Barcelona, 8 jul (EFE).- Los virus "crAssphage", bacteriófagos que infectan bacterias del tracto intestinal humano descritos en 2014 por primera vez, están distribuidos por un tercio de los países del mundo y varían genéticamente según la región geográfica.

Así consta en un artículo publicado en la revista "Nature Microbiology", que cuenta con la participación de los investigadores Maite Muniesa, Joan Jofre y Cristina García Aljaro, del Grupo de Investigación de Microbiología de Aguas Relacionada con la Salud (MARS) de la Facultad de Biología de la Universidad de Barcelona (UB).

Este grupo de virus, uno de los más prevalentes en la población mundial, ha evolucionado durante millones de años a lo largo del linaje evolutivo de la especie humana, según subraya este estudio internacional dirigido por el experto Rob Edwards, de la Universidad Estatal de San Diego en California (Estados Unidos).

El nuevo trabajo analiza la presencia de los bacteriófagos "crAssphage" en muestras fecales humanas, aguas residuales y metagenoma de la microbiota intestinal de niños y adultos de países de todo el mundo.

Han participado un total de 115 investigadores de 65 países, entre los que destacan expertos de la UB, la Universidad Autónoma de Barcelona y la Universidad de Alicante.

El nuevo estudio clasifica el grupo de los virus crAssphage de microbioma fecal humano en cuatro subfamilias con diez géneros. Como dato curioso, se da el caso de un mismo individuo a quien se llegaron a detectar siete tipos diferentes de virus crAssphage.

Este grupo de bacteriófagos, además, podría ser el primer indicador de contaminación fecal humana con carácter universal, apuntan los autores, de esta manera, el crAssphage daría respuesta al desafío científico de encontrar indicadores de contaminación fecal humana que sean efectivos a escala geográfica global. EFE