San Sebastián, 19 sep (EFE).- Tres de los cinco miembros de La Manada juzgados la pasada semana en San Sebastián por el robo de tres gafas de sol han sido condenados a multas de 270 euros cada uno de ellos como autores de un delito leve de hurto.

José Ángel Prenda Martínez, Ángel Boza Florido y a Antonio Manuel Guerrero deberán entregar las gafas que se encuentran en depósito a la propietaria de la óptica donostiarra donde se produjo la sustracción, a la que deberán indemnizar asimismo con 125 euros y con 82 más en el caso de que las gafas no sean aptas para la venta.

Según la sentencia a la que ha tenido acceso Efe, no ha resultado acreditado que el precio de venta al público de las gafas sustraídas fuera superior a 400 euros, por lo que no han sido condenados por un delito de hurto que conlleva penas mayores.

Los hechos ocurrieron el 5 de julio de 2017, dos días antes de la violación a una joven madrileña durante los Sanfermines por la que ahora cumplen condena en distintas cárceles. EFE