Ámsterdam, 19 may (EFE).- El cantante holandés Duncan Laurence apuesta por lanzarse a una carrera internacional para conquistar "al resto del mundo" tras su victoria anoche en el festival de Eurovisión 2019, según dijo este domingo en una rueda de prensa al aterrizar en el aeropuerto de Ámsterdam.

"¿Qué como sienta el hacer historia? No tengo ni idea, yo canté mi canción, entiendo esto como una gran victoria y el comienzo de mi carrera musical en los grandes escenarios. Todavía nos queda (por conquistar) el resto del mundo", añadió el cantante, que logró la primera victoria de Holanda en Eurovisión.

A su llegada la tarde de este domingo al aeropuerto de Schiphol, en la capital holandesa, el músico de 25 años fue recibido por cientos de admiradores que izaban banderas holandesas y buscaban hacerse fotos con este joven, que conquistó Eurovisión con su canción "Arcade", una balada "soul" de corte intimista y arreglos electrónicos.

El famoso Puente de Erasmo de Rotterdam (Erasmusbrug, en neerlandés) se ha iluminado con los colores de la bandera holandesa, rojo, blanco y azul, "para felicitar a Duncan en nombre de la ciudad y todos sus habitantes", según un portavoz del municipio.

Los reyes Guillermo Alejandro y Máxima le felicitaron anoche en un mensaje en el que aseguraron estar "muy orgullosos" de él, mientras que el primer ministro holandés, Mark Rutte, optó por llamarle por teléfono para darle la enhorabuena por su "actuación potente y sublime".

La victoria de Duncan significa que Holanda tiene la oportunidad de organizar el festival de Eurovisión en su edición de 2020 y varias ciudades del país ya se han postulado para acoger el evento musical, según Rutte, quien aseguró haber recibido ya mensajes de varios alcaldes desde anoche.

Entre los candidatos, están La Haya, Róterdam, Utrecht, Ámsterdam y Maastricht, ciudades que ya disponen de centros de eventos con espacio suficiente y tecnología de última generación para preparar un festival de estas dimensiones.

El Gobierno holandés ya dejó claro que no tiene intención de disponer de una partida extra del presupuesto de 2020 para Eurovisión, festival que requiere entre 25 y 30 millones de euros para su organización, lo que incluye una contribución propia de la ciudad anfitriona y de los organismos de radiodifusión de los países participantes. EFE