el dinero recaudado iría a su conservación

La Torre de Pisa podría convertirse en un hotel de lujo con precios prohibitivos

Esta famosa construcción inclinada pasaría a restringir las visitas turísticas a dos horas al día, momento en el cual se procedería a la limpieza de las habitaciones

Foto: La Torre de Pisa podría convertirse en un hotel de lujo
La Torre de Pisa podría convertirse en un hotel de lujo

La idea es muy sencilla: alquilar la Torre de Pisa a clientes ricos. La nueva propuesta del Gobierno italiano para conseguir financiación con la que conservar su patrimonio no agrada a todo el mundo. Esta histórica construcción se convertiría en un hotel de lujo no apto para todos los bolsillos, según un documento del proyecto filtrado por ‘The Telegraph’. Si la idea sigue adelante, cada habitación –solo una por piso– podría alquilarse desde 20.000 euros, pudiendo a llegarse a la cifra de 50.000 euros por noche en el caso de que se quiera pernoctar en la sexta planta con acceso a la terraza. 

El lujoso hotel, que se llamaría 3,99 Grados haciendo alusión a la inclinación de la Torre de Pisa, bautizaría cada una de sus estancias con el nombre de grandes personajes del Renacimiento. Así, las habitaciones recordarían a Rafael, Miguel Ángel o Leonardo da Vinci en un paraje tan especial como el que puede contemplarse desde una de las torres más famosas del mundo.

Tal y como explica ‘The Telegraph’, el nuevo hotel no dispondría de cocina o comedor por las limitaciones propias del edificio donde se situaría, pero sí se desarrollaría un sistema de canalización que permitiera la instalación de inodoros y duchas. Además, un carpintero local se ha ofrecido a construir camas a la medida de las habitaciones para que el confort de los clientes –sobre todo turistas de Oriente Medio, según el documento filtrado al citado medio británico– sea máximo.

Se limitarían las visitas turísticas

Aunque las visitas de los turistas no se suprimirían sí se verían afectadas por la nueva función como hotel de lujo de la torre inclinada de Pisa. Solo podrían acceder a la escalinata de la torre durante dos horas al día –momento en el cual se arreglarían y asearían las habitaciones–. “La torre ha estado abierta a lugareños y extranjeros durante generaciones, y ahora se entrega a un puñado de gente rica”, se lamenta Mia Falova, una guía local que añade que las colas para entrar serán enormes.

A pesar de las críticas que ha recibido el proyecto, no es la primera vez que un edificio histórico se convierte en un alojamiento de lujo. El Arco del Almirantazgo de Londres fue alquilado en 2012 con el objetivo de convertir el espacio en un hotel de habitaciones de cinco estrellas. además, otras iniciativas privadas han contribuido a la conservación de monumentos como la Fontana de Trevi –cuya reforma fue pagada por la casa de moda Fendi– o la Plaza de España de Roma –para cuyo mantenimiento Bulgari donó más de 1,7 millones de euros–.

Viajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios