Washington, 17 jul (EFE).- Las poblaciones de orangutanes de Borneo, una especie en extinción, son capaces de sobrevivir en bosques gestionados y protegidos, pero disminuyen cerca de las plantaciones de palma aceitera, según un estudio publicado hoy miércoles en la revista especializada Plos.

Una encuesta de población de 15 años del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) muestra que las poblaciones de este tipo de orangután se han mantenido "estables" dentro de bosques en los que está permitida poca caza.

Sin embargo, el número de orangutanes en áreas que comprenden extensas plantaciones de palma africana, de la que se extrae aceite, ha disminuido de una manera considerable en los últimos años en Sabah, un estado de Malasia situado al noreste de la isla de Borneo.

"Durante los últimos 50 años, la tala extensiva y la eliminación de tierras para la agricultura causaron la pérdida de hábitat y la fragmentación de los orangutanes de Borneo, lo que llevó a una disminución drástica en su número", ha apuntado el equipo liderado por la investigadora Donna Simon en su análisis.

En el estudio publicado hoy, los autores han realizado trayectos de observación de casi 5500 kilómetros en el estado de Sabah, casi tres veces la longitud de una encuesta anterior realizada entre 2002 y 2003.

Los expertos han calculado una población de 9558 orangutanes, incluyendo una población desconocida de aproximadamente 1770 orangutanes en subpoblaciones muy dispersas.

Las poblaciones más grandes de orangutanes, alrededor de 5500 ejemplares, se encontraban dentro de bosques que se manejan de forma sostenible; una área en la que su número se ha mantenido estable desde la encuesta de 2002-2003.

En contraste, en áreas de bosques fragmentados rodeados por extensas zonas de plantaciones de palma aceitera, las poblaciones de orangutanes han disminuido hasta en un 30 % desde el estudio anterior, según la investigación.

"Esperamos que estos datos sean utilizados por el Gobierno de Sabah para dar forma a las políticas ambientales para sostener estas importantes poblaciones de orangutanes de Malasia", han destacado los científicos. EFE