google le dedica un 'doodle'

Reloj astronómico de Praga: una joya checa que cumple 605 años

Además de ser un atractivo turístico muy importante, el Ayuntamiento de la capital de la República Checa se ha convertido en un icono de todo el país por su fantástico reloj

Foto: Reloj astronómico de Praga (El Coleccionista de Instantes)
Reloj astronómico de Praga (El Coleccionista de Instantes)

Los usuarios que vayan a realizar una búsqueda en Google se van a encontrar un bonito aparato para medir el tiempo. Se trata del 'doodle' que la empresa ha dedicado al reloj astronómico de Praga, un auténtico prodigio de la mecánica que puede disfrutarse en la capital de la República Checa. Este viernes cumple nada menos que 605 años en funcionamiento, un motivo más para que los turistas que se acerquen a visitarlo durante la jornada de hoy se llenen de admiración al contemplarlo. [Aquí puede leer: 'Praga, Viena y Budapest: qué ver en este tour por el este de Europa'].

Homenaje de Google al reloj astronómico de Praga
Homenaje de Google al reloj astronómico de Praga

Una vez que se llega a la Plaza de la Ciudad Vieja de Praga, cualquiera de las calles que se escojan dan de pleno en el Ayuntamiento, edificio que acoge el impresionante reloj astronómico. Cada hora en punto, desde las nueve de la mañana hasta las nueve de la noche, el mecanismo se acciona para dar vida a unas curiosas figuras que parecen saludar a todo aquel que quiera mirar.

Reloj astronómico de praga (flickr/sebastian döge)
Reloj astronómico de praga (flickr/sebastian döge)

Lo más característico de este reloj son sus tres componentes bien diferenciados pero, a la vez, en perfecta armonía. Los muñecos representantes de los doce apóstoles de los que acabamos de hablar son uno de ellos, además de otras alegorías de la vanidad, la muerte, la avaricia y la lujuria. Luego, un calendario circular sirve para datar el mes del año en que nos encontramos, así como los signos del zodiaco. Por último, un cuadrante astronómico utilizado para marcar las horas y mostrar a los expertos otros datos astronómicos como, por ejemplo, la posición del Sol y la Luna.

Para acceder a su complicada maquinaria hay una pequeña escalera de caracol que recorre con frecuencia el cuidador asignado ex profeso para comprobar que nada falla. Praga presta mucha atención a esta joya que ofrece a los visitantes que se animan a conocer el centro histórico de la ciudad –declarado Patrimonio Mundial de la Unesco en 1992–. Sin duda, este reloj con forma de astrolabio en un icono para todo el país.

Viajes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios