Fráncfort (Alemania), 24 abr (EFECOM).- El fabricante alemán de software para empresas SAP registró una pérdida neta atribuida de 114 millones de euros en el primer trimestre del año, frente al beneficio de 708 millones de euros un año antes, debido a los elevados costes de reestructuración de personal.

SAP informó hoy de que sufrió una pérdida operativa de 136 millones de euros en el mismo periodo, en comparación con el beneficio de 1.025 millones de euros del mismo trimestre de 2018.

La facturación aumentó un 16 %, hasta 6.091 millones de euros, por el crecimiento de las suscripciones de los servicios en la nube ("cloud") y apoyo.

El presidente de SAP, Bill McDermott, destacó al presentar las cifras el fuerte crecimiento del negocio de "cloud", que consideró es el "más rápido entre las empresas que ofrecen soluciones para empresas".

"Nos concentramos en mejorar más la capacidad de rendimiento y la eficiencia de SAP para poder incrementar notablemente los márgenes los próximos trimestres", añadió McDermott.

SAP va a readaptar este año a 4.400 empleados a otras profesiones y a algunos les va a ofrecer jubilaciones anticipadas con indemnizaciones para poder hacer frente a los cambios en el sector tecnológico.

La compañía alemana, que ha adquirido la empresa estadounidense Qualtrics, prevé obtener beneficios en todo 2019.

El director Financiero de SAP, Luka Mucic, cifró los costes de reestructuración en el primer trimestre en 886 millones de euros, pero calcula que es la mayor parte de ellos y que en los próximos trimestres no serán necesarios ajustes. EFECOM