Villarroya (La Rioja), 26 may (EFE).- Los ocho vecinos censados en el municipio riojano de Villarroya han tardado setenta segundos en votar, y se ha dado por cerrado el colegio electoral en noventa.

Este pequeño pueblo ubicado en la comarca de La Rioja Baja, a 63 kilómetros de Logroño, pugna en las últimas citas electorales por ser el primero en cerrar en España y, para ello, sus vecinos se organizan para acudir a la misma hora que la apertura del colegio electoral.

Hace un mes, en las elecciones generales, votaron en 40 segundos y cerraron el colegio en 90, pero entonces eran seis las personas que debían votar, porque no dio tiempo legal a validar los dos últimos empadronamientos hechos en el municipio, ha explicado este domingo a Efe la secretaria municipal, Clara Martínez.

Sin embargo, sí que han podido votar en esta ocasión y, de hecho, una de esas dos personas ha formado parte de la mesa electoral.

Aunque en los últimos días dos de las personas del pueblo estaban enfermas, se comprometieron con sus vecinos a acudir a la apertura de la jornada electoral.

Otra de las "curiosidades" con las que Villarroya ha iniciado la jornada, en la que se presenta una candidatura del PP y otra del PSOE, es la de saber si su actual alcalde, el popular Salvador Pérez Abad, es o no reelegido: en caso afirmativo, cumplirá medio siglo como primer edil del pueblo, en el fue elegido por primera vez en 1973, con 27 años. EFE

ep/alg/eaf

(foto) (audio) (vídeo)