Santa Fe (Argentina),17 jul (EFE).- Los presidentes de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, miembros del Mercosur, y de Chile, país observador del grupo, mostraron hoy su "firme condena" al terrorismo al recordar el ataque a la mutua judía AMIA de Buenos Aires, del que el jueves se cumplen 25 años, y pidieron justicia para las víctimas.

"Acompañamos el reclamo de la Argentina en su búsqueda de esclarecimiento y justicia, y nos unimos en sus esfuerzos de búsqueda de cooperación con las autoridades judiciales argentinas", expresaron los mandatarios en una declaración conjunta en un comunicado tras la cumbre del Mercosur celebrada esta tarde en la ciudad argentina de Santa Fe.

El atentado, que ocurrió el 18 de julio de 1994 y dejó 85 muertos y más de 300 heridos, es atribuido por la Justicia argentina al entonces Gobierno de Irán y al grupo chií libanés Hizbulá, y ocurrió dos años después de que 29 personas murieran por la colocación de otra bomba ante la embajada de Israel, otro hecho que sigue impune.

"Reiteramos nuestra firme condena al terrorismo en todas sus formas y manifestaciones y reafirmamos nuestro apoyo a los reclamos de justicia y condena de los perpetradores y cómplices", reza el texto de hoy, en el que se destaca que el terrorismo es una amenaza que "no respeta fronteras y requiere del esfuerzo y trabajo conjuntos para erradicarlo".

Además del anfitrión de la cumbre, Mauricio Macri, firmaron la declaración el brasileño Jair Bolsonaro, el paraguayo Mario Abdo Benitez, el uruguayo Tabaré Vázquez y el chileno Sebastián Piñera, que también estuvieron presentes en Santa Fe.

Los mandatarios destacaron la importancia de compartir el "compromiso con la democracia, la libertad y la convivencia pacífica en la diversidad como la mejor forma de combatir estos hechos aberrantes".

En este cuarto de siglo, Irán nunca ha colaborado para extraditar a los sospechosos por los atentados de Buenos Aires y nadie ha cumplido condena por ninguno de los dos ataques.

Además, la investigación ha estado desde el origen plagada de irregularidades y también de acusaciones de encubrimiento contra altas autoridades, como los expresidentes argentinos Carlos Menem (1989-1999) -que fue absuelto este año en un juicio oral- y Cristina Fernández (2007-2015).

La actual senadora, candidata a la vicepresidencia en las elecciones de octubre próximo, está procesada por haber intentado, presuntamente, encubrir a los sospechosos iraníes a través de un memorándum firmado con el país persa en 2013, que en reiteradas ocasiones ella ha asegurado solo buscaba la colaboración bilateral para investigar el ataque.

"Nos comprometemos a fortalecer los esfuerzos para evitar la utilización de nuestros territorios nacionales por parte de redes y grupos terroristas", subrayaron este miércoles los presidentes del Mercosur.

También mostraron su intención de "tomar acciones concertadas en los organismos regionales, hemisféricos e internacionales, y medidas firmes contra los perpetradores de estos actos" de terrorismo, que son "los que proveen el financiamiento y los que contribuyen a su encubrimiento y a la impunidad".

"Este aniversario nos invita a recordar a las víctimas y reflexionar sobre nuestro presente y nuestro futuro como región, ya que de nosotros depende la construcción de sociedades cada vez más plurales, abiertas y respetuosas de los derechos humanos y los valores democráticos", concluye la declaración.

En la sesión plenaria de la cumbre y al final de su discurso de despedida como presidente semestral del Mercosur, poco antes de cederla a Brasil, Macri agradeció el "acompañamiento" de los líderes respecto a ese trágico capítulo de la historia argentina.

"Ustedes saben que el 18 de julio, mañana, se cumple el 25º aniversario del atentado terrorista a la AMIA. Agradecerles a todos el acompañamiento que hemos tenido acerca de este terrible atentado que sufrimos hace un cuatro de siglo", concluyó. EFE