Madrid, 6 jun (EFECOM).- El reconocimiento facial, las búsquedas por voz, la robótica, la domótica o el uso de la inteligencia artificial (IA) para la gestión de los datos serán el futuro del sector del turismo, según han comentado hoy expertos durante la presentación de un informe sobre la industria turística.

Por ello se calcula que en 2045 será clave la figura del analista de datos que use la IA "para obtener una visión 360 de los viajeros y tomar las decisiones en tiempo real", según se desprende del "Estudio sectorial e informe de tendencias en la industria del turismo" presentado en el Instituto de Empresa.

Según la directora regional de la empresa tecnológica Salesforce, María Ángeles Santos, "nunca antes el turismo ha estado tan unido con la tecnología", y ha anotado que el verdadero reto del sector es "gestionar los datos del cliente a través de la IA".

En esta línea se ha pronunciado el responsable de marketing del grupo hotelero Palladium, Sergio Zertuche, quien ha asegurado que "vivimos en el gobierno del dato" y, por ello, "hay que cuidar el dato, saber de dónde viene", analizarlo en parámetros empresariales y "saber comunicarlo al cliente".

Pero ha advertido de que "por muy buena estrategia tecnológica que tengas" si no se tiene una cultura empresarial "para poner al cliente en el centro del negocio y crear una experiencia, la tecnología no sirve de nada".

El estudio indica que estamos viviendo un "renacimiento 4.0" que va a afectar al sector y que está "determinando una nueva forma de hacer turismo".

Como ejemplo de ello han puesto el avance de las tecnologías de reconocimiento facial, "que acelera procesos como el registro en un hotel, se aplica a los sistemas de pago y mejora la seguridad a través de la identificación biométrica".

Otro de los elementos disruptores analizados son las búsquedas por voz, un sistema que ya es usado por el "47 % de los viajeros en Estados Unidos" y que llevará en los próximos años a "búsquedas más locales y más complejas" que "incrementarán la competencia" entre empresas.

"Esto no es ciencia ficción, sino que ya hay muchas personas invirtiendo mucho dinero en ello", ha asegurado el consejero delegado y fundador de We Are Marketing, Giorgio Ascolese.

Para Ascolese, el sector "vive una total metamorfosis", tal y como refleja el informe, que analiza la importancia del móvil (un 33 % de las reservas mundiales), la conducción autónoma que se desarrollará a través del 5G en 2020 o el llamado internet táctil, que permite controlar robots de manera remota.

Esta revolución tecnológica en el sector vendrá acompañada de nuevos puestos de trabajo, como el director de experiencias, centrado en la satisfacción del usuario, o el denominado "broker de datos", encargado de analizar los datos masivos proporcionados por la IA.

La importancia de estos datos se basa en que sirven "para predecir los gustos del viajero antes incluso de que ellos lo sepan", y, por lo tanto, para "liderar la demanda", ha explicado el director de Promoción Visit Costa del Sol, Manuel Lara.

Para el experto en innovación turística Joantxo Llantada la clave del sector "no es la tecnología, sino la autenticidad, la empatía, la alegría", y ha advertido de los riesgos de considerar la innovación como un "ídolo".

Llantada ha asegurado que aunque la tecnología y la innovación son importantes "en este cambio de ciclo, la gestión emocional de la experiencia del cliente será el centro del negocio en el futuro", lo que conllevará dar "importancia a la marca", y la diferenciación de la oferta. EFECOM