Barcelona, 5 abr (EFE).- El técnico del Barcelona, Ernesto Valverde, aseguró este viernes que no ve LaLiga sentenciada ni en el caso de que este sábado ante el Atlético de Madrid su equipo consiga la victoria, aunque admitió que "ganar seria importante".

En la víspera del partido que puede determinar la suerte del campeonato -a falta de ocho jornadas para el final, el Barça tiene ocho puntos de ventaja sobre el Atlético de Madrid-, el técnico azulgrana advirtió de que en enero "muchos ya daban LaLiga por sentenciada".

"No es una distancia definitiva", insistió Valverde, quien se remitió a "las matemáticas" para cerrar el campeonato, y comentó que para este sábado no podrá contar con Ousmane Dembélé, lesionado muscularmente hace tres semanas.

"No va a estar mañana, eso seguro. No sabemos si estará el miércoles (en Old Trafford en partido de la Liga de Campeones), pero no somos partidarios de arriesgar. Estamos dentro de los plazos de recuperación", añadió el técnico extremeño.

Otro de los protagonistas de la rueda de prensa fue el francés Antoine Griezmann, quien, después de descartar jugar en el Barça, volverá a pisar este sábado el césped del Camp Nou, justo cuando renacen los rumores sobre su futuro como azulgrana.

A Valverde no le gustaría que silbaran al francés, como tampoco le gusta que se pite a sus futbolistas. En cuanto a la decisión de Griezmann de continuar con los rojiblancos, el técnico dijo que "cada uno es libre de tomar sus decisiones sobre el futuro".

"Mañana es un partido más, tenemos que estar pendientes de él porque es un gran jugador, pero nada más", insistió Valverde, que no quiso referirse a unas declaraciones del extécnico de la entidad Carles Rexach, ahora asesor de la presidencia, en las que aseguraba que personalmente no ficharía a Griezmann.

"A mí no me gustaría que hablaran de mis jugadores, por lo que intento mantener ese respeto con los jugadores del otro entrenador y del otro equipo", argumentó.

Valverde comentó que con vistas a la alineación y al planteamiento de mañana, el partido de Old Trafford no le condicionará. "El partido ante el Atlético tiene una gran importancia y se la damos; la mejor manera de preparar ese partido es competir en éste", analizó.

Del Atlético destacó su "gran presión alta", que se trata de un equipo "muy ordenado" al que gusta jugar al espacio y a la espalda del rival y que tiene a grandes lanzadores como Koke y Saúl. "Me espero que vengan a buscarnos y que esperen más atrás, tienen capacidad de hacer las dos cosas y creo que veremos las dos durante el partido", afirmó.

Al técnico azulgrana también se le preguntó por Arthur Melo y por Samuel Umtiti. En cuanto al primero, por su discontinuidad en el juego, y Valverde recordó que es la primera temporada del brasileño y que está "haciendo muy bien las cosas".

"Arthur nos ha dado cosas pero la temporada es muy larga", recordó Valverde. Sobre la actuación de Umtiti en Villarreal, el técnico del Barça recordó que el francés ha estado "mucho tiempo parado" y además con "una lesión de largo recorrido".

"Descargar todo el arsenal sobre un jugador no es nuevo. No fue un gran partido por nuestra parte y nuestros defensas sufrieron. Lo veo más como un tema global", dijo.

De Arturo Vidal, sancionado para este sábado, echará en falta la energía y el carácter que da el chileno al equipo: "Nos vendría muy bien, porque ellos aprietan fuerte y no contar con él es un hándicap".

No considera comparable la situación de Kevin-Prince Boateng -apenas utilizado- con la de Álvaro Morata -titular con el Atlético- cuando el segundo también tuvo opciones de recalar en el Barcelona. "Prince sabía a lo que venía", argumentó el técnico.

Valverde señaló que la reacción del equipo en Villarreal, después de empatar en los últimos minutos un partido que en el 90 perdía por 4-2, fue positiva y que servirá para corregir las debilidades del equipo.

"Este año nos estamos rebelando muy bien contra las circunstancias que nos estamos encontrando", insistió Valderde, que recordó que el Barça históricamente no era un equipo que remontara marcadores adversos.

En todo caso, Valverde avisa de que nada está decidido, ni siquiera empatando este sábado: "Nuestra intención es ganar, no hay espacio a las especulaciones". EFE

fa/ism