Carla Aliño

Valencia, 19 abr (EFE).- La vicepresidenta del Consell y candidata de Compromís a la presidencia de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, asegura que este partido es la mejor garantía para que el cambio político iniciado en 2015 continúe en una legislatura que, a su juicio, será "crucial" para consolidar ese giro.

En una entrevista con la Agencia Efe, Oltra defiende un nuevo pacto del Botànic como "la única opción" para garantizar las políticas de rescatar personas, poner los servicios públicos al servicio de los valencianos, abordar el cambio de modelo productivo y exigir la financiación justa que necesita Valencia.

Quiere que Compromís lidere ese nuevo gobierno del Botànic porque cree que es "la fuerza política que mejor puede garantizar esos cambios" iniciados hace cuatro años.

Y no le sorprende que el PSPV pueda mirar a otras fuerzas políticas, pues ya lo hizo en 2015; por eso afirma que "la única garantía para que este tipo de vaivenes y tentaciones no se den es el voto a Compromís el 28 de abril" porque tiene claro que "fuera de ese botánico no hay otra opción".

Además, espera que esta vez Podem se integre en el Consell -que en esta legislatura se ha mantenido como socio parlamentario- ya que, en su opinión, es "terapéutico y positivo que todas las fuerzas políticas que forman parte del cambio estén dentro del gobierno".

Destaca algunos de los avances, como la reversión del copago farmacéutico, la gratuidad de los libros de texto o la reducción de la lista de espera en dependencia, y asegura que en Valencia se ha avanzado más que en otras regiones de España en la recuperación de derechos "porque estaba Compromís".

Oltra no se muestra preocupada por las acusaciones de la oposición a su gestión porque cree que se trata de "críticas sin argumentos", muchas veces basadas "en la mentira, la falta de respeto y los insultos", que lo que evidencian es que los partidos de la oposición no tienen un proyecto para Valencia.

Tampoco le preocupan los "intentos" de PP y Ciudadanos de "trasladar" aquí el conflicto catalán. "Decir que el castellano está en peligro en esta Comunitat es tan alejado de la realidad que luego pasa lo que pasa, la gente no les cree. Se pierde la credibilidad cuando se dicen tonterías de este calibre", considera.

Sí le preocupa, en cambio, la irrupción de Vox en la política española, pero especialmente, que el PP y Ciudadanos no establezcan una línea de defensa democrática para no pactar con esta formación, tal y como han hecho las derechas democráticas en Europa, que tienen claro que "con esa derecha enemiga de la democracia no se pacta".

Aunque no descarta que Compromís pueda integrarse en el futuro Gobierno de España porque en esta coalición siempre han sido "valientes", subraya que no se ve como ministra sino como presidenta de la Generalitat Valenciana.

Lo que sí deja claro es que quien quiera ser presidente con los votos de Compromís deberá comprometerse por escrito a establecer un sistema de financiación justo, consignar las inversiones para las infraestructuras que necesita la región y regularizar la deuda procedente de la infrafinanciación.

Defiende la importancia que tiene que Compromís sea decisivo tras las elecciones del 28 de abril para conformar gobierno porque a esta coalición nadie le da "consignas ni desde Madrid ni desde Barcelona", y avanza que en cuanto empiecen las negociaciones exigirán la suspensión inmediata del pago de los intereses del FLA.

¿Y las encuestas? Para Oltra, estas no tiene en cuenta muchas de las fortalezas de su coalición, a la que compara con los acuíferos, de los que es difícil saber cuánta agua contienen, pues son subterráneos y por tanto invisibles, pero a su vez, "imprescindibles para la vida". EFE

ca/cbr/srm

(foto) (vídeo) (audio)