Irene Dalmases

Barcelona, 19 abr (EFE).- En medio de los ensayos de "Firmado Lejárraga", su nueva obra de teatro, que estrena el 23 de abril en el Centro Dramático Nacional, la escritora Vanessa Montfort atiende a Efe para hablar de su última novela "El sueño de la crisálida", una historia de amistad entre dos mujeres muy diferentes entre sí.

Tras el éxito de "Mujeres que compran flores", con más de 150.000 ejemplares vendidos y con la que ha llegado a diferentes países, desde Corea del Sur a Estados Unidos, Montfort ha puesto el punto y final a otro relato, publicado por Plaza & Janés, en el que sus protagonistas femeninas, Patricia y Greta, se conocen en un Boeing 747, justo encima del océano, regresando a Madrid desde Nueva York.

Precisa su creadora que son dos "rebeldes con causa", la primera de ellas una periodista que vive hiperconectada, mientras que Greta es una exreligiosa colombiana, que ingresó en su primera comunidad siendo una adolescente.

"Me ha salido una ficción un poco 'Thelma & Louise', con dos personajes que tienen la misma herida por haber querido ser contestatarias y querer cambiar las cosas, una en el ámbito del periodismo y la otra en el de la religión", apunta.

La novela es, asimismo, un retrato sobre lo que denomina "sociedad del malestar", en la que "solo hay velocidad, mucha conexión digital, pero un mal uso de la tecnología, con muchas conversaciones solo a través de wasap, cuando es evidente que ninguna conversación puede ser muy importante por ese canal".

Es por ello, afirma, que con la obra ha querido incidir en lo "necesario que es volver a mirar a los ojos de nuestros compañeros de trabajo, de los que tenemos más cerca, o incluso a la cajera del supermercado a la que nunca vemos".

A su juicio, con este tipo de comportamiento "le estamos quitando intensidad a la vida, todo es como en diferido, nada tiene profundidad".

Respecto a sus protagonistas, subraya que en el pasado han vivido circunstancias dramáticas, "pero el lector las va a encontrar en el inicio de su reconstrucción, en una novela que creo que es muy luminosa, en su tránsito para convertirse en crisálidas, porque no quieren arrastrarse más en el futuro".

Vanessa Montfort habla de dos personas que tienen claro que "si el dolor cicatriza te puede convertir en algo más fuerte, libre y mejor, mientras que si no ha cicratizado te convierte en un monstruo".

Desvela que mientras Patricia, a quien su "hiperconexión le ha desconectado del mundo", le sirve para "ahondar en esta sociedad tan kafkiana que vivimos, Greta, basada en una mujer real, me sirve para hablar de la iglesia, de como tratan temas como los de la homosexualidad o de la violencia, de un silencio aterrador que hay en su interior".

Greta es alguien que por sus ideas renovadoras y su rebeldía es maltratada psicológicamente durante años y, al final, es expulsada de la comunidad, enferma y sin recursos, habiendo de renacer a los 33 años.

Tampoco obvia que el personaje de Leandro, un entomólogo divertido y entrañable, le sirve para mostrar otra visión de la vida.

Respecto a su nuevo proyecto teatral, Montfort bromea que este año es como si hubiera tenido mellizos en el mes de abril, puesto que la novela acaba de llegar a las librerías y la obra se estrenará el mismo día de Sant Jordi.

Este año, avanza, estará por la mañana en Barcelona firmando libros y, por la tarde, "me montaré en un tren para poder llegar a tiempo al Centro Dramático Nacional para ver cómo se estrena 'Firmado Lejárraga', una obra sobre María Lejárraga, autora del 'Amor Brujo' de Falla, sumergida hasta ahora y a la sombra de su esposo Gregorio Martínez Sierra".

Esta pieza teatral, dirigida por Miguel Ángel Lamata, la interpretarán hasta el próximo día 5 de mayo Gerald B. Fillmore, Cristina Gallego, Eduardo Noriega, Alfredo Noval y Jorge Usón. EFE