(Actualiza con nuevas declaraciones de Nicolás Maduro)

Caracas, 23 may (EFECOM).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró este jueves que mantendrá el programa de venta de alimentos subsidiados que comercializan los comités estatales CLAP.

Lo hizo como reacción a la advertencia de Estados Unidos de que prepara nuevas sanciones contra funcionarios venezolanos que supuestamente se lucraron con ese programa.

"El jefe del imperio anunció que ahora va a por el sistema CLAP, lo va a sancionar, lo va a bloquear, como que nosotros no supiéramos trabajar y no pudiéramos garantizarle a nuestro pueblo su CLAP", dijo Maduro durante la apertura de la primera Feria de Innovación, Desarrollo, Ciencia y Tecnología de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

El enviado estadounidense para Venezuela, Elliott Abrams, sostuvo este miércoles en una entrevista con Efe que Washington mantendrá su estrategia de sanciones para debilitar a Maduro.

"No tenemos una fecha anunciada sobre las sanciones y las acusaciones (judiciales) que vendrán. Pero este es un crimen real porque es lo que los venezolanos más pobres necesitan para sobrevivir. Ellos saben que este programa está corrupto, nosotros lo sabemos y estamos investigando los detalles. Y mucho más vendrá", aseveró Abrams.

En este sentido, dijo que "definitivamente" EE.UU. anunciará más sanciones "conforme avance el tiempo" y reveló que el Departamento del Tesoro estadounidense investiga "desde hace mucho tiempo" la supuesta corrupción en los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Pese a esto, Maduro subrayó que le garantiza "a la familia venezolana que llueva, truene o relampaguee más podrá Venezuela que el jefe del imperio" y por tanto los ciudadanos de Venezuela "tendrán su CLAP".

Para conseguirlo, explicó que "uno de los empeños mas grandes que en este momento" afronta Venezuela es el de "ordenar todas sus líneas de manera correcta y sostenible".

De ese modo, Maduro considera que Venezuela conseguirá "producir todo el alimento, toda la leche, toda la carne y todo el maíz" y mantener por tanto el suministro ante el bloqueo que considera que está haciendo Estados Unidos.

Posteriormente, y en una alocución durante la feria, Maduro denunció que Venezuela es "víctima de una agresión inmoral que no tiene límites".

"Les duelen los CLAP, les duele que el pueblo tenga su alimentación", subrayó.

Por todo ello, el gobernante se preguntó si quien inventó el CLAP fue el presidente de EE.UU., Donald Trump, o el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, a quien medio centenar de países reconocen como presidente interino de Venezuela.

Respondió que fue él quien inventó el programa que, afirmó, ya beneficia a seis millones de familias "con todos los planes para completar con producción nacional e importaciones complementarias".

El objetivo es el de llegar al "pueblo con amor, con protección", dijo, y subrayó que "un plan como el CLAP no existe en ningún lugar del mundo".

"Solo en Venezuela se lleva el mercado solo del productor al hogar", comentó antes de añadir que "esta batalla" por el CLAP la va a ganar. EFECOM

gdl/ba/fr