Teresópolis (Brasil), 23 may (EFE).- La selección brasileña que disputará la Copa América a partir del 14 de junio venidero hizo este jueves su primer entrenamiento con balón, pero solo estuvieron 6 de los 23 jugadores convocados por el seleccionador, Adenor Leonardo Bacchi, 'Tite'.

Pese a que 7 de los convocados ya se concentraron en la Granja Comary, el complejo centro de entrenamientos que la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) tiene en la ciudad serrana de Teresópolis, a unos 98 kilómetros de Río de Janeiro, el veterano volante Fernandinho no participó en los ejercicios con balón y se limitó a actividades físicas en la academia.

La asesoría de prensa de la CBF explicó que Fernandinho está bajo los cuidados del fisioterapeuta Caio Mello por un problema físico que no fue aclarado, pero que su situación no es preocupante y ya era conocida antes de la llegada a Teresópolis.

Como el entrenador solamente pudo contar con la tercera parte de sus convocados, el entrenamiento fue bastante limitado y con 10 jugadores de divisiones juveniles que fueron llamados para ayudar a la absoluta.

Este miércoles, cuando estaba previsto el inicio de los entrenamientos de la 'Canarinha' solo habían llegado dos jugadores y se canceló.

En consecuencia, en el entrenamiento de este jueves Tite charló con los 6 jugadores que hicieron parte de la práctica, así como con los juveniles, y después los dividió en grupos para realizar ejercicios físicos y trabajos específicos con la pelota.

Los mismos 7 convocados volverán a entrenarse en la tarde del viernes debido a que el resto de los jugadores empezará a llegar el martes 28 de mayo.

El portero Emerson (Manchester City/ING) y el lateral Filipe Luis (Atlético de Madrid/ESP) se presentaron en la concentración este jueves.

Los primeros en llegar a Teresópolis, la mañana del miércoles, fueron el delantero Richarlison (Everton/ING) y el atacante David Neres (Ajax/HOL), que se quedó con el cupo inicialmente destinado al juvenil Vinicius Junior.

Los volantes Casemiro (Real Madrid/ESP) y Fernandinho (Manchester City/ING), así como el delantero Gabriel Jesús (Manchester City/ING) llegaron el miércoles.

En una rueda de prensa que concedió antes del entrenamiento el auxiliar técnico de la selección, Cléber Xavier, admitió que la ausencia de la mayoría de los convocados perjudica el entrenamiento pero que Tite ya se adaptó a esa realidad.

La selección brasileña permanecerá en Teresópolis hasta el 4 de junio, cuando embarcará rumbo a Brasilia, en donde al día siguiente se medirá en un amistoso a Catar, uno de los equipos invitados para la Copa América, en un partido programado exactamente nueve días antes del debut en la competición. EFE

cm/ass/gbf