Bruselas, 21 mar (EFE).- El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, calificó este jueves de "disparate" la propuesta del presidente de Vox, Santiago Abascal, de permitir que ciudadanos sin antecedentes y en pleno uso de sus facultades mentales puedan disponer de un arma en su casa.

"La propuesta de VOX de autorizar o promover la tenencia de armas por parte de los particulares nos parece un disparate. Nosotros confiamos en la Policía Nacional, la Guardia Civil, las policías autonómicas y locales y en las Fuerzas Armadas, que defienden a todos los españoles", indicó Casado ante la prensa durante una cumbre del Partido Popular Europeo (PPE).

Pasado consideró que "no hace falta que los españoles nos tengamos que defender a nosotros mismos", y puso el ejemplo de Australia, que cuando derogó una ley que favorecía la tenencia de armas, "los homicidios bajaron un 60 %".

España es "uno de los países con menor delincuencia y menos homicidios por habitante", dijo, a la vez que agregó que "esas propuestas demagógicas de VOX son tremendamente irresponsables y, si se me permite, no son muy respetuosas con la labor que hacen nuestras fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado".

Casado explicó que VOX es un partido con el que "compartimos algunas cuestiones", como el pacto para formar Gobierno en Andalucía, en el que el PP "no renunció absolutamente a nada de lo que está en nuestro programa o nuestro ideario pero".

Por otro lado, aseguró que "estamos en contra de otras muchas, como la supresión del Estado de las Autonomías, o la política que tienen de inmigración o la política que pretendían tener sobre la lucha contra la violencia de género".

Preguntado por si estaría dispuesto a repartir carteras de gobierno con VOX tras las elecciones generales, Casado respondió que "me encantaría estar ya en esa hipótesis, eso quiere decir que en efecto podemos sumar".

"Yo lo que voy a intentar es tener una mayoría suficiente. Salgo a ganar, no a empatar. Por lo tanto, yo aspiro a la mayoría absoluta. Si no es posible, a un pacto de investidura y, si no, habrá que hacer un pacto de legislatura o un pacto de gobierno", indicó.

Casado recordó que esas son "las tres modalidades que son posibles a la hora de establecer acuerdos con otros partidos para gobernar".

Señaló también que "tendrán que decidirlo ellos y, si sumamos con Ciudadanos, pues ya tenemos experiencia de gobierno en cuatro autonomías y ahora una quinta, que es Andalucía, y si hay acuerdos puntuales de otras fuerzas políticas, pues se aceptarán".

En opinión del líder del PP, "la pena es que el PSOE no haya decidido estar en el bloque constitucionalista y haya decidido estar con los independentistas y con los comunistas de Podemos".

"Es Sánchez el que ha decidido ser un radical, ser un extremista, y estar con los enemigos de España. Yo ya he dicho que estaré con todos aquellos que defiendan la Constitución, la prosperidad y la concordia en España", añadió.

Casado reconoció en todo caso que mantiene "muchas discrepancias con todos los partidos y por eso vamos a las elecciones por separado".

Pero apuntó que "ya he dicho que también deberíamos reflexionar si en España ahora lo que hace falta es concentrar el voto, aunar esfuerzos, unir a todos los electores del centro derecha para pedir que Sánchez deje el Gobierno, o si quieren seguir haciendo campañas sin propuestas.

Preguntado por quién sería su cabeza de lista para las elecciones europeas y su número dos al Congreso, declaró que será algo que "sabremos a lo largo de esta semana". EFE

rja/emm