Madrid, 25 jun (EFECOM).- La división española de la Asociación Europea de Asesores Financieros considera que las exigencias de formación incorporadas en la directiva MiFID II (EFPA) serán replanteadas en la revisión que en marzo del año que viene debe hacer el supervisor europeo ESMA.

EFPA España presentó este martes su plan para 2019-2021, para cuando aspira contar con unos 40.000 asesores financieros asociados, 8.000 más de los actuales, explicó a los medios el nuevo presidente de la institución, Santiago Satrústegui.

El supervisor europeo de mercados (ESMA por sus siglas en inglés) analizará en marzo próximo cómo se está aplicando la directiva en cada país y podría hacer una "reconsideración" de cómo se han aplicado las certificaciones, según el delegado ejecutivo de EFPA España, Josep Soler.

La formación que exige EFPA a sus asociados es superior a la obligada por la directiva europea, en concreto pide casi el doble de horas, que además deben ser recertificadas anualmente para poder seguir siendo miembro de la asociación, según la fuente. EFECOM