Río de Janeiro, 17 jul (EFE).- El festival Ánima Mundi, uno de los mayores festivales de animación del mundo, ha llegado este miércoles a Río de Janeiro con cerca de 300 películas de más de cuarenta países y con la proyección del preestreno en Brasil de "Playmobil", del director estadounidense Lino Disalvo.

El centro cultural del Banco de Brasil y el espacio Net de Botafogo ofrecen la proyección de las películas, entre las que hay cortometrajes y largometrajes de los principales creadores de animación del país suramericano y del mundo.

El festival, el más grande de latinoamérica y que se celebra en las dos mayores metrópolis de Brasil, estará en la 'Ciudad maravillosa' desde el 17 al 21 de julio y después irá a Sao Paulo del 24 al 28 de julio.

Además de las proyecciones de los filmes, también habrá debates y mesas en las que el público podrá interactuar con profesionales de la animación.

Aida Queiroz, directora de animación y una de las creadoras del festival, ha explicado a EFE que "este género tiene un lenguaje universal que es comprendido en cualquier parte del mundo", además, consideró que en términos de mercado, la animación es "la punta de lanza" del campo audiovisual.

En este edición del festival, un total de 186 filmes participan en las muestras competitivas, entre los que hay cortometrajes, largos, documentales, portafolios y realidad virtual.

Queiroz ha apuntado que "las expectativas son altas" y que se espera gran afluencia de público, que podrá disfrutar de los filmes y sumergirse en el mundo de la animación gracias a unas salas en las que los asistentes podrán también intentar diseñar sus propias creaciones.

Entre los temas que se abarcan en las producciones destacan los debates sobre cuestiones existenciales como el amor y la muerte, la violencia, el racismo, el abuso infantil, la globalización y las cuestiones de género.

Entre lo destacado de su programación está una sesión especial con muestras del Festival de Animación de Annecy, el mayor del género en el mundo que se celebró el año pasado en Francia y dedicó su edición a Brasil como país invitado.

Brasil, una cinematografía que con sus producciones innovadoras, en temáticas y técnicas, consiguió ganar el prestigioso premio Cristal durante dos años consecutivos.

También habrá una sesión especial dedicada al visionario brasileño Mauricio de Sousa, creador de "Mónica y sus amigos" ("Turma da Mônica", en portugués), quien empezó a hacer garabatos en los cuadernos de la escuela y hoy es el dueño de un imperio basado en más de 400 personajes.

El festival también cuenta con sesiones dedicadas a los más pequeños y en esa programación infantil las películas hablarán sobre la superación de los miedos, la importancia de ser uno mismo, el desarrollo sexual, la amistad y la contaminación. EFE