(Actualiza la cifra de muertos y nuevos detalles)

El Cairo/Damasco, 18 jun (EFE).- Al menos 52 efectivos de las fuerzas gubernamentales sirias y opositoras murieron hoy en un ataque perpetrado por los insurgentes contra dos pueblos controlados por el Gobierno de Bachar al Asad en el norte del país, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG aseguró que las "facciones yihadistas" realizaron esta madrugada un ataque contra las localidades de Kafr Hud y Al Yalma, situadas en el noroeste de Hama y se enfrentaron a las fuerzas gubernamentales.

En el ataque y los choques armados murieron al menos 37 combatientes de las facciones opositoras, entre ellos 21 yihadistas, detalló el Observatorio.

Agregó que se produjeron 15 bajas en las filas del Gobierno de Damasco y sus aliados.

La ONG, con sede en Reino Unido pero que cuenta con una amplia red de colaboradores sobre el terreno, advirtió de que la cifra de víctimas mortales podría aumentar porque hay heridos en estado grave.

Además, indicó que también cuatro civiles perdieron la vida este martes.

Por su parte la agencia de noticias estatal siria, SANA, informó de que las unidades del Ejército se enfrentaron a "grupos terroristas" que atacaron sus posiciones en el norte y el noroeste de Hama y repelieron a los asaltantes.

Según SANA, las tropas sirias causaron bajas y heridos en las filas enemigas, entre las que había combatientes del Frente al Nusra, exfilial de Al Qaeda en Siria antes de distanciarse de la red terrorista y pasar a llamarse Organismo de Liberación del Levante.

Una fuente militar dijo a Efe que un periodista falleció y otro resultó herido mientras cubrían los choques en el noroeste de Hama, y un civil pereció en Kafr Hud, al ser alcanzado por la metralla de un cohete lanzado por los grupos opositores.

La fuente agregó que cuatro uniformados sirios perdieron la vida en un ataque con misil de las facciones contra las zonas donde se encuentra desplegado el Ejército, que recuperó terreno en el día de hoy.

A lo largo del mes de junio, decenas de efectivos de las fuerzas leales a Bachar al Asad y combatientes de las facciones rebeldes y opositoras han perecido en combates en el norte y el noroeste de Hama, donde ambos bandos intentan ampliar su dominio de poblaciones y territorios.

El norte de Hama, así como la vecina provincia de Idlib, están en manos de los grupos opositores a Damasco, incluidos los más radicales, como la exfilial de Al Qaeda.

Al tiempo que se registran combates sobre el terreno, la aviación siria y su principal aliado, Rusia, han bombardeado los principales bastiones opositores, sobre todo en el sur de Idlib, causando también víctimas civiles. EFE