a las 10:30, 11:30, 12:30 y 13:30 (esta última se realiza en inglés), y tiene un coste de seis euros -niños, tres euros-.

Castillo de Santa Catalina: calle Antonio Burgos, s/n.

De lunes a domingo (en horario de invierno): de 11:00 a 19:30.
De lunes a domingo (en horario de verano): de 11:00 a 20:30.
Los horarios pueden sufrir modificaciones los días de concierto.

Coste de la entrada: según la página web oficial de Turismo de Cádiz, el precio es “a consultar”.

6 de

Teatro romano

Teatro romano de Cádiz. (CC)
Teatro romano de Cádiz. (CC)

Un amigo personal de Julio César fue el responsable de la construcción del teatro romano de Cádiz, que todavía hoy podemos disfrutar. Lucio Cornelio Balbo el Mayor, que también era consejero de César, se fijó el objetivo de ampliar el mapa gaditano y vio con buenos ojos el alzamiento del nuevo barrio al que llamarían Neápolis. En él estableció un teatro y un anfiteatro, ambos datados hacia el 70 a.C., que se descubrieron a finales del siglo XX -concretamente, en 1980, bajo lo que actualmente se conoce como barrio de El Pópulo-.

Como curiosidad sobre este teatro destaca el hecho de que es el segundo más grande de los fechados en la época de la Hispania romana, tan solo superado por el de Córdoba. Además, es el más antiguo de los conocidos en España, e incluso puede presumir de ser el segundo más longevo de todos los que se construyeron bajo el dominio del Imperio Romano -únicamente vencido en edad por el construido por Pompeyo en Roma-.

Con un diámetro de 120 metros, el teatro de Cádiz tenía capacidad para acoger hasta 20.000 espectadores, una cifra nada despreciable teniendo en cuenta que en el momento de su levantamiento habitaban la región tan solo 50.000 personas. Bajo las gradas, discurre una gran galería de distribución cubierta por una bóveda anular de cañón, para cuya construcción se tuvo que recortar la roca natural.

HORARIO DE VISITA Y ENTRADAS

El teatro romano de Cádiz puede visitarse en los siguientes horarios, con entrada gratuita.

De abril a septiembre:

- De lunes a sábado de 11:00 a 17:00 (cierra los primeros lunes de cada mes).
- Los domingos, el acceso está permitido de 10:00 a 14:00.

De octubre a marzo:

- De lunes a sábado de 10:00 a 16:30 (cierra los primeros lunes de cada mes).
- Los domingos, el acceso está permitido de 10:00 a 14:00.

Acceso al centro de interpretación, por calle Mesón, 13. Teléfono: 677982945.

7 de

Restaurantes y bares en Cádiz

Imagen de archivo de una barra de bar. (CC)
Imagen de archivo de una barra de bar. (CC)

- Restaurante Isla de León: es el restaurante del hotel Playa Victoria, donde además de una rica carta (precio medio por persona de 34 euros) se puede disfrutar de unas bonitas vistas y una luz natural impresionante. Entre sus platos aparecen tatakis de atún rojo, langostinos rayados con ajito y guindilla, lomo de corvina del Estrecho o pastel de pestiños. El menú degustación -dos entrantes, pescado, carne, postre, pan y agua o vino- cuesta 38 euros por persona; mientras que el menú Poniente -entrante, plato principal, postre, pan y agua o vino- está disponible por 27 euros cada comensal. En plaza Ingeniero La Cierva, 4.

- Café Levante: ubicado en una estrecha y adoquinada calle, pone unos cafés muy bien hechos que animarán los desayunos y meriendas de cualquiera. Por las noches, esta mítica cafetería gaditana ofrece bebidas con alcohol que van desde ricos cócteles hasta clásicos gintónics, pasando por mojitos y licores. En calle Rosario, 35.

- El Faro de Cádiz: “Mi padre, Gonzalo Córdoba, comenzó con una pequeña barra decorada como una taberna marinera, redes y útiles de pesca”. Así recuerda los inicios de este restaurante Mayte Córdoba, la actual propietaria del establecimiento, por el que han pasado múltiples personalidades -todas ellas retratadas en el Salón de los Cuadros-. En su carta, pueden encontrarse desde arroces a pastas pasando por mariscos, carnes o entrantes fríos y calientes; además de ofrecerse menús de grupos. El precio medio por persona es de 40 euros. En calle San Félix, 15.

- Balandro: restaurante con “platos mediterráneos de inspiración andaluza” servidos en un entorno con “mobiliario colonial y paredes acristaladas”. Así se define Balandro, un local que ofrece ensalada de ahumados con palmitos, caldero de bogavante con pescados, revuelto de ortiguillas de mar, milhojas de salmón o secreto ibérico a la parrilla, entre otros platos. En calle Alameda Apodaca, 22.

- La Calle del Libre Albedrío: “cocina de mercado en local diáfano de estilo minimalista y tapas varias, en moderno bar con coloridos muebles”. Así se define este restaurante ubicado frente al paseo marítimo, donde se pueden degustar platos tan tradicionales como las puntillitas fritas o algo más elaborado como el sashimi de atún de Almadraba. En calle Brasil, 12.

 

Viajes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios