Barcelona, 20 may (EFECOM).- Las empresas del sector del gas han reclamado este lunes a las administraciones públicas objetivos claros e incentivos para el desarrollo del gas renovable en España, tras reivindicar el papel relevante que pueda jugar en la descarbonización de la economía.

Las jornadas técnicas "El futuro del gas renovable en España", organizadas por los Ingenieros Industriales de Cataluña, han servido de plataforma para que Sedigas, Enagas y Nedgia, entre otros, hayan alzado la voz en defensa de un plan de actuaciones para impulsar las energías renovables en el horizonte del 2030 y del 2050.

La presidenta de la patronal gasista Sedigas, Rosa María Sanz, ha defendido el papel del gas natural y el gas renovable como "palancas" que aceleran el cambio hacia la descarbonización y, pese a valorar de manera positiva la iniciativa del Gobierno para dibujar la transición energética, ha dicho que "nos hubiera gustado tener más apoyo al gas y más explícito".

Por su parte, la consejera delegada de Nedgia, Núria Rodríguez, ha pedido incentivos económicos para que las empresas apuesten por el desarrollo del gas renovable, siguiendo el ejemplo de Francia, "que cada dos semanas abre una planta de biometano", mientras que España se sitúa en la cola de la UE.

En concreto, Rodríguez ha reclamado un Real Decreto que regule el sector del biometano, un análisis de la competitividad y una plataforma de garantías de origen.

Respeto a Nedgia, ha subrayado que la compañía tiene "una hoja de ruta realista y práctica" y necesita que las administraciones ayuden a "fijar el marco para el desarrollo" del gas renovable.

"La electrificación total es casi utópica y tampoco sería suficiente para alcanzar los objetivos de descarbonización marcados por Europa. Además, debemos preguntarnos cuánto nos va a costar llegar a esa economía baja en carbono", ha apuntado Rodríguez.

Durante su intervención, la responsable de Innovación y Nuevas Energías de Enagas, Ana Belén Juara Álvarez, ha lamentado también la falta de "mecanismos de incentivos del biogas y el biometano", que ha llevado a que, en estos momentos, España cuente con sólo una planta de biometano, en los alrededores de Madrid.

Según Ana Belén Juara, la potencialidad de España en biometano haría posible cubrir más del 50 % de la demanda de gas natural actual.

El director de operaciones de Nortegas, Juan Ramon Arraibi, ha apostado también por el biometano y ha pedido ayudas para conseguir que la tecnología madure y sea competitivo.

"Es una realidad en Europa y empieza a serlo en España. Tenemos potencial en el mercado y es fundamental que las externalidades positivas se pongan en valor para que el coste de la producción se reduzca en un 35 %", ha dicho.

La Unión Europea ha planteado como objetivos para 2030 en el camino de la descarbonización la reducción del 40 % de las emisiones de gases de efecto invernadero, y la mejora de la cuota de las energías renovables y de la eficiencia energética por encima del 27 %. EFECOM