Andorra la Vella (Andorra), 8 oct (EFE).- Los ministros de Asuntos de Asuntos Sociales de 22 países iberoamericanos, junto con los de España, Portugal y Andorra, han pedido armonizar las políticas sociales durante la reunión de dos días que han celebrado hasta este martes en el Principado andorrano.

En la declaración final de la II Reunión Iberoamericana de ministros de Asuntos Sociales clausurada hoy en Andorra se ha aprobado una declaración final, que incide en la necesidad de "armonizar las políticas públicas para proteger los derechos" de las personas con discapacidad y que se pase de un modelo "asistencial" a otro de "protección de los derechos de las personas".

La declaración final de esta reunión, según ha recordado el secretario adjunto de la misma, Marcos Pinta Gama, será elevada a la cumbre de jefes de Estado Iberoamericanos que Andorra acogerá en noviembre de 2020.

Los ministros iberoamericanos se han comprometido a eliminar las barreras que impiden que los "90 millones de personas que integran este colectivo en la región desarrollen todo su potencial", según un comunicado de la Secretaría General Iberoamericana.

Pinta ha considerado que la declaración es "muy relevante" y que en la reunión se han tratado cuestiones "muy concretas" como el programa iberoamericano de protección de las personas con discapacidad, del que ya emanan propuestas concretas como "reforzar la cooperación entre los países y el intercambio de experiencias", informa la Agència de Noticies Andorrana (ANA).

El ministro andorrano de Asuntos Sociales, Vivienda y Juventud, Víctor Filloy, ha destacado cuatro puntos de la declaración: abordar la innovación social desde todos los ámbitos; tomar esta innovación social como base sobre la cual abordar los retos de futuro; no olvidar el enfoque de la atención centrada en la persona y la necesidad de que haya datos homogéneos que se puedan contrastar entre los diferentes países para lograr "un enfoque más transversal".

Filloy ha destacado igualmente que se han tratado temas como la innovación y la inclusión y que algunos países están haciendo grandes esfuerzos para la integración de las personas con discapacidad.

"Hay que buscar soluciones para que las personas con dificultades puedan tener sus derechos garantizados en cualquier lugar del mundo", ha recalcado el ministro andorrano.

En la declaración acordada hoy, los titulares de Asuntos Sociales se han comprometido a generar instrumentos innovadores, promoviendo el uso de nuevas tecnologías, para lograr una mayor inclusión de las personas con discapacidad en la educación y el empleo.

Otro de los puntos de la declaración rescata la necesidad de "mejorar el acceso de este colectivo a los derechos sociales, eliminar leyes o prácticas que restrinjan su capacidad jurídica y armonizar los sistemas de reconocimiento y certificación de la discapacidad en toda la región".

Además, los países instan a fortalecer los marcos jurídicos y las políticas relativas a las mujeres y las niñas con discapacidad, "un grupo especialmente vulnerable a la discriminación en Iberoamérica", según afirma la nota. EFE