Marta Vergoñós Pascual.

Barcelona, 4 sep (EFE).- El Parlament ha empezado esta semana el nuevo curso político, a la espera de que en los próximos meses pueda cobrar un protagonismo especial en la respuesta institucional a la sentencia sobre el "procés".

Los grupos parlamentarios catalanes llegan a septiembre con asignaturas pendientes. Estas son las más relevantes que deberán abordar en la nueva temporada.

APROBAR UNOS PRESUPUESTOS

La Generalitat lleva dos ejercicios en prórroga presupuestaria; de hecho, este año el Govern ni siquiera llegó a aprobar su proyecto para que los grupos lo debatieran, enmendaran y votaran.

Con unos presupuestos perfilados en 2017 y sin los adelantos de financiación del Estado, que no se han hecho efectivos porque el Gobierno central sigue en funciones, la Generalitat se ha visto obligada a decretar el cierre de caja en agosto, lo que ha derivado en un recorte del 6 % del gasto.

Ahora, el vicepresidente y conseller de Economía, Pere Aragonès, ha abierto una ronda de contactos con los diferentes partidos en busca de apoyos para sacar adelante las cuentas de 2020, que prevé presentar este otoño.

REFORMA DEL REGLAMENTO

En enero de 2019 se empezó a trabajar en la reforma del reglamento del Parlament. JxCat, que fue quien promovió la reforma, pretendía incluir la opción de investir a distancia a un candidato a president -pensando en Carles Puigdemont-, pero ninguno de los demás grupos -tampoco ERC- ve clara esta modificación.

Ahora, la ponencia sobre cómo debe ser la reforma del reglamento está prácticamente paralizada, sobre todo después de que en abril el Tribunal Constitucional dictara una sentencia en contra de una eventual investidura telemática.

RENOVACIÓN DE CARGOS

El pasado mes de marzo, el presidente del Parlament, Roger Torrent, activó la renovación de un centenar de cargos de una treintena de organismos públicos que están en funciones.

Cinco meses después, la mayor parte de estos organismos sigue sin haber renovado los miembros de sus consejos, principalmente por falta de acuerdo entre los diferentes partidos.

Entre los cargos pendientes de renovación figuran el Síndic de Greuges, el Consejo del Audiovisual de Cataluña o el consejo de gobierno de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales.

PLAN DE IGUALDAD

Antes de que acabe el año, el Parlament contará con un Plan de Igualdad que, entre otras cosas, promoverá la paridad en los órganos de decisión de la cámara.

De este modo, se pretende evitar que se repitan fotos impropias del siglo XXI, como la de la Mesa del Parlament a principios de legislatura, cuando entre sus siete miembros solo había una mujer.

Al Plan de Igualdad le seguirá un protocolo de prevención del acoso sexual, que establecerá los pasos y canales a seguir en caso de agresión.

COMISIONES DE INVESTIGACIÓN

En el próximo curso seguirá el trabajo de las tres comisiones de investigación que hay en marcha: la relacionada con los atentados yihadistas de agosto de 2017 en Barcelona y Cambrils, la relativa al Proyecto Castor y la que analiza la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña.

Además, los grupos acordaron a finales de abril la creación de una nueva comisión de investigación sobre los casos de abusos sexuales a menores en centros y espacios educativos catalanes.

LEYES EN TRÁMITE

El Parlamento catalán está tramitando más de medio centenar de iniciativas legislativas: siete proyectos de ley del Govern, 40 proposiciones de ley de los grupos y ocho iniciativas legislativas populares (ILP). EFE