Madrid, 21 may (EFE).- Más de 70 gestores culturales de España e Iberoamérica se dan cita en La Casa Encendida desde hoy y hasta el viernes en "Conexión Hemisferio", un encuentro para unir ambas orillas del Atlántico y crear una conexión "verdadera, profunda e interdisciplinar".

Así lo ha destacado a Efe Fernando García, uno de los coordinadores de la parte española de la segunda edición de este encuentro en el que los participantes comparten experiencias, anhelos y necesidades entorno a diferentes mesas de trabajo con el fin de reflexionar sobre las oportunidades, desafíos y nuevos modelos en la gestión cultural.

Pero, según ha destacado Ángela Beltrán, coordinadora del ministerio de Cultura de Colombia, uno de los puntos sobre los que se construye el encuentro es el llegar a entender a España y Latinoamérica "como pares" porque "el lugar latinoamericano ya no es un subsidiario como en otros momentos se dijo".

"Estamos pensando en la construcción de puentes entre estos dos hemisferios", ha matizdo Beltrán a Efe durante el desarrollo de este encuentro desarrollado en el marco del Foco Cultura España-Colombia 2018/2019 por Acción Cultural Española, y que se integra dentro de una iniciativa que comenzó en junio del año pasado en la Universidad Javeriana de Bogotá.

En palabras de Beltrán, durante estos días se trabaja bajo una perspectiva para ver dónde quieren "consolidar todo el conocimiento que hay detrás de las prácticas de interés cultural".

"España es un referente para nosotros en cuanto a la gestión cultural -ha añadido- y conocemos todo el asunto del movimiento independiente, de las nuevas formas de producción y de los espacios que cada vez más se abren a hablar de la transversabilidad de la cultura y las artes".

Según ha matizado, en Colombia por su "realidad política" pasan por un "buen momento para analizar cómo la gestión se expande y cada vez más las comunidades encuentran en las artes un espacio de resistencia".

En este sentido, García ha reclamado que la cultura "debería estar" en la agenda política y ha alertado de que "todas las organizaciones internacionales están avisando de la importancia de que esté como envolvente".

"Si no está es -ha afirmado- porque estamos muy por detrás de lo que se necesitaría en el tiempo y lo estamos pagando caro. Justamente este encuentro está bajo la regla de la transversalidad e interdependencia y esto tiene que ver con la necesidad fuerte de establecer relaciones entre las temáticas y las políticas".

Porque la cultura, ha agregado, es lo que da "una estructura de personalidad a cada uno, pero también como sociedad".

Por eso, según sus palabras, también la gestión cultural pública y privada deberían ir "de la mano" con "una realidad de enfoque, de libertad, de trabajo libre sin injerencia".

"Son complementarias porque al final van construyendo visiones de futuro y muchas veces las políticas públicas se van construyendo con lo que la sociedad va movilizando. Tienen con coexistir de forma armónica y se tienen que entender las unas a las otras", ha pedido.

Durante estos cuatro días, cada una de las mesas de trabajo abordarán la gestión cultural sobre la base de cuatro dimensiones de análisis: la sociopolítica, la tecnoambiental, la financiera y la cultural simbólica. EFE