Madrid, 18 abr (EFE).- Los vigilantes encargados de los filtros de seguridad en el aeropuerto Adolfo Súarez Madrid-Barajas han asegurado a Efe que entre las cinco y las ocho y media de la mañana se han registrado colas en los accesos de control de más de una hora, un tiempo de espera que Aena niega que se haya producido.

En este Jueves Santo, que coincide con la tercera jornada de huelga indefinida del personal de seguridad privada del aeropuerto madrileño, está previsto que se produzcan 1.143 operaciones aéreas, entre despegues y aterrizajes, y se espera que pasen por sus instalaciones 203.235 pasajeros, entre los de salida y de llegada.

Esta mañana, en concreto entre las cinco y las ocho y media, según Jordi Montejo, miembro del comité de huelga del Sindicato Autónomo de Trabajadores de Empresas de Seguridad de Madrid (ATES), se han producido "grandes aglomeraciones" en los filtros de seguridad y se ha "colapsado todo".

Esta situación ha hecho, según Montejo, que por los filtros vip hayan tenido que pasar cerca de mil personas que tendrían que haberlo hecho por los arcos de los turistas de clase normal, por donde han transitado entre "10.000 y 12.000 personas en ese periodo de tiempo".

Los vigilantes aseguran que el seguimiento de la huelga indefinida es del 100 % y advierten de que continuará siéndolo hasta que se llegue a una solución.

A las once de la mañana, según Montejo, la situación "ha mejorado": "Está a tope, pero el tiempo de paso puede ser de unos veinte minutos".

Fuentes de Aena han negado que los turistas hayan sufrido demoras de más de una hora para atravesar los filtros de seguridad, y han admitido que "ha habido algunas esperas prolongadas, pero no de ese tiempo", que no han precisado.

Las mismas fuentes han recordado que hoy es un día de más trafico porque es operación salida, pero han asegurado que hasta el momento no se ha registrado ninguna incidencia.

Por la cantidad de movimientos de tráfico aéreo que se van a producir y por la huelga que se mantiene, desde Aena han aconsejado a los pasajeros que acudan antes de lo previsto al aeropuerto para que no tener problemas.

La movilización ha sido convocada por el ATES por motivos económicos -entre ellos, el pago de los pluses de aeropuertos, radioscopia y variables a toda la plantilla-, sociales y contractuales -como, por ejemplo, la modificación de todos los contratos de obra y servicio a indefinidos-.

Los servicios mínimos para esta huelga están fijados en el 90 %, con lo que sólo el 10 % de los trabajadores (Ilunion cuenta con 700 vigilantes de seguridad en los filtros de control de Barajas) puede ejercer su derecho a huelga. EFE