Madrid, 15 abr (EFE).- Medio centenar de activistas del movimiento "Extinction Rebellion" han bloqueado el acceso principal a la sede de Repsol en Madrid para reclamar al gobierno que "diga la verdad" sobre el cambio climático y apruebe políticas para reducir las emisiones de carbono "a cero neto para 2025".

La acción comenzó a las siete de la mañana y concluyó sobre las 10:00 tras denunciar que la empresa petrolera "siga quemando combustibles fósiles para el beneficio del capital y la ruina del planeta".

Los activistas se han sentado encadenados en la entrada del edificio con una pancarta en la que se leía "no hay planeta B" mientras gritaban "sin planeta no hay futuro".

Además, han derramado sangre falsa por el suelo para "reflejar la tragedia que hoy se está experimentando por todo el planeta".

La protesta es una de las primeras acciones de la sección española del movimiento "Extinction Rebellion" y se enmarca dentro de la semana de 'rebelión internacional' que ha convocado la organización y que da comienzo hoy 15 de abril.

En un comunicado señalan que "están en rebelión frente a los gobiernos" por su "negligencia criminal, al no abordar con urgencia la crisis climática, ecológica y civilizatoria a la que nos enfrentamos".

"Extinction Rebellion" ha convocado diferentes acciones en varias localidades españolas, entre ellas en Barcelona, donde este lunes habrá una "procesión de luto" a las 18:30 en Plaza Catalunya con motivo de "las especies extintas y por las que están en vía de extinción".

Según portavoces de la organización en España el objetivo es crear "actos de acción directa pacífica" que provoque "una llamada de atención a la ciudadana".

Un portavoz de los activistas, que ha preferido no identificarse, ha explicado a Efe que "esto solo el principio de la rebelión" y que "están dispuestos a crear más acciones reivindicativas en los próximos meses".

El movimiento, que surgió en abril del año pasado en Reino Unido, asegura que ya cuentan con presencia en 49 países.

"Extincition Rebellion" esta constituido, hasta ahora en España, por entidades como La Transicionera, Omal, ODG, Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, Greenpeace, Gastivist, Entrepueblos, Ecologistas en Acción, Climacció, Attac y Climáximo, según figura en su web.

Sus actividades en España arrancaron el pasado día 12 con una concentración ante la Junta General Ordinaria de Accionistas del Banco Santander en la capital cántabra. EFE