Barcelona, 25 mar (EFE).- La sección 21 de la Audiencia de Barcelona juzgará a partir de este lunes a Joaquín Benítez, el exprofesor del colegio barcelonés Maristas de Sants acusado de abusar sexualmente de cuatro alumnos, en un juicio que comenzará con el testimonio de las víctimas, a puerta cerrada.

La Fiscalía acusa a Benítez, pederasta confeso, de haber abusado sexualmente de cuatro alumnos menores de edad cuando era profesor de educación física en la escuela Hermanos Maristas Sants-Les Corts y pide para él una pena de 22 años de cárcel y 14 años de inhabilitación.

A raíz de estas acusaciones, también se enfrenta al pago de una indemnización total de 70.000 euros, cantidad que la Fiscalía reclama a Benítez, a su aseguradora y a la Fundación Champagnat, que gestiona el colegio, como responsable civil subsidiaria de los hechos.

La calificación de la Generalitat y del Ayuntamiento de Barcelona, que ejercen la acusación popular, supera a la de la Fiscalía, ya que solicitan 35 y 26 años de prisión respectivamente para Benítez por los abusos infligidos a cuatro alumnos.

Está previsto que el juicio comience a las 10 horas con los interrogatorios a las víctimas, a las que seguirán un testigo y un mosso d'Esquadra, mientras que la declaración de Benítez será el martes, cuando también comparecerá otro testigo y los autores de los informes periciales, y el miércoles será el turno de las conclusiones.

Coincidiendo con el inicio del proceso, colectivos de apoyo a las víctimas han organizado a las 9.30 horas de esta mañana una concentración a las puertas del Palau de la Justicia, sede de la Audiencia de Barcelona, donde acudirán con un manifiesto que, entre otras cuestiones, exige al Govern la retirada del concierto educativo a Maristas Les Corts y a todas las escuelas en las que haya ocurrido algún caso de abuso sexual. EFE

ag/hm/srm/cda