Madrid, 9 may (EFECOM).- La Federación Nacional de Alquiler de Vehículos (Feneval) rechaza la obligatoriedad de exhibir las etiquetas medioambientales en Madrid Central y calcula que tendrá un sobrecoste superior a los dos millones de euros al año para el sector del alquiler de vehículos.

En este sentido, Feneval ha mostrado su apoyo a Aneval, asociación que agrupa a las cinco grandes empresas de alquiler de coches en España, en la solicitud realizada al Ayuntamiento de Madrid para eliminar la obligatoriedad de este tipo de etiquetas.

El presidente de Feneval, Juan Luis Barahona, ha denunciado que, al no existir una normativa común entre los ayuntamientos de España, las empresas de alquiler de vehículos deberán tener preparadas 100.000 etiquetas más cada año para asegurar su circulación por la capital española.

Por su parte, desde Aneval han señalado que evolucionar a un control telemático del acceso a Madrid Central evitaría tener inmovilizada la flota hasta la recepción del distintivo.

"Las medidas se deben ir adaptando de forma concordada y controlada para que no se coarte a los ciudadanos la posibilidad de movilidad en sus diferentes modalidades", ha insistido el presidente de Feneval. EFECOM