Moscú, 17 jul (EFE).- Ucrania y los separatistas prorrusos acordaron hoy una tregua en el frente del Donbás que entrará en vigor a partir del 21 de julio, coincidiendo con las elecciones parlamentarias anticipadas en ese país.

El acuerdo fue alcanzado durante las negociaciones de paz en Minsk, según explicó a la prensa Martin Sajdik, representante especial para Ucrania de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

La tregua fue sellada menos de una semana después del primer contacto telefónico entre el presidente ruso, Vladímir Putin, y el nuevo presidente ucraniano, Vladímir Zelenski.

Precisamente, Zelenski aseguró hoy que Putin y él coincidieron en la necesidad de proceder al canje de todos los prisioneros de guerra en poder de los dos bandos (69 ucranianos y 208 prorrusos).

Aunque puso como condición la liberación primero de los ucranianos retenidos en territorio ruso, lo que incluiría a los que se encuentran en la anexionada península de Crimea y a los 24 marineros apresados en noviembre pasado cerca del estrecho de Kerch.

Ambos bandos también acordaron en marzo pasado una tregua primaveral que entró en vigor el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

En los últimos dos años Kiev y los prorrusos, que suspendieron las hostilidades a gran escala el 12 de febrero de 2015 al firmar los Acuerdos de Paz de Minsk, han suscrito casi una treintena de treguas.

Aunque la guerra a gran escala cesó con la firma de dichos acuerdos, las escaramuzas son constantes en un conflicto que se ha cobrado ya la vida de más de 13.000 personas, entre combatientes y civiles.

Según explicaron hoy la parte ucraniana y rusa, ambos bandos también han llegado a un acuerdo para la retirada de las fortificaciones militares de las inmediaciones de la localidad de Stanitsia Luhanska, único corredor humanitario en 150 kilómetros de frente en la región de Lugansk.

Además, se han comprometido a reparar el puente que cruza el río Severski Donets para permitir el paso de tráfico rodado, aunque éste será usado únicamente con fines civiles.

Debido a la voladura por los prorrusos del único puente que cruza el río para evitar el avance del enemigo, miles de personas, entre ellos muchos ancianos, deben recorrer a pie diariamente cinco kilómetros para comprar alimentos o cobrar sus pensiones.

El partido de Zelenski, El Servidor del Pueblo, se perfila como el gran favorito a la victoria en las elecciones legislativas del domingo, según todas las encuestas.

Zelenski, para quien la prioridad de su mandato es poner fin a la guerra en el Donbás, se mostró dispuesto a negociar con Rusia, aunque ha abogado por incluir a nuevos mediadores internacionales en el conflicto, como es el caso de Estados Unidos.

Las repúblicas separatistas de Donetsk y Lugansk eligieron a finales del pasado año a sus nuevos líderes, comicios que fueron apoyados por Rusia y condenados por Occidente. EFE