Johannesburgo, 5 jul (EFE).- El Gobierno de Botsuana apelará la decisión judicial de la Corte Superior de Gaborone que despenalizó las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo en ese país del sur de África, según un comunicado emitido hoy por el fiscal general.

"He leído detenidamente la sentencia de 132 páginas y considero que el Tribunal Superior cometió un error al llegar a esta conclusión", declaró en la nota el principal asesor legal del Gobierno, Abraham Keetshabe.

"Por lo tanto, he decidido presentar una apelación ante el Tribunal de Apelación", agregó Keetshabe.

El pasado 11 de junio, la Corte Superior de Gaborone consideró inconstitucionales dos artículos del Código Penal de Botsuana que criminalizan las actividades homosexuales consentidas entre adultos.

Consideró que menoscaban el derecho "a la dignidad, la privacidad y la libertad" y "son discriminatorios en la práctica", según declaró uno de los tres magistrados instructores del caso, Michael Leburu.

Se trata de las secciones 164 y 165 del Código Penal de Botsuana, aprobado en 1964 y que criminaliza el "conocimiento carnal contra natura" y "los actos indecentes entre personas", respectivamente.

Los demandantes habían pedido revisar la constitucionalidad de las leyes que criminalizan los actos sexuales entre personas del mismo sexo en Botsuana y que castigaban con penas de hasta siete años de cárcel.

Los magistrados rechazaron el argumento principal del Gobierno, para el que la sociedad botsuanesa no estaba aún preparada para este cambio legal.

Leburu subrayó que "una nación democrática es aquella que practica la tolerancia, la diversidad y una mentalidad abierta", e incidió en que "la inclusión social es capital para acabar con la pobreza y lograr una prosperidad compartida".

"El Estado -concluyó- no puede actuar como un policía en las camas de la gente", y la criminalización del sexo homosexual "no forma parte del interés común".

Botsuana se sumó así al grupo de 21 naciones en el continente africano, como Ruanda, Costa de Marfil o Seychelles, que no criminalizan las relaciones entre personas del mismo sexo, ya sea porque han sido despenalizadas o a causa de un vacío legal.

No obstante, el pasado 24 de mayo el Tribunal Superior keniano de Nairobi declaró constitucionales los artículos del Código Penal que criminalizan las relaciones homosexuales. EFE