ocio para todos los gustos

Dónde comer en Sevilla: restaurantes y excursiones para ver la Giralda y el Alcázar

Esta ciudad andaluza es el entorno ideal para disfrutar de una amplia oferta turística que comprende, entre otros, gastronomía, monumentos, historia y diversión

Foto: Plaza de España, Sevilla. (CC/Oma teos)
Plaza de España, Sevilla. (CC/Oma teos)
1 de

Historia de Sevilla

Mapa de Sevilla en 1588. (CC/Joris Hoefnagel)
Mapa de Sevilla en 1588. (CC/Joris Hoefnagel)

Que Sevilla tiene un color especial es algo que nadie niega. Bañada por el río Guadalquivir, la ciudad puede presumir de ofrecer a sus turistas arte, monumentos, gastronomía e historia. Con el paso de los siglos, esta capital de la provincia homónima ha visto pasar por sus tierras a fenicios, romanos, musulmanes y cristianos, diversidad que ha provocado un mapa de lo más variopinto e interesante.

Los romanos bautizaron Sevilla con el nombre de Hispalis, aunque con el transcurrir de los años y el dominio de la ciudad por los musulmanes su denominación derivó en Ishbilia. La pronunciación de este término, a base de usarlo, motivó que la gente de a pie diera paso a la nueva palabra con la que actualmente se conoce a la ciudad. Haga la prueba usted mismo y repita en voz alta la voz musulmana: ¿verdad que el sonido le recuerda a Sevilla?

Dependiente del califato de Córdoba, esta localidad dejó de estar dominada por los musulmanes en el año 1248. Tras un año y tres meses de asedio, el rey Fernando III logró recuperar Sevilla e instauró el cristianismo entre sus calles. Alfonso X el Sabio, monarca que sustituyó en el trono a su padre (el anteriormente citado rey) puso a la ciudad entre sus prioridades y durante su mandato se fundó el Estudio General ´-motivo por el cual se considera que la Universidad de Sevilla data de 1505- y se construyeron edificios tan destacados como la parroquia de Santa Ana del barrio de Triana.

Ya en el siglo XV, la ciudad se convirtió en uno de los lugares estratégicos más importantes de España, pues desde ella salían los barcos que partían con rumbo al Nuevo Mundo. Su Casa de Contratación de Indias resultó de especial importancia en el comercio transoceánico del imperio español.

Sevilla puede presumir de haber visto nacer a pintores tan reconocidos a nivel mundial como Velázquez o Bartolomé Murillo; reporteros tan importantes para el periodismo español como José María Blanco White o Torcuato Luca de Tena y Álvarez-Ossorio; poetas de renombre como Luis Cernuda, o políticos que llegaron a la Presidencia del Gobierno de España, como Felipe González.

2 de

Catedral de Sevilla y Giralda

Catedral de Sevilla (CC/Flickr/leoplus)
Catedral de Sevilla (CC/Flickr/leoplus)

La reconquista de Sevilla por Fernando III el 23 de noviembre de 1248 motivó que el edificio que hasta entonces había albergado a la Mezquita Mayor fuera sustituido por la Catedral de Santa María de la Sede. Considerado el templo católico más grande del mundo y el tercero de los cristianos en cuanto a tamaño -solo superado por la Basílica de San Pedro en el Vaticano y la de San Pablo en Londres–, este monumento fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1987, a la vez que el Alcázar y el Archivo de Indias de la Ciudad.

[La Gran Mezquita de Sevilla: un castillo en el aire con agujeros en su financiación]

Su estructura comenzó a alzarse en la primera mitad del siglo XV, no viéndose finalizada hasta 1507. Los más de 100 años que duró su construcción han provocado que en su trazado se encuentre decoración de múltiples estilos artísticos. De esta manera, es posible hallar elementos góticos, renacentistas -como la Sacristía Mayor o la Sala Capitular-, barrocos -donde se categoriza la parroquia del Sagrario- y neogóticos.

Entre los atractivos más destacados de la Catedral se encuentran los restos mortales de varios monarcas de Castilla (Pedro I el Cruel, Fernando III el Santo y Alfonso X el Sabio), así como los pertenecientes a Cristóbal Colón. Estos últimos están situados en el lado derecho del crucero desde la pérdida de Cuba como colonia española, y están acompañados por una inscripción que reza: “Cuando la isla de Cuba se emancipó de la Madre España, Sevilla obtuvo el depósito de los restos de Colón, y su ayuntamiento erigió este pedestal”.

Objetivo ineludible de las cámaras de fotos de los turistas, la Giralda forma parte de la Catedral. Con este nombre se designa al campanario del templo, cuyos 104 metros de altura le hacen visible desde prácticamente todos los puntos de Sevilla. La estatua renacentista de bronce que representa la 'Fe victoriosa' corona la torre, siendo bautizada como 'El giraldillo' porque 'gira' sobre sí misma a pesar de que sus casi 1.000 kilos y sus 3,5 metros de alto no se lo ponen fácil al viento.

COMPRA DE ENTRADAS Y HORARIOS

La Catedral de Sevilla permite las visitas de lunes a domingo en diferentes horarios, que se pueden ver modificados por los diversos actos litúrgicos que se desarrollen en su interior:

- Lunes: de 11 a 15:30 horas / de 16:30 a 18 horas, visita gratuita con audioguía previa reserva (www.catedraldesevilla.es/reservas).
- De martes a sábado: de 11 a 17 horas.
- Domingos: de 14:30 a 18 horas.

El precio de la entrada general es de nueve euros, habiéndose establecido una tarifa reducida de cuatro euros para pensionistas y estudiantes menores de 25 años. El tique de acceso es gratuito para los menores de 14 años, personas naturales o residentes en la Diócesis de Sevilla, discapacitados en más de un 65% y desempleados.

3 de

Torre del Oro de Sevilla

Torre del Oro, Sevilla (CC/Jebulon)
Torre del Oro, Sevilla (CC/Jebulon)

El glamuroso nombre de esta construcción se debe al brillo dorado que refleja sobre las aguas del río Guadalquivir cuando el sol incide sobre su estructura, y no por su supuesta función como almacén de oro proveniente de las Américas, que nunca se ha confirmado. La Torre del Oro, uno de los emblemas más famosos de Sevilla, tiene una altura de 36 metros y está formada por tres cuerpos -dos dodecagonales y uno cilíndrico- que se empezaron a levantar en la década de los veinte del siglo XIII.

La función de esta torre era evitar la entrada al puerto fluvial sevillano, pues desde ella se podían llevar a cabo acciones defensivas desde tierra firme. Sin embargo, la idea del gobernador almohade Abù l-Ulà -quien mandó construirla- se desbarató cuando la flota comandada por el almirante Ramón de Bonifaz hizo añicos en 1248 el tramo de muralla que la unía con la Torre de la Plata, ubicada a 250 metros de esta, en la actual calle Santander.

Después de que la ciudad fuera reconquistada, la Torre del Oro se utilizó como capilla en honor a San Isidoro de Sevilla, como cárcel y como museo naval -función que ostenta en la actualidad, exhibiendo objetos antiguos de navegación, documentos históricos, cartas náuticas o grabados en sus 633 metros cuadrados-.

El paso del tiempo ha motivado que sea objeto de múltiples labores de restauración y conservación, siendo una de las más importantes la posterior al terremoto de Lisboa que azotó Sevilla en 1755. En 1942 comienzan las obras para mejorar el aspecto de la fachada, así como para preparar las plantas baja y primera de la torre como salas de exposición del museo naval.

COMPRA DE ENTRADAS Y HORARIOS

La Torre del Oro de Sevilla permite las visitas de lunes a domingo en diferentes horarios:

- De lunes a viernes: de 9:30 a 18:45 horas.
- De sábado a domingo: de 10:30 a 18:45 horas.

El precio de la entrada general es de tres euros, habiéndose establecido una tarifa reducida de 1,5 euros para estudiantes, pensionistas, grupos y niños de entre seis y 14 años. El tique de acceso es gratuito para los menores de seis años y para los minusválidos. La entrada también es gratis para todo el público los lunes.

4 de

Real Alcázar de Sevilla

Real Alcázar de Sevilla (CC/Flickr/Guy MOLL)
Real Alcázar de Sevilla (CC/Flickr/Guy MOLL)

La belleza del Real Alcázar de Sevilla es tal que resulta muy complicado transmitirla con palabras. Este conjunto de palacios circundados por una muralla se empezó a construir en la Edad Media y desde entonces ha pasado por diferentes manos que le han dejado impronta propia. Así, la época islámica de Sevilla y el periodo cristiano de la ciudad le han inculcado un estilo particular cuya mezcla muestra una singular apariencia de lo más hermosa.

Declarado Patrimonio de la Humanidad en 1987, el Alcázar de Sevilla ha sido utilizado como lugar de reposo de los miembros de la Casa Real o de los jefes de Estado que visitan la ciudad. Tal y como recuerda la Unesco, este lugar es el palacio real en activo más antiguo de Europa, y lleva siendo usado por la Corona española desde la época de los Reyes Católicos. Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, sin ir más lejos, se alojaron en sus estancias pasada la segunda mitad del siglo XV.

Entre las estancias más llamativas del Alcázar despunta el Patio de las Doncellas, cuya apariencia ha ido modificándose a gusto de los diferentes reyes españoles. Felipe II, por ejemplo, ordenó la instalación de la fuente que refresca el ambiente situada en mitad del recinto. También destacan la Alcoba Real, el Salón de los Embajadores y el Patio de las Muñecas, un lugar que debe su nombre a las pequeñas caras de ojos saltones que se pueden ver en algunos de sus arcos.

Mención especial requieren los jardines, que con sus altas palmeras y sus frondosos naranjos perfilan una silueta vegetal de lo más completa. Dispuestas en terrazas a diferentes alturas, las zonas verdes del Alcázar de Sevilla sufrieron una importante transformación a partir del Renacimiento, con la inclusión en su espacio de fuentes y estanques. La influencia musulmana se deja ver en las fontanas cubiertas de azulejos que contribuyen a embellecer estos ambientes de descanso.

COMPRA DE ENTRADAS Y HORARIOS

El Alcázar de Sevilla permite las visitas de lunes a domingo en diferentes horarios ininterrumpidos (solo cierra los días 1 y 6 de enero, 25 de diciembre y Viernes Santo):

- De octubre a marzo: se puede visitar de lunes a domingo de 9:30 a 17 horas. Entrada gratuita de 16 a 17 horas.
- De abril a septiembre: se puede visitar de lunes a domingo de 9:30 a 19 horas. Entrada gratuita de 18 a 19 horas.

El precio de la entrada general a la planta baja es de 9,50 euros, habiéndose establecido una tarifa reducida de dos euros para pensionistas y estudiantes con edades comprendidas entre los 17 y los 25 años. El tique de acceso es gratuito para los menores de 16 años, para los nacidos o residentes en Sevilla y para los discapacitados.

La visita al Cuarto Real se puede realizar de manera independiente, pagando la entrada a 4,50 euros.

VISITA NOCTURNA Y PASES

“El visitante va a entrar directamente en la historia del Alcázar conducido por los personajes más importantes que habitaron en el conjunto palaciego. Así podrán disfrutar de la magia del monumento por la noche, descubriendo un nuevo Alcázar de Sevilla”, puede leerse en la página web del Alcázar. Así de apetecible suena la propuesta que ofrece este emblemático lugar sevillano donde, a través de un espectáculo teatral de 75 minutos, se transporta al visitante a tiempos pasados mientras se recorren las estancias del conjunto de palacios.

Visitar el recinto por la noche desde abril hasta octubre (sin incluir el Viernes Santo si cae en estos meses), en los siguientes horarios:

- Del 1 de abril al 30 de septiembre: 21h, 21:30h, 22h y 22:30h.
- Durante el mes de octubre: 19:30h, 20h, 20:30h y 21h.

El coste de la entrada es de 13 euros, pudiéndose comprar únicamente a través de internet. Solo se pondrán a la venta en taquilla los tiques para el mismo día que no se hayan adquirido 'online'.

5 de

La Cartuja (Monasterio de Sta. Mª de las Cuevas)

El Monasterio de Santa María de las Cuevas de Sevilla, más conocido como 'la Cartuja'. (CC/José Luis Filpo Cabana)
El Monasterio de Santa María de las Cuevas de Sevilla, más conocido como 'la Cartuja'. (CC/José Luis Filpo Cabana)

Aunque su verdadero nombre es Monasterio de Santa María de las Cuevas, todo el mundo lo conoce como 'la Cartuja' porque está ubicado en la Isla de la Cartuja -barrio creado con motivo de la Expo de 1992 celebrada en Sevilla-. A él se puede acceder cruzando el puente que une el Camino de los Descubrimientos con la calle Torneo, y entre sus 'méritos' está ser la sede del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo desde 1997.

El monasterio está dedicado a la Virgen porque, según la tradición, Santa María se apareció en 1248 en uno de los hornos que componen la estructura del lugar -estos hornos eran utilizados para la cocción de las piezas de barro elaboradas con las tierras húmedas y arcillas propias de la zona-. En honor a la madre de Jesucristo se alzó una ermita franciscana que terminó originando el monasterio que en 1399 fundó el arzobispo de la ciudad, Gonzalo de Mena.

Aunque en la actualidad los restos de Cristóbal Colón reposan en la Catedral de Sevilla, durante tres décadas el explorador descansó en la Cartuja, pues fue allí donde se gestó su segundo viaje al Nuevo Mundo. Pero no solo este personaje histórico ha pasado por el monasterio. Felipe II lo utilizó como lugar de retiro espiritual por la paz del entorno, así como todos los reyes españoles que pasaban por Sevilla u otros importantes nombres, como Teresa de Jesús.

El tiempo pasó y el monasterio perdió su esencia religiosa. En 1810, los franceses expulsaron a los monjes cartujos que vivían allí y lo convirtieron en cuartel de sus tropas. Años más tarde, en 1839, el comerciante inglés Charles Pickman adquirió la construcción para transformarla en una fábrica de porcelanas chinas -en funcionamiento hasta 1982-, nueva función que provocó graves daños en la conservación del monasterio, al levantarse chimeneas .

En 1986 empezaron los trabajos para restaurarlo, pero hubo que esperar hasta tres años más para que se creara el Conjunto Monumental de la Cartuja de Sevilla. Su objetivo, tal y como puede leerse en la página web del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, era “tutelar el monumento, transformándolo al mismo tiempo en un centro de investigación y difusión cultural”.

COMPRA DE ENTRADAS Y HORARIOS

El Monasterio de la Cartuja de Santa María de las Cuevas permite las visitas de martes a domingo en diferentes horarios ininterrumpidos (cierra el 1 y 6 de enero, 1 de mayo, 24 de diciembre, 25 de diciembre y 31 de diciembre):

- De martes a sábado: de 11 a 21 horas (el desalojo de las salas comienza a las 20:30 horas).
- Domingos y festivos: de 10 a 15:30 horas.

El precio de la entrada es de 1,80 euros (visita al monumento o a las exposiciones temporales). La visita completa cuesta 3,01 euros. El tique de acceso es gratuito de martes a viernes de 19 a 21 horas, y los sábados de 11 a 21 horas.

6 de

Archivo de Indias de Sevilla

Fachada del Archivo General de Indias de Sevilla. (CC/Roberto Chamoso G)
Fachada del Archivo General de Indias de Sevilla. (CC/Roberto Chamoso G)

Concentrar en un único lugar “todos los papeles de Indias que se hallaban dispersos en muchos lugares sin la orden y distinción correspondiente a su importancia” fue el objetivo que se propuso Carlos III con la creación del Archivo General de Indias en 1785, tal y como se puede leer en la Introducción de las Ordenanzas emitidas cinco años más tarde. El monarca pensó que el mejor emplazamiento para ubicarlo sería Sevilla, donde los documentos “custodiados y ordenados debidamente al cargo de archivero propio y oficiales produjesen la mayor utilidad”.

Desde entonces, el Archivo General de Indias acoge entre sus estancias cientos de informaciones relativas al Nuevo Mundo y su descubrimiento, así como mapas, otros enseres relativos al tema y exposiciones temporales. Tal es la importancia de este enclave que en la actualidad tiene dos sedes: la Casa de la Lonja y la Cilla del Cabildo, quedando este último lugar reservado para las funciones de investigación y gestión del archivo.

La Casa de la Lonja -también conocida como Lonja de Mercaderes- debe su estructura al arquitecto real Juan de Herrera, aunque hubo otros prestigiosos arquitectos vinculados a un proyecto que no se terminó hasta 1646 -entre ellos, Juan de Minjares, Alonso de Vandelvira y Miguel de Zumárraga-. El paso del tiempo provocó el declive del edificio, decadencia apoyada durante la segunda mitad del siglo XVII por la debacle política y comercial de España. Gracias a la elección de este lugar como sede del Archivo de Indias en 1781, el deterioro consiguió frenarse y se desalojó a las familias que lo habían ocupado para vivir entre sus estancias.

Declarada Patrimonio Mundial por la Unesco en 1987, la Lonja de Mercaderes tiene dos alturas y una planta de 56 metros de lado. En su interior, un patio central rodeado por dos naves cuadrangulares aporta la singular apariencia del Archivo de Indias. Todo el edificio es de piedra y dispone de dos plantas abovedadas comunicadas por la escalera monumental.

CONSULTA DEL ARCHIVO EN SALA

Este archivo es de libre acceso a los usuarios, que solo necesitan presentar su DNI o pasaporte para acreditar su entrada. No obstante, el acceso directo a los fondos documentales y bibliográficos estará sujeto a la normativa legal vigente, que vela por la correcta conservación del patrimonio documental español.

El archivo dispone de dos salas de investigación dotadas de 60 puestos de trabajo con equipos informáticos para acceder a la consulta de la base de datos textual de los documentos del archivo y a la reproducción digital de los mismos. También dispone de tres lectores de microfilme y una biblioteca de obras de referencia.

VISITAS Y HORARIOS

La visita turística al Archivo General de Indias es libre y gratuita, facilitándose el acceso a la zona monumental durante todo el año, salvo los días 6 de enero y 24, 25 y 31 de diciembre. La reserva previa no es necesaria, salvo para los grupos de más de 20 personas.

La visita es posible en los siguientes horarios:

- De lunes a sábado: de 9:30 a 17 horas.
- Domingos y festivos: de 10 a 14 horas.

7 de

La Macarena y La Esperanza de Triana

La Hermandad de la Macarena saca a su Virgen. (EFE)
La Hermandad de la Macarena saca a su Virgen. (EFE)

Sevilla no se entiende sin su fuerte tradición religiosa. La ciudad, cuya Semana Santa es famosa a nivel internacional, despunta por los pasos procesionales que cada año acompañan miles de penitentes. El resto de días, cuando los nazarenos no surcan las calles y los capirotes se guardan hasta la siguiente Pascua, esta localidad andaluza continúa con su ferviente devoción en basílicas como la de la Macarena y la Esperanza de Triana.

Estas dos Vírgenes, quizá las más populares de toda Sevilla, se disputan la atención de los feligreses y turistas que cada día visitan sus templos. La talla de la Macarena se puede contemplar en la calle Bécquer, 1 desde que en 1936 se incendiara la capilla de la Parroquia de San Gil que hasta entonces la acogía. En 1966, el papa Pablo VI declaró como Basílica Menor este edificio de una sola nave cubierta con bóveda de cañón y cuatro capillas laterales, obra de Aurelio Gómez Millán.

La Esperanza de Triana está en el número 52 de la calle Pureza. Allí, en la Capilla de los Marineros, esta Virgen descansa en el edificio construido en 1759 en el mismo lugar que había ocupado años antes la capilla del Colegio de Mareantes de la ciudad. Sin embargo, tras la ocupación napoleónica, se secularizó y fue utilizada como almacén, como iglesia anglicana y como teatro; y no fue hasta 1962 cuando la Hermandad de la Esperanza de Triana asistió de nuevo a su bendición.

HORARIOS DE LA BASÍLICA DE LA MACARENA

La Basílica de la Macarena se puede visitar en los siguientes horarios, que pueden verse modificados en las situaciones indicadas en este enlace:

- Horario de invierno, desde el 1 de octubre de 2015 hasta el 30 de abril de 2016:
De lunes a sábado: de 9 a 14 horas y de 17 a 21 horas. Vísperas de festivos: de 9 a 14 horas y de 17 a 21 horas.
Domingos y festivos: de 9:30 a 14 horas y de 17 a 21 horas.

- Horario de verano, desde el 1 de mayo hasta el 15 de septiembre de 2016:
De lunes a sábado: de 9 a 14 horas y de 18 a 22 horas. Vísperas de festivos: de 9 a 14 horas y de 18 a 21 horas.
Domingos y festivos: de 9 a 14 horas y de 18 a 21 horas.

HORARIOS DE LA CAPILLA DE LOS MARINEROS

La Capilla de los Marineros se puede visitar en los siguientes horarios, que pueden verse modificados en las situaciones indicadas en este enlace:

- Horario de invierno, desde el 1 de octubre de 2015 hasta el 31 de mayo de 2016:
De lunes a sábado: de 10 a 13:30 horas y de 17:30 a 21 horas. Misa a las 20:30 horas.
Domingos: de 10 a 14 horas y de 17:30 a 20:30 horas. Misa a las 13 horas.

8 de

Plaza de España de Sevilla

Plaza de España de Sevilla. (CC/Flickr/Carlos ZGZ)
Plaza de España de Sevilla. (CC/Flickr/Carlos ZGZ)

Tiene 170 metros de diámetro, 50.000 metros cuadrados de superficie y un canal de 515 metros atravesado por cuatro puentes que representan los cuatro antiguos reinos de España -Castilla, Aragón, Navarra y León-. Con estos datos, y hablando de Sevilla, es más que posible que haya identificado la famosísima Plaza de España. Este lugar, ubicado dentro del Parque de María Luisa, es uno de los espacios de paso obligado cuando se visita la ciudad. En él se dan cita tanto turistas como sevillanos de pura cepa que no dudan en sacar sus cámaras de fotos o 'smartphones' para inmortalizar la belleza del entorno.

La Plaza de España se construyó con motivo de la Exposición Iberoamericana que tuvo lugar en 1929. Su alzamiento se encargó al arquitecto Aníbal González, quien ideó un diseño elíptico como silueta del enclave para simbolizar el 'abrazo' de España a los territorios americanos que ya no formaban parte de sus dominios. Además, a lo largo de toda la plaza se pueden encontrar medallones cerámicos con el rostro de ilustres españoles conocidos por artes tan diversas como la filosofía, la pintura o la literatura. Quevedo, Sorolla, Murillo, Séneca o Cervantes son algunos de los nombres que aparecen en ellos.

Todas las provincias de España están representadas en los bancos que circundan la plaza, elementos que forman parte de los 19.000 metros cuadrados edificados del lugar. Artesonados, ladrillo visto, cerámica, mármol… son muchos los medios que convierten este enclave mítico de Sevilla en un espacio de espectacular belleza. “Señores, yo sabía que esto era bonito, pero no tanto”, dijo Alfonso XIII cuando pudo disfrutar de la visión completa de la plaza.

En 1929 se produjo su inauguración, a la que asistió el anteriormente citado monarca y los diplomáticos de países iberoamericanos. Quizá todos ellos fueran testigos de cómo las dos torres que flanquean la plaza apuntaban al cielo desafiando la hermosura celeste. Tan destacable resulta el conjunto que la Plaza de España sevillana ha sido escenario de múltiples películas, entre las que destacan 'Lawrence de Arabia' o 'Star Wars Episodio II: el ataque de los clones'.

9 de

Plaza de toros de la Maestranza

Plaza de toros de la Maestranza de Sevilla. (CC/Vincenzo venditti)
Plaza de toros de la Maestranza de Sevilla. (CC/Vincenzo venditti)

Para encontrar los orígenes de la plaza de toros de Sevilla hay que remontarse a 1248, año en que Fernando III reconquistó la ciudad de manos de los musulmanes. Fue entonces cuando los caballeros que acompañaban al monarca en su empresa organizaron una cofradía caballeresca que supuso el primer paso para la posterior fundación de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, entidad que levantó en 1730 la construcción rectangular que por entonces actuaba como escenario de tardes de toros.

Desde entonces, sobre el monte del Baratillo se alza la plaza de toros de la Real Maestranza de Sevilla, una obra que con el paso del tiempo ha visto modificada su apariencia. Así, tres años más tarde de la primera construcción, se derribó la plaza rectangular para levantar otra con forma redonda. En 1786, el rey Carlos III prohibió las corridas de toros, por lo que las obras que se estaban realizando para cambiar las estructuras de madera por otras de piedra quedaron paradas.

Tres décadas más tarde, la Maestranza comenzó a cubrirse, terminándose los trabajos en 1881 bajo la dirección del arquitecto Juan Talavera. Finalmente, en 1914, el mismo arquitecto que ideó la Plaza de España para la Exposición Iberoamericana de 1929 -Aníbal González- cambió todo el ladrillo antiguo del edificio por otro más moderno, que es el que actualmente puede contemplarse.

COMPRA DE ENTRADAS Y HORARIOS

La plaza de toros de Sevilla puede visitarse en los siguientes horarios (cerrada el 25 de diciembre), con visitas guiadas en español y en inglés cada 20 minutos:

- Del 1 de noviembre al 31 de marzo: de 9:30 a 19 horas.
- Del 1 de abril al 31 de octubre: de 9:30 a 21 horas.
- Viernes Santo y días de espectáculos taurinos: de 9:30 a 15 horas (excepto novilladas de promoción, que se prolongan hasta las 19).

La entrada a la Maestranza de Sevilla cuesta siete euros, precio que se reduce hasta los cuatro euros para los estudiantes, pensionistas y mayores de 65 años. Los niños hasta seis años entran gratis, mientras que los de edades comprendidas entre los siete y los 11 años pagan tres euros.

Estas tarifas no son aplicables los lunes de 15 a 19 horas.

Para grupos, consultar tarifas y rellenar formulario de visita en este enlace.

10 de

Restaurantes en Sevilla

Imagen de archivo de un restaurante (CC/Pexels)
Imagen de archivo de un restaurante (CC/Pexels)

Comer en Andalucía siempre es un gusto, pero más aún si entre bocado y bocado se puede disfrutar de las vistas a la Giralda, a la Plaza de España o al río Guadalquivir. A continuación le proponemos una selección de cinco restaurantes donde hincarle el diente a suculentos platos con precios de todo tipo.

- Abades Triana: quizás no sea la mejor opción para los que prefieren no gastar demasiado dinero en el viaje, pero tiene una de las mejores vistas de Sevilla. Ubicado en la calle Betis, frente a la Torre del Oro, este restaurante dispone de una ventana panorámica que permite a sus clientes ver Sevilla mientras comen. De lunes a viernes ofrecen el 'menú ejecutivo' a 38 euros. El precio medio de la carta -sin bebida- es de 45 euros por persona.

- San Marco Santa Cruz: comida italiana servida en unos antiguos baños árabes en plena judería sevillana. Si se accede previa reserva, se puede tener muy buena suerte con el sitio asignado. Destacan sus bolsitas crujientes rellenas de quesos, pasas y puerros -2,95 euros- y su bacalao al estilo de Lodosa con patatas -17,50 euros-. El precio medio por persona, sin incluir bebidas, es de 25 euros. En la calle Mesón del Moro, 6.

- Victoria 8: con decoración tradicional, este restaurante del barrio de Triana tiene un precio medio por persona de 21 euros, bebidas no incluidas. Desde su página web aconsejan pedir su ensalada de foie y mermelada de tomate, la crema de calabacín y crujiente de bacon y su tarta 'tatín' de manzana -cuatro euros-. Los que prefieran los postres tradicionales sucumbirán a su delicia de almendra con yema tostada. En la calle Victoria, 8 (Pagés del Corro).

- Espacio Eslava: mesas al aire libre, barra, salones interiores… La gastronomía que ofrece este restaurante puede disfrutarse como se prefiera. Ubicado en el barrio de San Lorenzo -calle Eslava, 3-, desde sus fogones salen platos que combinan las recetas tradicionales con un toque de modernidad. Cierra los domingos por la noche y los lunes, y su carta se puede degustar por un precio medio de 24 euros por persona -bebidas no incluidas-.

- Oriza: “La gastronomía andaluza a la enésima potencia”. Así se define este restaurante ubicado en la calle San Fernando, 41, donde se puede degustar un 'menú sugerencia del chef' por 45 euros por persona. Su bogavante en ensalada a la vinagreta de trufas templadas es un clásico, y los que lo han probado aseguran que no se puede dejar de pedir su tournedó de lenguado y vieira con salsa de pimienta verde y arroz al korma. El precio medio por comensal, sin incluir bebidas, es de 49 euros.

11 de

Bares en Sevilla

Aceitunas (CC/Pixabay)
Aceitunas (CC/Pixabay)

Sevilla también permite comer 'de bares'. La tradición andaluza de servir tapas es uno de los grandes atractivos de estos establecimientos, donde se aglutinan tanto extranjeros como nativos de la ciudad. Estas son algunas sugerencias.

- Bodega Góngora: en la calle Albareda, 5, este bar lleva atendiendo a su público desde hace tres generaciones. El abuelo de la familia lo inauguró en 1939, y desde entonces ha sido punto de encuentro de toreros, ganaderos e importantes personajes sevillanos. Entre sus especialidades están las gambas al ajillo y las ortiguillas de Chipiona, aunque también es recomendable pedir sus tortillitas de camarones y su arroz a la marinera.

- Flores Gourmet: este espacio no es un bar propiamente dicho, sino que se trata de un establecimiento que aúna la venta de productos con el consumo de estos. Se trata de “poder degustar lo que se compra y comprar lo que se degusta”, tal y como se explica en la página web del lugar. Para probar un buen jamón hay que dejarse caer por la calle San Pablo, 24.

- La Azotea: que no le engañe el nombre, porque este conocido bar de Sevilla está a pie de calle. En los cuatro establecimientos abiertos bajo este nombre -calle Jesús del Gran Poder, 31; calle Zaragoza, 5; calle Conde de Barajas, 12, y calle Mateos Gago, 8- se ofrecen platos para todos los gustos: desde carrillada ibérica hasta coquinas, pasando por pulpo a feira o tartar de salmón fresco. Solo admiten reservas entre semana (de lunes a viernes) al mediodía.

- Mercado Lonja del Barranco: los que conozcan el madrileño mercado de San Miguel encontrarán en este espacio sevillano un claro símil. Los pasillos de 'la lonja' están plagados de puestos donde poder descansar mientras el paladar disfruta tomando comida japonesa, arroces, tapas y guisos. Lo encontrará en la calle Arjona, s/n.

- Kiosko de las Flores: los amantes del pescado no pueden dejar de visitar este lugar con terraza y vistas al Guadalquivir. Fundado en 1930, el Kiosko de las Flores se ubica en la calle Betis y ofrece una variada carta que incluye chacinas, mariscos, pescados fritos y a la plancha, paellas, carnes y revueltos.

Viajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios