Roma, 21 mar (EFE).- Ramy, al que los medios de comunicación italiano han definido "el niño héroe" por haber escondido el teléfono y llamado a su padre para avisar de que un hombre había secuestrado el autocar donde viajaba con sus compañeros y que lo iba a prender fuego, no tiene la nacionalidad italiana.

Este miércoles, un conductor de autocares de origen senegalés y nacionalizado italiano desde 2004 prendió fuego al autobús escolar con 51 estudiantes que llevaba todos los días para "vengar a los migrantes muertos en el Mediterráneo".

El ministro del Interior, el ultraderechista Matteo Salvini, ha asegurado que hará todo lo posible para que se le retire la ciudadanía italiana a Ousseynou Sy, de 47 años.

Pero la paradoja es que dos de los niños que viajaban en ese autobús, aunque han nacido en Italia no tienen la nacionalidad y ya han llegado varias peticiones para que se la concedan.

El anterior Gobierno progresista intentó introducir la "Ius Solis" (derecho de suelo) para conceder la nacionalidad a cerca 800.000 niños nacidos en el país de padres extranjeros, pero esta nunca progresó por la falta de apoyo del resto de partidos políticos, entre ellos la ultraderechista Liga de Salvini.

Ramy, de 13 años, fue el niño que se escondió el teléfono cuando el conductor los fue retirando y llamó a su padre para que diese la alarma y llamase a los carabineros, que fueron los que detuvieron al autocar y liberaron a los niños rompiendo los cristales.

Ahora su padre, Khalid Shehata, procedente de Egipto ha explicado a la agencia italiana AGI que aunque su hijo ha nacido en Italia y que ellos viven en este país desde 2001 no han conseguido la nacionalidad para su hijo y que sería "muy bonito si ahora se la pudieran conceder".

La misma historia es la de Adam, otro de los 51 niños de un colegio de Crema (norte de Italia), que este miércoles vivieron horas de terror, y que tampoco tiene nacionalidad italiana pues sus padres son de Marruecos.

"No he conseguido nunca reunir todos los documentos necesarios para pedir la residencia, pero este país lo siento como el mio y estoy muy orgulloso de lo que ha hecho mi hijo", explicó a AGI el padre de Ramy.

El líder del antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5S) y ministro de Trabajo, Luigi di Maio, pidió hoy que se conceda la ciudadanía honorífica al niño "que puso en peligro su vida para salvar a sus compañeros".

"Creo que hay que quitar inmediatamente la nacionalidad a ese criminal de ayer (...) pero a uno de los héroes de ayer Ramy, de origen egipcio, hay que reconocerle la nacionalidad", dijo Di Maio, cuyo partido no apoyó la introducción del "Ius Solis",

A esta petición, Salvini se limitó a declarar: "Ya veremos". EFE