Kiev, 31 mar (EFE).- La ex primera ministra Yulia Timoshenko se negó este domingo a reconocer su derrota, con el argumento de que los sondeos a pie de urna que la colocan como tercer aspirante más votado en las presidenciales son sospechosos.

"Insto a no tomar los sondeos a pie de urna como una verdad suprema. Es algo deshonesto y manipulador", dijo Timoshenko, al comparecer en su cuartel general.

Timoshenko, que según los sondeos lograría en torno al 14 % de los votos, llamó a sus partidarios a copiar los protocolos de cada colegio para efectuar un recuento paralelo.

"Les pido que vayan a los colegios y defiendan el resultado hasta el final. Luchemos por cada voto", apuntó.

Según los sondeos a pie de urna efectuados por el partido de Timoshenko, Batkivschina (Patria), en más de 18.000 colegios electorales, el actor Vladímir Zelenski ganaría con el 27 %, mientras ella sería segunda con el 20,9 %

Por ello, Timoshenko pasaría a la segunda ronda en vez del presidente, Petró Poroshenko, su enemigo acérrimo desde tiempos de la Revolución Naranja de 2004.

"El país está deseando el cambio. Espera que la mafia que está en el poder se vaya y en Ucrania comience una auténtica reconstrucción", indicó.

Mientras, los diputados de su partido no dudaron en asegurar que los sondeos a pie de urna anunciados por los medios habían sido "un instrumento de manipulación".

Según la compañía TSN, Zelenski logró el 30,1 % de los votos y Poroshenko, el 18,5 %, según informó el canal de la televisión ucraniana 1+1.

Otras encuestas realizadas a la salida de los colegios cuyos resultados fueron divulgados por otros medios ucranianos confirmarían la clara victoria del actor por delante del actual presidente.

En línea con la legislación vigente, Zelenski se batirá con Poroshenko dentro de tres semanas con la Presidencia del país en juego.

Timoshenko, de 58 años, fue la líder de la Revolución Naranja de 2004, lo que le permitió asumir el cargo de primer ministro, aunque dimitió poco después de medio año debido a su enfrentamiento con Poroshenko, principal líder del entonces presidente, Víctor Yúschenko.

Intentó asumir la Presidencia en 2010, cuando perdió ante Víktor Yanukóvich, que sería derrocado en la Revolución del Maidán hace cuatro años, y en 2014, cuando fue batida por Poroshenko.

Más de 34 millones de ucranianos estaban llamados a las urnas, aunque unos cinco millones residentes en los territorios controlados por los separatistas prorrusos en las provincias de Donetsk y Lugansk no pudieron ejercer su derecho al voto. EFE

io/cae/cmm