París, 24 jun (EFE).- Trece juristas y abogados internacionales, entre ellos el exjuez español Baltasar Garzón, reclamaron este lunes que la Corte Suprema de Brasil anule la condena del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva y le ponga en libertad.

El tribunal tiene previsto pronunciarse este martes sobre el nuevo recurso de la defensa del exgobernante y su llamamiento, publicado en el diario francés "Le Monde", pide que se tengan en cuenta las "irregularidades" denunciadas durante ese proceso por corrupción.

Entre los firmantes también están el profesor de Derecho y Ciencia Política de la Universidad estadounidense de Yale Bruce Ackerman; el abogado español Joan Garcés, el francés William Bourdon o el alemán Wolfgang Kaleck.

"La instrucción y el juicio han sido parciales desde el principio", recalca ese grupo, que achaca la máxima responsabilidad al exjuez y actual ministro de Justicia de Brasil, Sergio Moro.

Los trece juristas y abogados denuncian que Moro orientó los trabajos de la Fiscalía, dirigió la estrategia de comunicación de la acusación, puso bajo escucha a los abogados de Lula y no respetó la decisión de un juez de apelación que ordenó su liberación.

"Pese a todas estas estratagemas, tuvo que contentarse con condenar a Lula por 'hechos indeterminados', dada la inexistencia material de pruebas que lo implicaran directamente en el caso. Al hacerlo, Lula se convirtió en un prisionero político", recalcaron.

Moro era hasta el año pasado el juez responsable en el llamado caso Lava Jato, la mayor operación de combate a la corrupción en la historia de Brasil, por el que se condenó a Lula a 9 años y 6 meses de prisión por corrupción y lavado de dinero.

"La Corte Suprema debe sacar todas las conclusiones de esas irregularidades tan graves que condujeron a una condena injusta e ilegal y, en consecuencia, ponerle en libertad y anular" la pena, apuntaron.

Los firmantes pidieron además a las autoridades brasileñas que hagan todo lo necesario para identificar a los responsables de los "abusos" en el proceso, que a su juicio buscaban poner al exmandatario "fuera del juego político" para que el ultraderechista Jair Bolsonaro pudiera llegar al poder en las presidenciales. EFE