Tiflis, 18 ago (EFE).- Georgia solicitó hoy a la Unión Europea (UE) ayuda para liberar a ocho georgianos detenidos por los guardafronteras rusos en la república separatista de Osetia del Sur.

"Activamos la 'línea caliente', informamos a la Misión observadora de la UE y esperamos que nos ayude a liberar a nuestros ciudadanos retenidos ilegalmente", declaró a Efe el Servicio de Seguridad del Estado de Georgia.

Los militares rusos que velan desde la guerra de 2008 por las fronteras de la antigua provincia georgiana detuvieron a los georgianos entre la tarde del sábado y la mañana del domingo.

Los detenidos fueron trasladados a Tsjinvali (capital de Osetia del Sur), donde esperan ser juzgados bajo la acusación de "cruce ilegal de la frontera".

El Servicio de Seguridad del Estado de Georgia informó que los detenidos residen en el poblado de Ajalubani.

"Todos ellos iban a rezar a la iglesia de San Jorge, ubicada cerca de la línea de ocupación", señaló la entidad.

El jefe del Consejo de Seguridad de Georgia, Kakha Kemoklidze, declaró a la prensa que "todas las entidades estatales de Georgia trabajan de modo coordinado para liberar a los detenidos.

La situación en la frontera entre Georgia y Osetia del Sur se tornó más tensa después de que los uniformados rusos comenzaran a instalar una cerca en la frontera.

Según las autoridades georgianas, esto afecta a los residentes en la zona en conflicto, ya que pierden sus casas y cultivos. Las alambradas parten sus terrenos, por lo que Tiflis ha pedido a la comunidad internacional que presione a Moscú para detener este proceso.

Tras la guerra ruso-georgiana de 2008, las autonomías georgianas de Abjasia y Osetia del Sur se separaron de Georgia.

Ambas repúblicas solo han sido reconocidas por Rusia, Nicaragua, Venezuela, Nauru y Siria. EFE