Madrid, 25 feb (EFE).- De las manos de Jesús Alonso Iglesias (Madrid, 1972) han salido los dibujos originales que han dado cuerpo a los personajes de "Spider-Man: Un nuevo Universo", la ganadora esta madrugada del Oscar a la mejor película de animación: "Spiderman es ya de mi familia", asegura en declaraciones a Efe.

Alonso Iglesias vio anoche desde su casa madrileña la ceremonia de los Oscar con "muchos nervios" porque aunque "Spider-Man: Un nuevo Universo" era favorita y venía avalada, entre otros premios, por los Bafta y los Globos de Oro, era consciente de que competían con producciones muy importantes.

"Cuando empezaron a poner los trailer de las demás películas pensé ¿y si todos los pronósticos están equivocados?, y luego fue un alegrón enorme", rememora el dibujante, cuyo nombre llegó hasta los estudios de Marvel y Sony gracias al primer director de arte que tuvo el filme, su compañero Alberto Mielgo, con el que trabajó en Madrid.

Le llamó en 2016, le dijo las "excelentes" condiciones de trabajo -"mi situación era entonces tirando a dificililla"-, y que "si todo salía bien" aquello le cambiaría la vida porque tendría una enorme repercusión pero que no podía adelantarle absolutamente nada más.

Solo hasta una semana después no supo que se trataba de una superproducción de Hollywood y que cualquier cosa relacionada con su trabajo era "ultra secreta", tanto que su hijo, entonces de 8 años, no podía decírselo "absolutamente a nadie", rememora.

"Luego, cuando empezaron a salir los trailer se desquitó. Se lo dijo a todo el mundo y fue también cuando me di cuenta de que había gente como yo, haciendo ese trabajo, en todo el mundo", se ríe.

Tras pasar un periodo de prueba de unas semanas haciendo dibujos, en su estilo, "clásico, pero forzando proporciones y características", se puso a crear en su "tablet" la línea general de los personajes, de Spiderman a Miles Morales pasando por Peter Parker "y casi todos los malos".

En esa tarea estuvo hasta mediados de 2017 y, tras un parón, retomó de nuevo el trabajo para desarrollar los personajes, añadiéndoles "personalidad" que ayudara a los animadores así como en los dibujos para la campaña publicitaria.

Alonso Iglesias se había dedicado durante siete años a la animación, para los estudios Milímetros y Fancy Full Arts, pero en 2001, "cuando el mercado empezó a decaer", decidió dejarla para dedicarse a la ilustración, el cómic y la publicidad.

"No me quejo, he conseguido mantenerme. Ilustrar libros de texto me ha dado de comer y he tenido la oportunidad de hacer 'Silhouette' -Dolmen- con Víctor Santos, que acaba de sacar su versión de su tebeo en Netflix, y con El Torres 'El fantasma de Gaudí' -Dibbuks-, Premio del Salon del Cómic de Barcelona", señala.

Que la película de Spiderman haya ganado el Oscar, intuye, le va a dar "posibilidades muy interesantes" porque la norteamericana "es una industria muy potente y, además, es que las críticas han sido muy positivas en todos los países.

"En casa tenemos un altar con todos los muñecos de Spiderman, es ya uno de mi familia; espero que empiecen a salir cosas importantes y es cierto que una posibilidad es irme a trabajar a Los Ángeles", añade el madrileño que, de momento, sigue trabajando en "cosas secretas" de animación y algún cómic que espera que guste "a los editores" y pueda publicarlo. EFE