Viena, 20 may (EFE).- El canciller en funciones de Austria, Sebastian Kurz, propuso este lunes la destitución del ministro del Interior, el ultraderechista Herbert Kickl, para poder esclarecer por completo todos los aspectos del escándalo de corrupción que ha provocado la convocatoria de elecciones anticipadas.

Kurz anunció hoy que comunicará su decisión al presidente, Alexander van der Bellen, y que, de ser aceptada, supondrá la salida de todos los ministros del ultranacionalista FPÖ tras la destitución de Kickl.

Esta formación tiene cinco ministerios en el actual Gobierno en funciones con el Partido Popular (ÖVP): Interior, Defensa, Exteriores, Transportes y Sanidad. EFE

ll-as/psh